NISSAN, AUDI, PORSCHE, MERCEDES, BMW, JAGUAR...

La Fórmula E, el 'Gran Circo' de los fabricantes de coches eléctricos

La Fórmula E afronta su quinta temporada con grandes expectativas, nuevos coches más competitivos, mayor autonomía y, sobre todo, un apoyo cada vez mayor de los grandes fabricantes de automóviles, incluso más de los que están activos en la Fórmula 1 a día de hoy.

El Audi e-Tron FE05 en acción para la temporada 2018-2019 / Newspress
El Audi e-Tron FE05 en acción para la temporada 2018-2019 / Newspress

La Fórmula E ha conseguido un crecimiento espectacular en tan solo 4 años, expandiéndose en todos los sentidos de manera que cada vez tiene un peso y una repercusión mayor a nivel mundial entre todos los campeonatos regidos por la FIA. Esto ha permitido que las marcas y fabricantes muestren su apoyo y lleven equipos de manera oficial, elevando el nivel del campeonato tanto con pilotos oficiales como con tecnología puntera de máximo nivel.

En la temporada inaugural ya estaba desde un principio Renault junto al equipo DAMS (formando el equipo Renault e.dams), formando un equipo temible ya que habían estado muy cercanos al desarrollo del monoplaza original, que de hecho tenía como nombre Spark-Renault SRT_01E. Renault logró ganar el campeonato de equipos en los tres primeros años antes de perder la corona en su último año. En esta quinta temporada no será Renault la que apoye a e.dams sino Nissan, su marca gemela dentro de la Alianza Renault-Nissan.

Mahindra es otro de los equipos que ha estado desde la temporada inaugural, teniendo una mejoría más que notable a partir de la tercera temporada cuando empezaron a acumular podios de manera constante para acabar terceros en el campeonato. En total han sumado hasta tres victorias, perfeccionando sus sistemas de propulsión que ellos mismos han desarrollado.

Audi es otra de las marcas que ha participado desde el principio en la Fórmula E y para la próxima temporada también estará Porsche, reforzando la presencia del grupo alemán, que se centrará en el certamen de monoplazas eléctricos tras terminar su programa en el Mundial de Resistencia. A través de la estructura de carreras Abt, con la que ha estado en el DTM desde hace más de una década, Audi ha logrado grandes resultados desde un principio, siendo subcampeones en 2015/2016 y 2016/2017 antes de asegurar el campeonato en 2017/2018. Tienen también la particularidad de haber mantenido a sus dos pilotos durante todos estos años: Lucas di Grassi y Christian Abt.

En el segundo año entró DS, de la mano de Virgin Racing, añadiéndose así la presencia oficial del Grupo PSA en el campeonato una vez era posible contar con motores propios, ya que en el primer año eran provenientes de Renault. DS Virgin ha logrado ganar carreras en todas las temporadas en las que han estado juntos. No obstante, para la 2018/2019, DS Performance formará equipo con el equipo Techeetah (entidad china que compró el Team Aguri) mientras que Virgin utilizará mecánica Audi igual que Abt.

En 2016/2017 entraron dos fabricantes nuevos, el primero de ellos Jaguar: su primer equipo oficial de carreras desde que abandonaron la Fórmula 1 en 2004. En las dos temporadas en las que han participado aún no han logrado subirse a lo más alto del podio, si bien sus resultados mejoraron mucho en la pasada temporada: un podio en Hong Kong y hasta cuatro cuartos puestos para casi cuadruplicar su cosecha de puntos con respecto a su primer año.

Andretti, otro de los equipos originales del campeonato, anunció justo antes de empezar la temporada 2016/2017 que comenzó una asociación técnica con BMW. La idea era que los alemanes se familiarizaran durante un par de años con la tecnología de la Fórmula E antes de lanzarse como equipo oficial. Pese a que no han sumado aún ninguna victoria, los estudios han sido positivos y BMW ha dado el paso oficial como equipo esta temporada bajo el nombre de BMW i Andretti Motorsport. Teniendo en cuenta su rendimiento en los test de pretemporada, pueden estar entre los equipos a batir en esta campaña.

Quizás el más desconocido en tierras europeas (en estos momentos) sea NIO, la marca china que adquirió el equipo británico NextEV para hacerse un hueco en la Fórmula E y así avanzar con el desarrollo de sus vehículos eléctricos de producción en serie. NIO entró en 2017/2018, si bien en la temporada inaugural, aún con los colores de NextEV, Nelson Piquet Junior logró hacerse con el campeonato por tan solo un punto.

De manera similar, Venturi es conocida sobre todo por algunos deportivos de alto rendimiento de la década de los noventa, habiendo desaparecido y luego revivido. También es uno de los equipos originales, aunque esta temporada será también suministrador del equipo HWA. Este detalle es importante porque HWA es equipo de carreras satélite de Mercedes, pues las flechas de plata también estarán en el campeonato la próxima temporada.

Con este panorama y tantas marcas involucradas (Nissan, Audi, Porsche, Mercedes, DS, Venturi, NIO, BMW, Jaguar y Mahindra), está claro que la Fórmula E tiene un gran potencial de cara al futuro del desarrollo de la automoción. De hecho, en esta búsqueda por mejorar los sistemas de propulsión eléctricos, se ha creado un nuevo monoplaza espectacular, más potente y con mucha más autonomía que su antecesor, en un espacio de tiempo de tan solo 4 años.

Conversaciones: