Híbridos y Eléctricos

MODELO CONCEPTUAL

Trevor DTRe Stella: una moto eléctrica californiana de off-road con versiones de campo y calle

Trevor Motorcycles anuncia una ronda de financiación exitosa gracias a la cual podrán poner en producción a la Trevor DTRe Stella, una moto eléctrica de off-road conversiones de calle y campo equivalente a una 125 centímetros cúbicos.

Trevor DTRe.
Trevor DTRe.

La motocicleta eléctrica que toma protagonismo en estas líneas es obra de la start-up californiana Trevor Motorcycles, y se trata de una moto eléctrica que de enfoque off-road que tendrá versiones tanto adaptadas a circulación pública como, puramente, de cross. Se trata de la Trevor DTRe Stella, una moto eléctrica, casi, artesanal.

Y decimos explícitamente tendrá, ya que aún se encuentra en una fase conceptual. No obstante la empresa acaba de obtener un fuerte impulso económico en su último ronde de financiación, lo que les valdrá para acercar su producto a producción.

En un artículo publicado por la web The Pack, Jeroen-Vincent Nagels, cofundador de Trevor Motorcycles ha comentado: "Esta inversión nos permite seguir creciendo y poner en marcha nuestra producción. Estamos felices de poder finalmente salir a la carretera con nuestras Trevor. Todos los equipos involucrados en el proyecto han trabajado duramente para mantener el desarrollo y la fabricación a pesar de las dificultades asociadas con la crisis de salud. ¡Este es un gran logro para todo el equipo!".

En esta última ronda de financiación la empresa americana ha podido hacerse con un millón de euros más para sacar su proyecto adelante provenientes de un inversor canadiense, lo que supone que ahora la empresa tiene un valor total de más de cinco millones de euros.

Las dos versiones de la Trevor DTRe eléctrica.

Las dos versiones de la Trevor DTRe Stella eléctrica.

De momento Trevor Motorcycles tiene planteadas dos versiones distintas para su DTRe Stella eléctrica. De los dos modelos la más interesante es sin duda la que goza de las especificaciones necesarias para homologarse como una moto eléctrica para calle, denominada simplemente "Street Legal", mientras que la versión para uso en circuitos y campo se llama "OFF-ROAD". Además, la empresa californiana ha tenido en cuenta las restricciones y limitaciones existentes en Europa, por lo que es de esperar que si consiguen poner en producción su moto eléctrica llegue a nuestro mercado.

A pesar de estar distingidas por sus restricciones y enfoque, las características técnicas de ambos modelos son idénticas. El principal protagonista de la Trevor DTRe Stella es un motor eléctrico dispuesto de manera central (no de tipo buje) que rinde una potencia nominal de 11 kW (14,76 CV), lo que a ojos de la normativa europea la convierte en un modelo equivalente a una motocicleta de gasolina de 125 centímetros cúbicos, por lo que en España se podría pilotar con el carnet de coche o el específico A2 y superiores.

No obstante la batería de la que se alimenta la certifica como un juguete para adultos más que una herramienta de transporte, ya que tan sólo tiene una capacidad de 2,7 kWh. Se trata de una cifra habitual y suficiente en scooters eléctricos de potencia mucho menor (como las que hemos probado nosotros mismos) pero dada la potencia de la Trevor DTRe Stella se antoja insuficiente. De hecho la compañía dice que da para una hora y medio de uso, que tiene sentido si el fin es lúdico, pero se quedará corto si pretendemos usarla a diario.

Trevor-DTRe-Stella-Electric-Motorcycle-15-scaled

Versión de calle de la Trevor DTRe eléctrica.

A los 11 kW de su motor eléctrico se le unen 260 Nm de par motor, lo que debería resultar en una divertida experiencia de conduccion si tenemos en cuenta que tan sólo pesa 79 kilos. La velocidad máxima, por su parte, es de 95 kilómetros por hora.

A pesar de encontrarse en una fase conceptual la empresa ya admite pedidos para su moto eléctrica, por lo que su apariencia y especificaciones no deberían variar demasiado cuando entre en producción. Trevor anuncia un precio de 12,995 euros para la versión de off-road, mientras que la versión para uso en calle eleva su tarifa hasta los 14.495 euros. Se trata de un precio relativamente pero justificado en parte con una atención al detalle superior a lo habitual y con componentes entre los que figuran nombres como Öhlins para la suspensión.

Conversaciones: