Híbridos y Eléctricos

PROMETE COCHES ELÉCTRICOS CON 800 KM DE AUTONOMÍA

Samsung presenta sus baterías de electrolito sólido, un 50% menos voluminosas que las actuales

Investigadores de Samsung han descubierto que, añadiendo una capa de plata-carbono en el ánodo, pueden reducir su espesor y la batería puede soportar mayor capacidad, además de mejorar su seguridad.

Samsung presenta sus baterías de electrolito sólido: promete coches eléctricos con 800 km de autonomía
Samsung presenta sus baterías de electrolito sólido: promete coches eléctricos con 800 km de autonomía

Las baterías con tecnología de electrolito sólido apuntan a ser la gran apuesta del coche eléctrico, las baterías llamadas a ofrecer más autonomía en el vehículo, más seguridad y mayor densidad energética. En esta dirección apuntan distintos actores de la industria, incluidos pesos pesados como Samsung. Ahora, investigadores del Instituto Avanzado de Tecnología de Samsung y del Instituto de Investigación y Desarrollo de la firma coreana en Japón han presentado sus últimos avances sobre estas baterías y la perspectiva es halagüeña.

Los investigadores han publicado un estudio la revista Nature Energy sobre sus últimos avances en las baterías con electrolito en estado sólido. Los investigadores de la compañía coreana han desarrollado un prototipo de batería que permitiría a un coche eléctrico tener 800 kilómetros de autonomía por carga, con una vida útil superior a 1.000 ciclos de carga y descarga.

Las baterías de estado sólido utilizan electrolitos sólidos, a diferencia de las baterías de iones de litio que se utilizan en la actualidad, que permiten aumentar la densidad energética y tener baterías más seguras. Sin embargo, los ánodos metálicos de litio que se utilizan en las baterías de estado sólido son propensos a desencadenar el crecimiento de dendritas, las cuales pueden producir efectos secundarios poco deseables que reducen la vida útil y la seguridad de la batería.

Para evitar la creación de dichas dendritas y sus efectos adversos, los investigadores de Samsung han empleado por primera vez una capa de plata-carbono (Ag-C) en el ánodo. Los investigadores descubrieron que añadiendo una capa de Ag-C, la batería podía soportar mayor capacidad, tener una mayor duración y mejoraba su seguridad.

Con sólo 5 µm de espesor (un micrómetro es la milésima parte de un milímetro), esta capa ultra fina de plata-carbono ha permitido reducir el espesor del ánodo y aumentar la densidad volumétrica de energía hasta los 900 Wh/litro. Esto significa que, a igualdad de capacidad, el prototipo de las celdas permite hacer baterías un 50% menos voluminosas que las actuales baterías de iones de litio.

Conversaciones: