Híbridos y Eléctricos

160 KILÓMETROS DE AUTOMÍA

Pursang comienza a fabricar la scrambler española, la moto eléctrica Pursang E-Track

La marca española que rememora a la mítica moto que se fabricó desde los 60 da comienzo a la fabricación de su particular scrambler eléctrica, la Pursang E-Track, y además dejan entrever sus planes para el año próximo

Pursang E-Track.
Pursang E-Track.

Revivir modelos del pasado está de moda, es un hecho. Así lo probarían múltiples modelos que después de ver cesada su vida comercial, al cabo de los años las propias firmas tirarían de solera para volver a sacar el modelo en cuestión puesto al día en cuanto a estética y tecnología pero respetando su imagen, algo que se está volviendo común en el campo de los coches eléctricos, y parece que también de las motos eléctricas. Esto mismo es lo que han hecho los fundadores de la moto eléctrica en cuestión hoy, la Pursang E-Track.

Y es que aunque se trate de una empresa completamente nueva que usa el nombre de un modelo de Bultaco que se fabricó en los 60 y 70, echar mano de un nombre que en el pasado tuvo relevancia pone las cosas mucho más fáciles a la empresa emergente al dotarla de una imagen personalidad que difícilmente hubieran logrado de tener que desarrollar un producto desde cero sin nada en que basarse.

Ayer mismo mencionábamos otra nueva empresa emergente que, al igual que Pursang, tiene como sede Barcelona. Se trata de LUPA Motors, y están decididos a lanzar un coche eléctrico español para 2023, el H26.

En el caso de la Pursang, la moto en la que se basa es la Bultaco Pursang, que como mencionado se fabricó en desde los años 60 hasta principios de los 80, y se trataba de una moto de cross que tenía un punto de utilidad en el día a día. Se podría decir quela Pursang E-Track respeta este enfoque off-road de la Bultaco, pero desde luego no será tan capaz fuera del asfalto ya que su reinterpretación eléctrica se hace en clave scrambler.

Su esquema eléctrico sin duda estaría a la altura de las actuales circunstancias del mercado, y sin duda en cuanto al precio que plantea. La Pursang E-Track equipa un motos fabricado por Bosch y que rinde 11 kW (14,75 CV), por lo que en términos de potencia se equipararía a motocicletas térmicas de 125 centímetros cúbicos. El motor cobraría vida gracias a un triple paquete de baterías, colocados en serie, de 2,4 kWh cada uno, lo que en total llega a 7,2 kWh de capacidad y llevan a la E-Track a alcanzar una autonomía teórica de 160 kilómetros, que serán menos si rodamos de manera constante a los 120 kilómetros hora que la firma catalana anuncia de velocidad máxima.

Hace meses, concretamente en febrero, anunciábamos los precios que las dos motocicletas eléctricas tendrían en su llegada a España. La gama de Pursang partiría de los 8.700 euros de coste de la E-Street, y seguiría con los 12.700 euros de la E-Track, que teniendo un enfoque algo más dirigido a su conducción off-road, hace gala de neumáticos y suspensiones más capaces en este sentido. Habrá una edición especial llamada "Founders Edition", que lucirá detalles dorados y acabados en fibra de carbono de las cuales se fabricarán 60 unidades a razón de 13.700 euros cada unidad.

En una contacto que Electric Vehicle Web dice haber tenido con el fundador de la nueva Pursang, Orion Renart, adelanta el catalán que la fabricación de sus motocicletas eléctricas está a punto de dar comienzo, ya que tienen un objetivo de alcanzar 400 unidades comercializadas durante 2021, además de la incursión en demás países Europeos, así como la intención futura de adentrarse en el mercado indio, un exponente en términos de venta.

Conversaciones: