Híbridos y Eléctricos

CON HASTA 200 AUTOBUSES

ElectReon implementa una red de carga inalámbrica para autobuses urbanos

Realizar la recarga inalámbrica de los vehículos de transporte público al mismo tiempo que realizan su labor, es algo que ha conseguido la empresa ElectReon. Tecnología que ya se encuentra disponible en la ciudad de Tel Aviv.

La empresa ElectReon ha sido la protagonista en llevar este proyecto a buen puerto
La empresa ElectReon ha sido la protagonista en llevar este proyecto a buen puerto

La red de abastecimiento para vehículos eléctricos sigue copando los principales proyectos de ingeniería del sector. Los cargadores de próxima generación con enormes potencias para facilitar la recarga de grandes vehículos como barcos, camiones o autobuses en el menor tiempo posible es algo de sustancial importancia. Pero, ¿y si esa recarga se produjese de forma inalámbrica sobre la propia carretera mientras el vehículo hace su labor con normalidad? Esta idea ya es una realidad gracias a la empresa ElectReon, la cual ha llevado a cabo una importante inversión de cara a potenciar el uso de la electrificación en el transporte urbano. 

Esta compañía de origen israelí ha estado trabajando en la construcción de un sistema de carreteras con carga inalámbrica incorporada en las inmediaciones de Tel Aviv. Este proyecto es parte de un acuerdo de cinco años entre esta y la compañía Dan Bus Company, donde se han invertido un total de 9,4 millones de dólares. Esto implica el compromiso por parte de estas corporaciones de proporcionar un total de 200 autobuses eléctricos con carga inalámbrica activa en las estaciones de la ciudad

De esta forma esperan restar niveles de emisiones de gases nocivos a la ciudad israelí, así como incentivar la adquisición de vehículos eléctricos cero emisiones para las distintas capitales mundiales. Aunque, en los últimos meses, la incorporación de estos vehículos ha ido en claro aumento en ciudades como Londres o Madrid, donde el transporte público neutro de emisiones se encuentra adquiriendo un importante auge. Algo que esperan aumentar considerablemente a través de este proyecto de ingeniería de recarga inalámbrica, que aunque no es el primero que conocemos de este tipo, sí que es uno de los que más relevancia ha logrado y mayor posibilidad de hacerse realidad de forma casi inmediata. 

El proyecto que hoy nos presentan desde ElectReon y Dan Bus Company, vio la luz verde el pasado septiembre de 2020, después de mostrar su funcionamiento a sus mandatarios y distintas autoridades de la ciudad israelí. Su función es simple: durante un corto recorrido de aproximadamente 100 metros, se incorporará bajo la superficie de la carretera los distintos dispositivos con los que se llevará a cabo la recarga inalámbrica de los autobuses

La red de recarga se sitúa bajo la propia calzada

La red de recarga se sitúa bajo la propia calzada.

El tramo inicial, con el que han podido probar su efectividad, tiene el inicio en la Universidad de Tel Aviv, llegando hasta una de las estaciones más cercanas a dicho punto inicial. Durante sus primeras pruebas han podido confirmar el correcto funcionamiento de sus bobinas de transmisión de electricidad, así como el sistema de control y monitoreo remoto. Este realizaba la recarga del vehículo correctamente cuando se encontraba en marcha, así como cuando se detenía para subir o bajar pasajeros en la propia estación.

Gracias a este avance, desde Dan Bus Company han conseguido reducir el tamaño de la propia batería del autobús, ya que no será necesaria una mayor autonomía, redundando directamente en un menor peso total del vehículo, así como en un menor tiempo de inactividad del mismo por necesidad de recarga, extendiendo en notablemente sus horas de funcionamiento efectivo y logrando equipararse mucho más a los anteriores autobuses movidos por bloques diésel. 

Una vez garantizada su efectividad, el primer paso para la incorporación de esta tecnología será la instalación de la red de carga inalámbrica en 100 autobuses, así como incorporar bajo el suelo el equipamiento necesario en las principales terminales de transporte público del norte de la ciudad. Seguidamente, la segunda fase, ampliará esta red a otros puntos estratégicos de Tel Aviv, junto a nuevas regiones ubicadas en el sur de Israel. 

Alcanzar esta segunda, y última, fase tendrá una demora de dos años, y una vez que se alcance, el país contará con una flota de 200 autobuses y una red de carga inalámbrica en puntos destacados de su geografía, aunque desde la directiva de ElectReon ya tienen las miras puestas en su internacionalización y la incorporación de su tecnología en nuevos mercados mundiales. 

Conversaciones: