Híbridos y Eléctricos

7 PROPUESTAS DE LA INDUSTRIA

Los coches eléctricos serán autosuficientes gracias a los paneles solares

Estas son las propuestas más prometedoras de la industria para como paso previo a que los paneles solares conviertan a los coches eléctricos en vehículos autosuficientes.

Coches eléctricos y solares, la promesa del automóvil autosuficiente.
Coches eléctricos y solares, la promesa del automóvil autosuficiente.

Actualmente ya existen varias propuestas que apuestan por implementar un sistema de paneles fotovoltaicos sobre la carrocería de los coches eléctricos para aprovechar la energía del sol y aumentar su autonomía. Por ahora las soluciones “reales” no permiten muchos alardes en este campo porque la capacidad de absorber energía y la eficiencia de estos sistemas ronda el 20%. Para que sea rentable todo el proceso que supone situarlos sobre un automóvil, deberían reducir de forma significativa los costes que supone el componente más caro de un coche eléctrico: la batería.

En la movilidad eléctrica se dan la mano las energías renovables y los trenes motrices alimentados por baterías. Si bien es fácil, o al menos muy posible, recargar el coche en casa o en un punto público usando fuentes renovables, llevar implementado un sistema fotovoltaico que aproveche el sol como fuente de energía en el propio coche es algo más complejo. El propio Elon Musk dijo en 2017 que "el lugar menos eficiente para poner energía solar es el automóvil".

Los paneles fotovoltaicos deberían ser capaces de aprovechar la energía solar (la luz, realmente) para convertirla en energía y guardarla en la batería. Si su capacidad de obtención de energía fuese elevada y la eficiencia alta, esto permitiría reducir el tamaño de la batería, el elemento más caro de un coche eléctrico, y haría económicamente rentable todo el trabajo de implementación.

A pesar de que la incorporación de esta tecnología al automóvil está todavía en su primera fase, algunos de los grandes fabricantes de automóviles y sobre todo empresas nuevas están desarrollándola con el objetivo de que forme parte de su oferta ahora o dentro de unos años. Estas son algunas de las propuestas que se conocen.

Squad Mobility, el cuadriciclo cero emisiones

Squad Mobility desarrolla nuevos conceptos de movilidad urbana basadas en soluciones de movilidad personal y servicios públicos con un pequeño cuadriciclos eléctrico y solar llamado Squad. Mide 2.000 mm de largo, 1.000 mm de ancho y 1.600 mm de alto. Monta dos motores eléctricos en las ruedas de 2 kW de potencia cada uno. Es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 45 km/h, aunque en función de las regulaciones locales existe una versión que alcanza los 80 km/h.

En este caso, la energía puede provenir de la que pueda captar el panel fotovoltaico situado en su techo que ofrece entre 20 y 30 kilómetros de autonomía por día. Si se necesita más, se pueden montar dos baterías de litio cuyo rango es de 50 kilómetros diarios. Se pueden cargar directamente desde la red con un enchufe común o incluso, al ser portátiles, retirarlas y cargarlas en otro lugar. Es posible además adquirir una batería extra por 1.450 euros.

Squad Mobility

Puede transportar a dos personas y está pensado para las “ciudades europeas que no están especialmente diseñadas para automóviles", asegura la empresa. Su pequeño tamaño y su diseño compacto facilitan el estacionamiento, durante el cual puede aprovechar la energía del sol para recargar la batería. Según Robert Hoevers, CEO de Squad Mobility, el Squad puede llegar a cargar hasta 9.000 kilómetros cada año “en un en un país soleado, lo que hace de él un vehículo libre de emisiones para la mayoría de los usuarios que conducen de media alrededor de 30 km diarios durante 300 días al año”.

Las dos variantes que se venden, que utilizan la misma mecánica y se diferencian por el cierre de la zona de carga. El precio de venta del vehículo es actualmente de 5.000 euros y para reservarlo es necesario dejar una señal de 500 €.

Lightyear One, la eficiencia aerodinámica

Presentado en junio de 2019, el Lightyear One es un coche eléctrico que, además de una batería de litio que se recarga en la red, cuenta con 5 m2 de paneles fotovoltaicos sobre su carrocería. La empresa holandesa que lo comercializará afirma que pueden generar 1,25 kW de potencia para cargar el coche eléctrico a una velocidad de 12 kilómetros por cada hora de exposición.

Bajo el piso del habitáculo se encuentra una batería de iones de litio capaz de ofrecer, sin el apoyo de los paneles solares, hasta 400 kilómetros de autonomía. La empresa anuncia que gracias a su eficiencia tendrá un consumo medio de energía eléctrica de 8,3 kWh cada 100 kilómetros.

El Lightyear One llega a San Francisco, California

En caso de que los paneles solares funcionen a su máxima capacidad de producción, la autonomía podría llegar hasta los 725 kilómetros en el ciclo WLTP. El Lightyear One ya se puede reservar a través de su página web por 149.000 euros y se espera que las entregas comiencen a principios de 2021. La compañía ha afirmado que las primeras 100 unidades ya están reservadas

Hyundai Sonata Hybrid, la propuesta “más real”

El Hyundai Sonata Hybrid 2020 es un coche híbrido que equipa paneles solares en el techo con los que se puede cargar la batería entre un 30 y un 60 por ciento al día. Se trata de un híbrido no enchufable movido por un motor de gasolina de dos litros al que acompaña un pequeño motor eléctrico de 38 kW de potencia que se alimenta de una pequeña batería. El fabricante coreano declara abiertamente que su sistema de techo solar "juega un papel de apoyo" para su motor híbrido.

hyundai-sonata-hybrid-01

Según los cálculos del fabricante, con 6 horas de carga diaria se pueden conseguir hasta 1.300 km de autonomía al año. Las células fotovoltaicas empleadas en el techo del coche pueden recargar la batería tanto si el coche está en movimiento como si está estacionado. En condiciones ideales de radiación solar (en verano al mediodía, con una intensidad de 1.000 W/m2), el sistema puede llegar a producir hasta 100 Wh de energía en una hora.

Stella Era, el coche heliotrópico

Al igual que las plantas heliotrópicas, que dirigen sus hojas y flores en dirección al sol, el Stella Era es un coche eléctrico y autónomo que se puede programar para que cambie por sí mismo su lugar de aparcamiento para estar siempre al sol. Su propietario no tiene que preocuparse de ir a buscarlo. Gracias a la geolocalización y a la sincronización de la agenda, el coche se encarga de dejarlo y recogerlo en el lugar y a la hora indicada.

Además, según su fabricante, “es una estación de carga sobre ruedas", gracias a sus sistema de carga bidireccional V2G.que puede alimentar a otro vehículo o incluso verter energía a la red.

Con cuatro ocupantes a bordo, el Stella Era tiene un alcance de 1.200 kilómetros según el ciclo WLTP y, optimizando su eficiencia puede alcanzar los 1.800 kilómetros. El secreto radica en la aerodinámica, en el peso y la eficiencia eléctrica del automóvil. Para impulsarse cuenta con dos motores eléctricos en rueda desarrollados por la propia compañía, que llegan a alcanzar una eficiencia del 98,5 % a la hora de transforma la energía que reciben de la batería en movimiento.

Sono Sion, un coche familiar y solar

El Sono Sion es uno de los coches eléctricos solares más prometedores hasta la fecha. Su característica diferenciadora son los paneles solares que recubren su carrocería. Según Sono Motors, añaden 34 kilómetros más de autonomía a los 250 kilómetros que ofrece su batería de 35 kWh de capacidad, según el ciclo WLTP.

Con un diseño de las proporciones de un coche familiar, dispone de espacio para cinco pasajeros y un maletero de 650 litros. Su motor eléctrico de 120 kW (161 CV) ofrece un par motor 290 Nm, logrando alcanzar una velocidad máxima de 140 km/h.

sono-sion-pruebas

La fabricación arrancará en la segunda mitad de 2020, por lo que se espera que las primeras entregas se realicen a finales de ese mismo año o a principios de 2021. Su precio, con la batería en propiedad es de 25.500 euros aunque existirá una opción de alquiler de la batería por la que hay que pagar una cuota de entre 90 y 140 euros al mes, que permitirá reducir el precio inicial hasta los 16.000 euros.

Toyota Prius

En septiembre de este año, Toyota, Sharp y NEDO (New Energy and Industrial Technology Development Organization of Japan, una organización pública japonesa dedicada a la promoción de tecnologías industriales) anunciaron su colaboración para desarrollar un Prius que, teóricamente, podría funcionar para siempre con energía solar. "La ventaja del automóvil solar es que, si bien no puede conducir a larga distancia, es realmente independiente de las instalaciones de carga", declaró el gerente de proyectos de Toyota Koji Makino, a dijo a Bloomberg.

El Prius solar de Toyota, Sharp y NEDO

Las células solares de Toyota, Sharp y NEDO tienen solo unos 0,03 mm de espesor lo que permite que se puedan colocar en todas las superficies del coche incluidas las zonas curvas del techo y el capó. En el prototipo alcanzan un nivel de eficiencia del 34%, cuando la media del mercado es del 20%.

El último en unirse, el Tesla Cybertruck

Contradiciéndose a sí mismo, y a sus declaraciones de 2017, hace unos días, Elon Musk confirmó en Twitter que el nuevo Tesla Cybertruck sería el primero de sus automóviles en ofrecer paneles solares de forma opcional para extender el alcance. El precio por agregar estos paneles solares al vehículo aún no se ha publicado.

Paneles solares opcionales del Tesla Cybertruck

Tesla había rechazado el uso de paneles solares en sus automóviles por su escasa eficiencia. Sin embargo, la tecnología ha avanzado y el trabajo de los competidores ha convencido a Musk y a los ingenieros de Tesla de su viabilidad. Los paneles solares del Cybertruck podrán agregar 24 kilómetros de autonomía al día lo que supone la mitad de las necesidades promedio de los conductores de Estados Unidos. Según las estadísticas estos recorren 48 kilómetros cada día en sus desplazamientos.

Una promesa para el futuro

Las siete propuestas resumidas indican claramente que los vehículos solares no serán algo habitual en la industria automotriz en un futuro cercano. Sin embargo, sí constituyen una promesa para formar parte de las fuentes de energía de los coches eléctricos, hasta el momento en el que en un futuro más lejano, lleguen a convertirlos en vehículos autosuficientes.

Conversaciones: