A LA VENTA EN VERANO POR 25.000 EUROS

NXT Rage, una motocicleta eléctrica que competirá con Harley-Davidson, Zero y Ligthning

La nueva NXT Rage presentada en Utrech está construida sobre un monocasco de fibra de carbono, más resistente y ligero que los diseños convencionales. Una motocicleta eléctrica de altas prestaciones que llegará este verano al mercado por 25.000 euros.

NXT Rage, la motocicleta eléctrica presentada en el MotorBeurs Utrecht.
NXT Rage, la motocicleta eléctrica presentada en el MotorBeurs Utrecht.

La empresa NXT Motors ha presentado en la feria del motor de Utrech la nueva NXT Rage, una motocicleta eléctrica de altas prestaciones diseñada sobre un monocasco de fibra de carbono. La startup holandesa no ha desvelado sus especificaciones técnicas aunque sí ha afirmado que las reservas para su adquisición se abrirán tras la primavera de 2019, cuando la NXT Rage entre en producción, con las primeras entregas previstas para el verano.

Cada año, en el MotorBeurs Utrecht, se presentan las últimas novedades en el sector de las motocicletas. Durante el pasado fin de semana tuvo lugar la exposición a la que acompañan espectáculos de acrobacias, demostraciones, clases gratuitas y talleres sobre mecánica y deporte. Un escenario ideal para la presentación de la nueva NXT Rage.

Previamente al desarrollo de su primera motocicleta eléctrica de producción, NXT ha trabajado sobre dos prototipos, la NXT Raw y la NXT Rage, una versión previa al modelo de preproducción que ahora se presenta.

La NXT Rage es una motocicleta eléctrica de la categoría “naked”, sin carenado, que permite al piloto adoptar una postura de conducción deportiva y a la vez cómoda. El diseño está basado en un monocasco de fibra de carbono que, según afirma la compañía, es el doble de resistente y un 25% más ligero que las motocicletas eléctricas de la competencia. Un diseño similar al de la Arc Vector presentada en Milán, aunque esta es una versión limitada y exclusiva de tan solo 355 unidades, cada una de ellas con un precio de 102.000 euros, lejos del precio de la NXT Range.

La empresa anuncia unas prestaciones sobresalientes para la nueva NXT Range que serán confirmadas y certificadas en la primavera de este mismo año, cuando finalice el desarrollo del modelo definitivo y se abra el plazo de reservas y la producción en serie. Para ser uno de los primeros afortunados en recibir las primeras unidades, en verano de este mismo año, es necesario un depósito inicial de 950 euros.

Por el aspecto que muestra la unidad de preproducción de la NXT Range, se adivina que su precio no será precisamente asequible. El espacio que se reserva para la batería indica que su autonomía estará en línea con los últimos modelos de motocicletas eléctricas que se han presentado este año. Además, sus frenos dobles en la rueda delantera indican una gran potencia disponible en su motor que le permitirá alcanzar altas velocidades. La suspensión, suministrada por Öhlins indica que su manejo y sus características dinámicas la situarán en el segmento de las motocicletas de alto rendimiento, ofreciendo una gran calidad de conducción.

La NXT Rage permitirá una posición de conducción itnermedia entre la deportividad y la comodidad. Destaca la pantalla de 7 pulgadas situada sobre el manillar

La NXT Rage permitirá una posición de conducción itnermedia entre la deportividad y la comodidad. Destaca la pantalla de 7 pulgadas situada sobre el manillar.

La NXT Range cuenta también con una gran pantalla a color de 7 pulgadas que libera el manillar de elementos visibles, dejando un diseño limpio y abierto. Su altura es lo suficientemente baja como para que el piloto pueda adoptar una posición deportiva y lo suficientemente alta como para permitir largos desplazamientos con comodidad o para su uso diario en la ciudad.

Según Harm Besseling, Director y Jefe de Desarrollo Técnico de NXT Motors, los motores eléctricos ofrecen la oportunidad de innovar en el diseño, abandonando los esquemas tradicionales. “NXT Motors quiere ofrecer a sus clientes una motocicleta que utiliza el máximo de posibilidades técnicas y les ofrece la mejor experiencia”, ha explicado. Su catálogo de modelos se ampliará con variantes diseñadas para otros segmentos como “los modelos Enduro, las Superbikes y motos más tranquilas para largos cruceros”, ha añadido.

La NXT llegará a un mercado en el que la competencia está siendo cada vez mayor, como demuestran los dos nuevos modelos llegados desde California de la mano de Zero y Ligthning que se presentarán definitivamente en las próximas semanas o la ya conocida Livewire de Harley-Davidson. Según EVnerds el precio de la NXT Rage rondará los 25.000 euros, que la sitúa en un punto intermedio entre sus competidoras.

Conversaciones: