MOTOSTUDENT 2018

La experiencia de fabricar una moto 100% eléctrica de competición desde cero

MotoStudent es una competición de motos eléctricas, diseñadas y fabricadas por estudiantes de todo el mundo, que se celebra cada dos años. La edición de 2018 fue la primera experiencia del ePowered RACING, un equipo integrado por alumnos de varias disciplinas de la Universidad Politécnica de Cataluña.

El equipo de EEBE ePowered RACNG, durante la competición MotoStudent 2018.
El equipo de EEBE ePowered RACNG, durante la competición MotoStudent 2018.

La V edición del torneo MotoStudent, una competición internacional de motos eléctricas entre estudiantes universitarios, supuso el debut del equipo ePowered RACING, formado por alumnos de la Universitad Politécnica de Cataluña. Durante 18 meses, cada equipo tiene que desarrollar el vehículo con el que el piloto correrá desde cero, y buscando un apoyo financiero que no siempre se encuentra. Por el contrario, el torneo supone un escaparate para los participantes de cara a su futura inclusión en el mercado laboral. Para los integrantes del equipo, la primera experiencia es más que satisfactoria, y ya piensan en la siguiente edición que se celebrará en 2020.

Joan Ferrao (Team Leader), Yara Acebo (jefa de Markéting), Marc Llusà (responsable de Basculante y Suspensión Trasera), Pau Llanes (Transmisión), Álex Torrubia (BMS) e Iván Calderero (Transmisión), algunos de los 22 miembros del equipo, atendieron a Híbridos y Eléctricos.

Equipo ePR01 copia

Todos los miembros del ePowered RACING durante la presentación de su moto eléctrica.

¿Cómo fue la experiencia del equipo ePowered RACING en la Motostudent 2018? ¿Estáis satisfechos con los resultados conseguidos?

Marc Llusà: Fue la culminación de dos años de trabajo en la que ves materializado un sueño. Estamos más que satisfechos, no hay palabras para describirlo. Pero, por supuesto, de cara a la siguiente competición, vamos a por el premio “Best MotoStudent”.

¿Cómo habéis visto las motos y equipos de la competencia? ¿Es cierto que los equipos alemanes tienen una importante infraestructura detrás y mucho apoyo, tanto público como privado? En este sentido, ¿nos queda mucho camino por recorrer en España?

Yara Acebo: Es cierto que había equipos con infraestructuras mayores que la nuestra, con presupuestos más importantes. Pero también había equipos que competían en las mismas o peores condiciones de apoyo externo –o interno– que nosotros. Creo que igualmente, y con los recursos de los que disponíamos, podemos decir que hemos obtenido resultados por encima de equipos con mejor y peor apoyo, por lo que la infraestructura, aunque importante, no lo es todo.

No sé si decir que en España nos queda mucho por recorrer, diría que en general, las universidades deberían apoyar más a proyectos como el nuestro puesto que este tipo de experiencias forjan a los ingenieros del futuro más allá de la teoría que se puede impartir en las clases.

¿Cuáles han sido los mayores progresos técnicos que ha logrado el equipo? ¿Y a nivel empresarial, qué experiencia os lleváis?

Marc Llusà: Partiendo de cero, el equipo ha sido capaz de diseñar y fabricar una moto 100% eléctrica de competición.

Habéis diseñado una caja de cambios para vehículos eléctricos ligeros desde cero; y habéis ensamblado y gestionado un paquete de baterías de ion litio por vosotros mismos. ¿Veremos alguno de vuestros desarrollos en la industria? ¿Servirán de punto de partida para nuevos proyectos industriales?

Pau Llanes: Yo creo que sí, de hecho ya existen motos eléctricas de calle con caja de cambios, y por ejemplo en los Fórmula E algunos prototipos ya incorporan cajas de 2 y 3 marchas. Desde luego el mundo de la movilidad eléctrica tiene mucho potencial, y se desarrollarán muchas innovaciones que provengan de las tecnologías ya existentes o conceptos completamente nuevos.

¿Qué supone para los miembros del equipo, a nivel personal, haber participado en la competición Motostudent? ¿Es cierto que es un trampolín al mundo profesional?

Yara Acebo: Participar en un proyecto como el ePowered RACING significa aprender a trabajar en equipo. Aquí aprendemos a resolver los problemas que surgen entre todos, a cumplir fechas límites y a hacer todo lo posible para conseguir el objetivo que se ha fijado. Formar parte del equipo te enseña a enfrentarte a los problemas de la vida real de un ingeniero antes de terminar tu carrera. De esta manera, cuando nos introducimos en el mundo laboral, tenemos una pequeña ventaja al haber experimentado lo que es realizar un proyecto de ingeniería real, no teórico.

Álex Torrubia: Por supuesto que estar en el ePowered RACING nos abre las puertas a muchas empresas. Los que nos contratan, al saber que procedemos de un equipo de MotoStudent, nos ven con mejores ojos, puesto que viniendo de un equipo que ha realizado un proyecto de ingeniería ya tenemos una base para trabajar en una empresa del sector.

¿Habéis recibido comentarios de los patrocinadores? ¿Están satisfechos con los resultados obtenidos?

Iván Calderero: Los patrocinadores que vinieron a la competición estaban muy contentos con los resultados obtenidos. Nos han llegado emails felicitándonos por lo que hemos conseguido.

Para terminar, hablemos del futuro. ¿Qué viene después del MotoStudent 2018? ¿Seguiréis desarrollando la moto o es hora de sacar conclusiones?

Joan Ferrao: Ahora viene MotoStudent 2020. Desarrollaremos esta moto para evolucionarla y conseguir mejorarla para alcanzar la victoria en la próxima edición de MotoStudent. Primero reflexionaremos sobre todo lo que ha ocurrido hasta ahora y sobre los obstáculos que hemos encontrado y como solucionarlos. Después de un proceso de selección comenzaremos de nuevo a trabajar en la ePR01 y empezar a desarrollar la próxima moto.

Conversaciones: