Híbridos y Eléctricos

ASÍ SERÁ LA INVERSIÓN PARA LA PRÓXIMA DÉCADA

Las marcas gastarán 300.000 millones más en desarrollar nuevos coches eléctricos

Se aproximan inversiones sin precedentes en el coche eléctrico por parte de la industria automotriz: Alemania liderará el grupo de países inversores y China será el principal destino de las mismas.

Volkswagen I.D. Crozz Concept.
Volkswagen I.D. Crozz Concept.

Tras la aprobación de los nuevos límites de emisiones para 2030 y el reciente giro que está tomando el mercado de la movilidad hacia la electrificación, los fabricantes globales de automóviles planean invertir hasta 300.000 millones de dólares (260.000 M€) en los próximos cinco a diez años para acelerar la transición de la industria hacia energías más limpias que los combustibles fósiles. Pero lo más destacable del dato ofrecido por Reuters no es la ingente cantidad que se seguirá invirtiendo en el coche eléctrico, sino el origen y el destino de tal flujo financiero.

Este volumen de inversiones sin precedentes en la industria automotriz, liderado en gran parte por el Grupo Volkswagen y motivado por las recientes medidas para endurecer las emisiones de dióxido de carbono de los vehículos, servirá para asegurar el progreso de los avances tecnológicos que han permitido mejorar la autonomía, velocidad de carga y costes de las baterías. Además, según el análisis que hace Reuters de la información publicada por las compañías, un nuevo objetivo que se vislumbra en el horizonte es el de hacer más atractivos los coches eléctricos y adaptarlos a los gustos de las nuevas generaciones.

Según este reciente informe de la agencia de noticias Reuters, se estima que de los 300.000 millones, casi 140 mil tengan su origen en las marcas de automóviles alemanas y la industria auxiliar del mismo país. De estos, que suponen casi la mitad de la inversión global en la electrificación de vehículos, más de la mitad (71.700 millones) irán a parar a China, que se sitúa como principal destino de las inversiones. El liderazgo del Gigante Asiático en el desarrollo y la fabricación de nuevos coches eléctricos es tal que 135.700 millones irán a parar a su industria.

reuters-informe-2

Origen y destino de las inversiones en la electrificación de la industria automotriz durante la próxima década. Fuente: Reuters

De hecho, del total de la inversión extranjera que recibirá la industria del vehículo eléctrico china, la mitad tendrá su origen en Alemania. “El futuro de Volkswagen se decidirá en el mercado chino”, aseguró Herbert Diess, CEO de Volkswagen y su grupo, que tiene una relación de largo recorrido con dos fabricantes chinos, SAIC y FAW, a través de dos proyectos conjuntos. En Volkswagen consideran que China “llegará a ser una potencia en la automoción mundial”, pues ofrece “el contexto idóneo para desarrollar la próxima generación de coches”, dijo Diess.

De los 300.000 millones que se invertirán en los próximos años en la industria del coche eléctrico, prácticamente un tercio ($91.000.000.000) saldrán de las arcas del Grupo Volkswagen. Para hacernos a la idea de la magnitud económica de estas inversiones, estamos ante cifras equiparables al PIB de países como Hong Kong (300.965 M€), Sudáfrica (309.109 M€), o Israel (313.035 M€) en el caso de toda la industria, o el potencial económico de Marruecos o Ucrania (96 y 97 mil millones de euros, respectivamente) en lo que se refiere al desembolso de Volkswagen AG.

datos-macro-

La inversión de la industria es equiparable al PIB 2017 de Hong Kong, Sudáfrica e Israel, y la de Volkswagen a la de Marruecos o Ucrania. Fuente: DatosMacro

La estrategia de electrificación de Volkswagen y las marcas que componen su grupo incluye el lanzamiento de 50 coches puramente eléctricos y otros 30 modelos con motores híbridos en los próximos seis años. El ambicioso objetivo del grupo alemán es el de conseguir fabricar más de 15 millones de vehículos eléctricos a partir de 2025. Además, los 300 modelos de automóvil que ofrecen las 12 marcas que componen el grupo se ofrecerán, como mínimo, con una versión electrificada.

En lo que a inversión se refiere, en segunda posición le sigue Daimler, su compatriota y rival, con un gasto que asciende a 42.000 millones de dólares. Por su parte, el primer productor de Estados Unidos, General Motors, ha anunciado que invertirá 8.000 millones de dólares en electrificación y conducción autónoma, una cifra que se ubica muy por debajo de la magnitud en la que se mueven sus rivales alemanes. De hecho, en el gráfico que ilustra el estudio de Reuters, Estados Unidos se sitúa como la tercera potencia en cuanto a inversión en electrificación de la industria del automóvil con 39.000 millones de dólares.

Conversaciones: