Híbridos y Eléctricos

SE EMPLEARÁN EN EL RESTO DE SUS COCHES ELÉCTRICOS

Cinco avances tecnológicos del Ford Mustang Mach-E que seguramente no conocías

El Ford Mustang Mach-E no solo inaugura la gama de coches eléctricos del fabricante, sino que ha servido para desarrollar una serie de tecnologías que serán incluidas en el resto de sus modelos eléctricos.

Tecnología interior del Ford Mustang Mach-E.
Tecnología interior del Ford Mustang Mach-E.

El Ford Mustang Mach-E ha sido un desafío para los ingenieros y diseñadores de la empresa, ya que debe responder a lo que se espera de un vehículo con su nombre, y además es una nueva base tecnológica para la marca. Desde su presentación, el fabricante ha desvelado prácticamente todas sus características técnicas. Sin embargo, hay una serie de hitos tecnológicos que tienen una importancia fundamental y que servirán para los modelos eléctricos que Ford ponga en el mercado. Cinco de estos detalles técnicos destacan sobre el resto.

De la mano de Ted Cannis, Ford puso en marcha en octubre de 2017 un equipo especial de desarrollo llamado Team Edison, que cuenta con la participación de pequeños equipos regionales. Su objetivo es hacer frente a los cambios en la industria del automóvil en su camino hacia la electrificación, y para eso cuenta con una inversión cercana a los 4.000 millones de euros en cinco años.

El Ford Mustang Mach-E es el primero de los resultados de este trabajo, que va más allá de la creación de un vehículo eléctrico de altas prestaciones. Esta semana, en una rueda de prensa, Mark Kaufman, director global de electrificación de la compañía, proporcionó cinco detalles tecnológicos sobre el Mach-E que muestran el esfuerzo extra realizado durante su desarrollo para que sus tecnologías puedan utilizarse en el resto de los vehículos eléctricos de la gama que están por venir.

Dos baterías, dos sistemas de tracción, diferentes objetivos

El Ford Mustang Mach-E es el primer coche eléctrico de la compañía y tiene la obligación de poder convertirse en el único coche que posea una familia media. Para eso debe ofrecer un gran habitáculo, muy espacioso y mucha autonomía, compitiendo además con otros modelos ya están en el mercado o que llegarán en breve. Eso le exige satisfacer a aquellos que quieran recorrer con él más de 400 kilómetros sin recargar, pero también responder al nombre que lleva en su calandra: Mustang es sinónimo de altas prestaciones y alto rendimiento.

Para responder a estos dos perfiles, Ford ha desarrollado dos baterías de distinta capacidad. La de autonomía estándar de 75,7 kWh de capacidad, con 420 kilómetros de autonomía, y otra “Extended Range” de 98,8 kWh de capacidad y 600 kilómetros de autonomía. Dentro de la opción de batería más grande, el equipo de desarrollo estableció una línea divisoria entre la versión de tracción trasera y la versión de tracción total. La opción de tracción total está preparada para aquellos que buscan el mayor rendimiento del coche. En este caso, el diseño de la batería está pensado para que se pueda extraer energía de ella lo más rápido posible.

El Ford Mustang Mach-E se ofrece con dos baterías de diferente capacidad

El Ford Mustang Mach-E se ofrece con dos baterías de diferente capacidad.

El diseño de la pantalla interior

Bajo la dirección ejecutiva de Jim Hackett, Ford se ha centrado en una estrategia de creación rápida de prototipos para obtener los mejores diseños posibles para las pantallas informativas interiores. Se han incluido algunos diseños en una fase de desarrollo muy temprana, a base y bocetos y maquetas, para que los consumidores pudieran probarlas lo antes posible.

El trabajo comenzó hace aproximadamente dos años y medio. Kaufman asegura que buena parte de esa labor inicial que Ford ha impulsado con esta creación rápida de prototipos en China, ha influido en gran medida en el diseño de la interfaz hombre máquina del Mach-E, particularmente en el gran tamaño de la pantalla central de 15,5 pulgadas.

Con las primeras interacciones, los ingenieros se dieron cuenta de que los consumidores aprecian la existencia de una rueda física para variar el volumen del equipo multimedia que pudiera manejarse sin necesidad de retirar la vista de la carretera. La solución que el equipo ofreció inicialmente ha llegado a producción. Con ella se evita la implementación de un complejo interruptor situado detrás de la pantalla y un sistema que ofreciese una retroalimentación háptica. Finalmente, la solución es una perilla real situada sobre la propia pantalla.

Pantalla de 15,5 pulgadas del Ford Mustang Mach-E

Pantalla de 15,5 pulgadas del Ford Mustang Mach-E.

Pantalla multimedia en html

El Ford Mustang Mach-E estrena el nuevo sistema de información y entretenimiento llamado Sync 4A que es muy diferente al que implementan los modelos de Ford actuales. Su principal novedad es que está codificado en HTML5, la quinta revisión del lenguaje de programación HTML, que es el que se utiliza hoy en día en la mayoría de las páginas webs que pueden consultarse en internet.

Para Kaufman, esto supone un gran avance, ya que no solo ofrece una total personalización del diseño del sistema, sino que permite mover algunas de las funciones que se usan con más frecuencia al primer plano. Además, facilita futuras actualizaciones que pueden cambiar completamente el aspecto de la interfaz.

Ciberseguridad para las actualizaciones OTA

Ford cuenta con un equipo interno de seguridad cibernética que se ocupa de velar por el cumplimiento de las leyes de privacidad, y se asegura de que los sistemas estén protegidos. Según Kaufman "nos tomamos muy en serio la confianza de nuestros clientes", y precisamente por eso el desarrollo del software ha sufrido diferentes retrasos, y es la razón por la que todavía no se ha alcanzado su versión definitiva con la que llegarán al mercado las primeras unidades.

Actualizaciones OTA y conducción autónoma

Con el permiso de Tesla, el Mustang Mach-E será uno de los primeros modelos producidos en masa que permitirá actualizar su firmware. Ford espera ofrecer sus primeras actualizaciones en los seis meses posteriores a las primeras entregas. Además, Kaufman aseguró que entre ellas se lanzará una actualización que incluirá “una serie de capacidades adicionales de asistencia al conductor”. El directivo no quiso aclarar su estaba aludiendo sistema opcional de asistencia que Ford planea implementar en el Mach-E que podrá activarse después de la compra inicial del coche y que compite con el Autopilot de Tesla y el Super Cruise de General Motors.

Conversaciones: