Híbridos y Eléctricos

GIGAFACTORÍA DE BERLÍN

Se deja ver el primer prototipo real de las nuevas celdas 4680 de Tesla

Poco a poco la teoría se va haciendo realidad. Gracias a la apertura de la planta alemana hemos podido descubrir cómo serán las nuevas baterías estructurales de Tesla.

celdas-4680-tesla
Se deja ver el primer prototipo real de las nuevas celdas 4680 de Tesla

Este fin de semana la Gigafactoría de Berlín ha abierto sus puertas. Aunque todavía no se están fabricando modelos en masa, unos cuantos asistentes han podido conocer la planta desde dentro. Uno de ellos Paul Kelly, nos ha mostrado el primer modelo de producción del conjunto de celdas 4680. Algo que hasta ahora sólo habíamos podido observar en vídeos promocionales o en imágenes de prototipos.sólo habíamos podido observar en vídeos promocionales o en imágenes de prototipos.

La Gigafactoría de Berlín se convertirá en el centro de referencia en Europa. Tesla espera que sea el pilar de la compañía en el viejo continente. Su puesta en marcha está programada para finales de noviembre, retrasándose a diciembre las primeras entregas de vehículos producidos en diciembre. Aunque de por sí esto ya sería suficiente noticia, hoy estamos para descubrir cómo son las nuevas baterías estructurales.

En la actualidad, Tesla y el resto de fabricantes separan la plataforma del paquete de baterías. Son dos piezas separadas que en algún punto de la producción quedan unidas mediante fuertes sistemas de sujeción. La idea de la marca americana es unificar todo el paquete creando un chasis único, especialmente diseñado para reducir el peso del conjunto y maximizar la rigidez estructural. Es el sueño dorado de todas las marcas.

Aunque este sistema de montaje plantea diversas dudas, la realidad es que sobre la mesa es la mejor forma posible de unir ambos componentes. Durante la visita a la fábrica se pudo observar cómo se conformarán las celdas 4680 que Tesla está desarrollando. A tenor de lo que podemos ver en la imagen, la estructura resulta muy compacta, y gracias a una abertura en la chapa podemos ver cómo estarán distribuidas las baterías.

Obviamente la imagen expone un modelo de prueba, pues como se puede comprobar faltan muchos elementos, principalmente el cableado. Aunque la idea parezca sencilla de llevar a cabo, la realidad es que los ingenieros de Tesla están teniendo más problemas de los que se planteaban al principio del desarrollo. Aunque la teoría es buena, la práctica ha supuesto todo un quebradero de cabeza.

Los beneficios que presenta este sistema y las celdas 4680 son numerosos. Los vehículos de Tesla son conocidos, entre otras cosas, por su excelente dinámica. Con este formato de baterías estructurales deberían ser incluso mejores. Además de eso se reduce el paso significativamente, lo que implica una mayor autonomía y también el coste de producción, al unirse dos piezas en una.

Por el momento el proyecto sigue en marcha. Elon Musk ha anunciado que pronto serán montadas en el Tesla Model Y, aunque por el momento se desconoce la fecha concreta. En los últimos meses hemos asistido a numerosos retrasos. El equipo de desarrollo se ha encontrado con diversos problemas, y es más que seguro que no se verán en un coche de producción antes de 2023. Hay que recordar que las celdas 4680 son el siguiente paso en la evolución del coche eléctrico, y también está pensado su uso en el Tesla Semi y en el Tesla Cybertruck.

Conversaciones: