Híbridos y Eléctricos

MÉTODOS DE CARGA

Los coches eléctricos dispararán el negocio de la carga inalámbrica

Mientras su crecimiento anual será del 38,7%, el negocio de la carga inalámbrica se verá especialmente impulsado por el sector de los vehículos eléctricos.

La mayoría de coches eléctricos serán compatibles con la carga inalámbrica en dos años.
La mayoría de coches eléctricos serán compatibles con la carga inalámbrica en dos años.

La mayoría de vehículos eléctricos serán compatibles con la carga inalámbrica en los próximos dos años, abriendo un mundo de oportunidades a empresas como Qualcomm, que ha estado desarrollando esta tecnología con diversos fabricantes de automóviles durante los últimos siete años.

Según un estudio titulado ''Wireless Charging Market by Technology & Industry Vertical - Forecast to 2025", publicado por ResearchAndMarkets.com, el volumen total de negocio del mercado de carga inalámbrica fue de 5,2 millones de dólares en 2017, pero será de 71,213 millones en 2025, aumentando una media anual del 38,7% desde este mismo año hasta el citado 2025.

Crecimiento en paralelo con los vehículos

El aumento del volumen de negocio para la tecnología inalámbrica irá de la mano con el aumento de las ventas de eléctricos, buses y automóviles, que a su vez estarán cada vez más adaptados a estos sistemas. Además, el desarrollo constante de modos de carga portable y de dispositivos portátiles, que, como el Apple Watch, empiezan a utilizar sistemas parecidos, auparán aún más el desarrollo de esta tecnología. Sin embargo, se espera que sus costes y que su tiempo de carga sea más largo en comparación con la carga por cable sean aspectos que obstaculicen su crecimiento en el mercado.

2018051409485111600

Los vehículos eléctricos e híbridos enchufables (PHEV) serán de gran ayuda para la industria de carga inalámbrica, ya que el crecimiento constante del que gozan y gozarán alimentará la demanda de sistemas de carga inalámbricos. De hecho, se espera que la demanda de esta tecnología para coches eléctricos se multiplique en un espacio corto de tiempo. BMW, por ejemplo, ya lanzó su propio sistema de carga inalámbrico para sus vehículos, desarrollado por la citada Qualcomm. Estos avances en la industria automotriz, que se sumarán a los desarrollados por otras patas de la industria tecnológica ayudarán a crear una demanda sostenida de estos sistemas en los próximos años.

Actualmente, Asia domina el mercado en materia inalámbrica, seguido por el de Norteamérica. Concretamente, China es el país donde más negocio genera esta tecnología y Estados Unidos es el dominador del mercado de América del Norte. Durante el próximo año no se esperan cambios en esta tendencia. Por industrias, la del automóvil fue, en 2017, la que más generó a las empresas que desarrollan sistemas de carga inalámbrica, seguida por la de electrodomésticos y tecnológica y por la industrial. Del mismo modo, este año debería mantenerse la tendencia.

Conversaciones: