Híbridos y Eléctricos

PARA EL MERCADO INDIO

Revolt RV400, una motocicleta eléctrica asequible con 150 kilómetros de autonomía

La Revolt RV400 es una motocicleta eléctrica urbana que alcanza los 85 km/h de velocidad máxima y que puede recorrer 156 kilómetros con cada carga de su batería, que además podrá intercambiarse en un futuro servicio ofrecido por el propio fabricante.

Se presenta la Revolt RV400.
Se presenta la Revolt RV400.

El fabricante indio Revolt ha presentado la RV400, una motocicleta eléctrica asequible, comparable en cuanto a potencia y velocidad a una motocicleta de 125 cc de combustión. Su autonomía, 156 kilómetros, ampliable mediante un futuro sistema de intercambio de baterías, y su velocidad máxima, 85 km/h, la convierten en un vehículo ideal para la ciudad.

India tiene planeado establecer una de las regulaciones más agresiva del mundo para incentivar la adopción de vehículos eléctricos de dos ruedas. A partir de 2025, todas las motocicletas y los scooters que se vendan allí tendrán que ser eléctricos. En un país en el que la tasa de uso de este tipo de vehículos es tan alta, la inversión en este mercado, para los fabricantes nacionales y extranjeros, se convierte en una apuesta prácticamente segura.

Con este objetivo, la austriaca KTM y la india Bajaj Auto ya se han puesto manos a la obra a través del convenio que mantienen desde 2012. También la inglesa Royal Enfield, ha anunciado una importante inversión en los próximos años al igual que las marcas japonesas. La oportunidad de negocio también se abre para los fabricantes nacionales como Revolt Motors, una startup india que, desde hace varios años, trabaja en su primera motocicleta eléctrica.

Revolt RV400

Revolt RV400.

La Revolt Motors RV400 equivale a una motocicleta de combustión de 125 cc. Su hábitat natural es la ciudad, aunque su velocidad máxima, 85 km/h, le permite adentrarse en algunas vías algo más rápidas. Su batería es fácilmente extraíble y, aunque no se conoce por ahora su capacidad , si se han dado cifras de autonomía con 156 kilómetros con cada carga. Tampoco se ha revelado la potencia de su motor que oscilará entre los 6 y los 10 kW que está unido a la rueda trasera mediante una correa.

Revolt anuncia la inclusión funciones como el arranque sin llave, la posibilidad de escanear su posición a través del GPS, e incluso un programa de telemetría que permite monitorizar de forma remota los datos de cada recorrido. Una de las características más curiosas de esta motocicleta es la inclusión de cuatro sonidos programados entre lo que se puede elegir para avisar a los peatones de la presencia de la motocicleta. Una opción que, en algunos países, comenzará a ser obligatoria a partir de este mismo año.

Revolt fabricará el RV400 en su fábrica de Haryana, que tiene una capacidad de producción anual de 120.000 unidades. No se conoce por ahora el precio de venta de la RV400 aunque se espera que esté en el rango de los 1.200 y los 1.600 euros al cambio, similar al de los scooters de la también india Ather Enegy, uno de los competidores más importantes con los que se encontrará Revolt.

Intercambio de baterías

Revolt también está trabajando en poner en marcha una red de intercambio de baterías que pueda ser utilizada por los usuarios de la RV400. Aprovechando la facilidad con la que se extrae la batería, en estas estaciones se dejarán las baterías descargadas y se sustituirán por una completamente llena, con la que recuperarán de nuevo toda la autonomía de la motocicleta.

Batería extraible de Revolt

Batería extraible de Revolt.

La empresa no ha especificado el sistema de pago que establecerá para este servicio ni si vendrá acompañado por la obligatoriedad de alquilar la batería, de modo que el usuario no tenga que preocuparse por si la batería que intercambia está más o menos degradada que la suya. El intercambio de baterías se combina con un servicio de entrega a domicilio de baterías cargadas que obligará al pago de una cuota mayor.

Probablemente el sistema será similar al que ofrece la Gogoro mediante un servicio de suscripción que habilita el intercambio en las más 1.000 estaciones instaladas en Taiwán. Una estrategia que ha llamado la atención de Yamaha, que ha firmado un acuerdo con Gogoro para diseñar sus propios scooters eléctricos de modo que sean compatibles con el sistema de batería intercambiable de Gogoro.

Conversaciones: