NUEVAS CELDAS 2170

Así consigue Tesla aumentar la energía de la batería del Model 3

El secreto de la mayor energía específica de la batería del Tesla Model 3 no solo es consecuencia de las nuevas celdas 2170 sino de una mejora de su empaquetamiento en el interior de los módulos.

La batería del Tesla Model 3 esconde su secreto en el empaquetamiento de los módulos y las celdas.
La batería del Tesla Model 3 esconde su secreto en el empaquetamiento de los módulos y las celdas.

Un video publicado por EVTV muestra los secretos internos de un módulo y una celda de la batería del Tesla Model 3. En las imágenes podemos comprobar el sistema de refrigeración de las celdas, que recorre cada uno de los módulos y los materiales internos encargados de la seguridad. El desmontaje de la batería desvela que su elevada energía específica, que alcanza los 159,5 Wh/kg, es muy superior a la de la batería del Tesla Model S, gracias a un cuidado empaquetamiento de las celdas.

En otras ocasiones ya se ha mostrado en vídeo el interior de una celda de la batería del Tesla Model 3, su sistema de control de temperatura y sus conexiones internas. En esta ocasión, Jack Rickard ha publicado, a través de su canal de Youtube, difundido por el blog EVTV, otro vídeo en el que muestra el interior de un módulo individual y una celda 2170, ofreciendo algunas explicaciones esclarecedoras sobre sus secretos tecnológicos.

Al inspeccionar el módulo, Rickard resalta los canales del circuito de refrigeración que serpentean a través de cada fila de celdas, transportando el líquido refrigerante. Cada uno de los espacios abiertos en su interior está ocupado por un material de color azul claro “desmenuzable y suave”. Aunque se había especulado que esta sustancia podía tratarse de un retardante del fuego, Rickard cree que su función es hacer que los componentes internos del módulo sean más robustos y resistentes.

Interior del módulo de la batería del Tesla Model 3 en el que se distinguen los canales de refrigeración de las celdas

Interior del módulo de la batería del Tesla Model 3 en el que se distinguen los canales de refrigeración de las celdas.

Cada sección del módulo contiene 46 celdas 2170, todas ellas sujetas por un adhesivo epoxi, rígido y con una alta resistencia a las tensiones y cargas, gracias a su estructura termoestable. Según calcula Rickard, con una capacidad por celda de 4,8 Ah, la arquitectura de cada módulo contiene 235 Ah, de los que 220 Ah son utilizables. Para confirmar estas estimaciones, que considera bastante precisas, anuncia que realizará algunas pruebas de capacidad.

Ya en el interior de las celdas, con la carcasa exterior retirada, Rickard desenrolla sus 86,36 centímetros mostrando las capas de ánodo-cátodo y separador. Comparado con las celdas 18650, que utiliza la batería del Tesla Model S, la diferencia de capacidad real de almacenamiento de energía entre ambas celdas no es muy grande. Las celdas 18650 alcanzan una energía específica de 240 Wh/kg, mientras que la de las celdas 2170 es de 247 Wh/kg.

Si bien la mejora entre una y otra celda parece bastante leve, al incorporar los otros materiales que conforman el paquete completo de la batería la energía por unidad de peso del Model S es de 126,7 Wh/kg, mientras que la del Model 3 se eleva hasta los 159,5 Wh/kg. Esto supone una mejora sustancial cuyo secreto no solo está en la química de las celdas, sino en el aprovechamiento del espacio a la hora de empaquetar la batería.

Además de estos aspectos sobre la composición interna y la capacidad energética real de la batería del Model 3, el vídeo muestra mucha más información que puede ser de interés para los especialistas en este campo y para los entusiastas de la tecnología.

Conversaciones: