Híbridos y Eléctricos

EN LOS MODEL 3 Y MODEL Y

Tesla abandona el radar: el Autopilot confiará sólo en las cámaras con Tesla Vision

El fabricante estadounidense ha anunciado que los Tesla Model 3 y Model Y fabricados a partir de mayo de 2021 dejarán de equipar radar como parte del equipo que hace posible la conducción semi autónoma. En su lugar, el sistema Tesla Vision confiará en cámaras, aunque tendrá algunas limitaciones inicialmente.

Autopilot de Tesla Full Self Driving
Tesla abandona el radar: el Autopilot confiará sólo en las cámaras con Tesla Vision

Tesla ha anunciado que dejará de usar el radar para su sistema Autopilot de conducción semi autónoma para iniciar la transición a un nuevo sistema basado únicamente en cámaras, llamado Tesla Vision, que empezará a utilizarse en los Tesla Model 3 y Model Y fabricados a partir de mayo.

El fabricante estadounidense es bien conocido por sus sistemas de ayudas a la conducción, entre las cuales no solamente se cuenta el Autopilot: también funcionalidades derivadas de esa tecnología, como la función 'Convocar inteligente' o el 'Autogiro+'. Hasta la fecha, todas estas funciones de conducción semi autónoma confiaban en un conjunto de cámaras, sonar y radar para reconocer el entorno, pero de ahora en adelante Tesla dejará de utilizar el radar en los Model 3 y Model Y.

A partir de mayo de 2021, los Model 3 y Model Y fabricados para el mercado norteamericano serán los primeros vehículos de la marca que ofrecerán el Piloto Automático, la «Conducción Autónoma Completa» y ciertas funciones de seguridad activa gracias exclusivamente a la visión de las cámaras y el procesamiento de la red neuronal, pues dejarán de equipar radar.

Durante un «breve» período de transición, según la marca, los coches equipados con Tesla Vision tendrán algunas funciones limitadas o inactivas. La función Autogiro se limitará a una velocidad máxima de 120 km/h y aumentará, por seguridad, la distancia mínima respecto al coche precedente. El sistema 'Convocar inteligente' (en caso de equiparse) y el asistente para evitar salirse del carril (Emergency Lane Departure Avoidance) estarán desactivados en el momento de la entrega, aunque se volverán a activar en cuestión de unas semanas mediante actualizaciones remotas de software.

Dice Tesla que los clientes que hayan hecho un pedido antes de mayo de 2021 y su coche se haya fabricado finalmente con Tesla Vision serán notificados del cambio antes de la entrega. Los Model S y Model X, así como todos los vehículos fabricados para los mercados fuera de Norteamérica, seguirán estando equipados con radar y tendrán Autopilot con soporte de radar, de momento, hasta que Tesla cambie de opinión y decida implantar Tesla Vision en estos modelos.

La decisión de empezar con los Model 3 y el Model Y es totalmente lógica: son sus coches de mayor volumen, los más vendidos de la marca, lo cual les permitirá analizar un gran volumen de datos del mundo real en un corto período de tiempo. Esto, a su vez, servirá en última instancia para acelerar el despliegue del sistema Tesla Vision en el resto de la gama y en los coches europeos.

Un conjunto de cámaras orquestado por un potentísimo procesador

Hace un tiempo os mostramos el conjunto de cámaras, radares y sensores ultrasónicos que equipa un Tesla para hacer funcionar el Autopilot. En definitiva, los "ojos" del coche para reconocer lo que pasa alrededor. Entre ellos estaba el radar, que cuenta con una distancia máxima de 160 metros y cuya longitud de onda le permite funcionar y detectar vehículos al frente incluso con niebla, polvo, lluvia intensa o nieve.

camaras-sensores-tesla-autopilot

Conjunto de cámaras, sensores y radar de un Tesla con el alcance de los mismos.

Ahora ese rango de acción del radar lo cubrirán la cámara delantera principal y la cámara delantera estrecha, situadas detrás del parabrisas. La cámara delantera principal tiene un rango de acción 150 metros y cubre una amplia gama de usos para diversos casos. La cámara delantera estrecha ofrece una vista de largo alcance, hasta 250 metros por delante del coche, y es la cámara más útil a velocidades altas.

Además de estas dos, todavía queda una tercera cámara delantera (una lente ojo de pez que reconoce semáforos y señales tráfico, obstáculos que aparezcan en el camino trazado y objetos cercanos) y otras cuantas cámaras laterales más para ver en todas direcciones. Para poder utilizar este compendio de cámaras, los Tesla utilizan un hardware capaz de procesar 2.300 frames por segundo y realizar 144.000 millones de operaciones en ese mismo tiempo. 

Construido dentro de una profunda red neural, Tesla Vision deconstruye el entorno del vehículo con mayor nivel de confianza, según Tesla, que otros sistemas basados en técnicas clásicas de procesamiento visual.

Conversaciones: