Híbridos y Eléctricos

22.000 KM DE PRUEBAS EN BERLÍN

El scooter eléctrico de Unu sale a la venta con una interesante oferta de lanzamiento

Con 22 prototipos y 22.000 kilómetros recorridos en las pruebas previas en Berlín, Unu pone a la venta su scooter eléctrico de segunda generación con un precio de entrada de 2.800 euros.

La segunda generación del scooter eléctrico de Unu puede incorporar una segunda batería bajo el asiento y aumentar su autonomía hasta los 100 kilómetros.
La segunda generación del scooter eléctrico de Unu puede incorporar una segunda batería bajo el asiento y aumentar su autonomía hasta los 100 kilómetros.

Tras anunciar hace ya más de un año la renovación de su primer scooter eléctrico, Unu ha logrado pasar todas las pruebas de homologación de su nuevo modelo, que ahora ya es posible reservar a través de su página web. Superar los trámites burocráticos abre la puerta a la empresa alemana para centrarse en la producción y en la venta de su scooter eléctrico de segunda generación. Unu lo ofrece con numerosas opciones de personalización para la potencia de su motor y la batería y una autonomía de hasta 100 kilómetros, en función de las opciones que se elijan. El precio del modelo más básico es de 2.800 euros, mientras que el de mayor potencia asciende a los 3.900 euros.

Las pruebas de homologación y la pandemia del coronavirus han retrasado los planes de Unu. Un año después de su presentación, algunos de los miembros del equipo de esta startup alemana ya están inmersos en la planificación de los recursos, la logística y la gestión de los suministradores. Su socio industrial, Flex, ya está en disposición de iniciar la fabricación de los scooter que los clientes han ido reservando. La configuración del scooter de Unu y el pago pueden realizarse a través de internet, y Unu se encarga de enviar el scooter a la dirección que indique el cliente. Los pedidos anticipados recibirán un descuento de 100 euros, un casco gratis y un tercer año de garantía valorada en 129 euros (la garantía estándar es de dos años). 

La segunda generación del scooter eléctrico de Unu incorpora un motor central, suministrado por Bosch, montado en el basculante trasero de un solo brazo, que en función de su potencia da lugar a las tres configuraciones posibles. La versión de entrada cuenta con una potencia de 2 kW, similar en cuanto a prestaciones a las de motor de combustión de 50 cc, suficiente para recorridos urbanos. Su precio es de 2.799 euros. La intermedia la eleva hasta los 3 kW y cuesta 3.299 euros. Por último, la versión de mayores prestaciones, con 4 kW está disponible por 3.899 euros. Estas dos últimas versiones cuentan con una aceleración inicial mucho más fuerte y permiten elegir entre más opciones de color y personalización. En todos los casos Unu ofrece el leasing del scooter durante 36 meses con un límite de 5.000 kilómetros al año, pagando una cuota mensual de 69, 79 u 89 euros por cada una de las configuraciones.

cajon scooter eléctrico unu

El cajón bajo el asiento del scooter eléctrico de Unu es uno de los más grandes del mercado.

La velocidad máxima que puede alcanzar el scooter eléctrico es de 45 km/h, adaptada a las regulaciones actuales que limitan la velocidad máxima de este tipo de vehículos. Para detenerse cuenta con frenos de disco hidráulicos delanteros y traseros, apoyados por el sistema de frenado regenerativo que proporciona el motor en la rueda trasera.

La batería, suministrada por LG Chem, dispone de una capacidad de 1,7 kWh con la que es posible recorrer 50 kilómetros. Bajo el asiento, Unu asegura ofrecer uno de los compartimientos de almacenamiento más grandes del mercado, en el que se puede colocar una segunda batería, ampliando su autonomía hasta los 100 kilómetros. El peso de las baterías, 10 kilogramos permite extraerlas y recargarlas en cualquier enchufe doméstico.

El formato del scooter de Unu ha modernizado el diseño habitual buscando un aumento de la ergonomía. El asiento es lo suficientemente grande para transportar a dos personas, para lo que el scooter cuenta con dos reposapiés plegables para el pasajero. Debajo de él, junto a las baterías, pueden depositarse también un par de cascos.

En el manillar, Unu ha sustituido las clásicas agujas indicadoras por una pantalla digital, que informa sobre el estado del vehículo en cuanto a la carga de la batería y la autonomía disponible, así como la velocidad y los datos del ordenador de a bordo. La información que ofrece se puede ampliar si se conecta con el teléfono móvil y se descarga la aplicación desarrollada por Unu. Con ella se tiene la posibilidad de contar con navegación GPS, monitorización en remoto del estado de la batería, llave digital para su arrancar y parar el scooter, un sistema antirrobo que funciona a través de la ubicación, y un sistema de claves digitales que permite autorizar el uso del scooter a otras personas desde cualquier lugar.

22 scooter de prueba

Varios miembros del equipo de Unu ocupan su tiempo con las pruebas de los 22 prototipos fabricados por la empresa. Conducen más de 100 kilómetros cada semana por las calles de Berlín, lo que les ha llevado a recorrer más de 22.000 kilómetros en total. Durante esta fase han probado la respuesta de los motores en cuanto a potencia y aceleración, la autonomía de las baterías y la puesta a punto del software y el hardware en el mundo real.

Tras cuatro años de arduo trabajo, su ingeniero mecánico asegura estar realmente orgulloso del desarrollo avanzado por esta segunda generación de su scooter eléctrico.

Conversaciones: