Híbridos y Eléctricos

NUEVO MÉTODO DE RECICLADO

Tesla ya consigue reciclar el 92% de los materiales de sus baterías usadas

Tesla ha anunciado nuevos detalles sobre sus últimos avances en materia de reciclaje de baterías, asegurando que podrá recuperar el 92% de los materiales de las celdas gracias a un nuevo proceso.

Celda bateria 4680 Tesla
Tesla podrá reciclar el 92% de los componentes de sus nuevas baterías

Hace sólo unos días nos hicimos eco de un dato muy interesante que Tesla había publicado en su 'Informe de Impacto 2020': la capacidad de retención de energía de las baterías de sus coches después de 322.000 kilómetros, o dicho de otra manera, la degradación que sufrían las baterías después de dicha distancia. En ese mismo informe había otro dato interesante que tiene que ver con el reciclaje de las baterías.

Según los datos publicados por la compañía, Tesla ya es capaz de recuperar el 92% de todos los materiales presentes en las celdas de sus baterías gracias a un avanzado proceso de reciclaje, un sistema propio "único" de reciclaje en el que la empresa estadounidense lleva trabajando desde finales del año pasado. A eso hay que sumar las compañías externas de recuperación de materiales con las que Tesla trabaja desde hace años para reciclar las baterías al final de su vida útil, recicladores terceros que seguirán complementando el trabajo de Tesla.

La propia Tesla ha confirmado que el último trimestre del pasado 2020 instaló con éxito la primera fase de sus nuevas instalaciones de reciclaje en la Gigafactoría de Nevada. Unas instalaciones de última tecnología en las que se procesa internamente la chatarra resultante de la fabricación de baterías como la recuperación de las baterías al final de su vida útil. Dice Tesla que el reciclaje in situ les acerca un poco más a cerrar el ciclo de generación de materiales, permitiendo la transferencia de materias primas directamente a nuestros proveedores de níquel y cobalto, principalmente.

Tesla también argumenta que sus esfuerzos para reciclar sus propias celdas en la propia fábrica ayudará a la compañía, ya que permitirán a la compañía estadounidense maximizar la recuperación de materiales clave de las baterías, además de investigar y aprender sobre nuevos procesos de fabricación y posterior recuperación. Sin olvidar, por supuesto, el interés económico: una mayor proporción de reciclaje supone menor cantidad de materias primas adquiridas en el mercado y, por tanto, un ahorro de costes. Unas materias primas que podrían encarecerse los próximos años en función de la oferta y la demanda a nivel global, y que también pueden poner en aprietos a cualquier fabricante en caso de escasez de suministros -como está ocurriendo actualmente con los semiconductores-.

reciclaje-celdas-bateria-4680-tesla

Tesla consigue recuperar 921 de cada 1000 kWh de baterías usadas.

En este sentido, se puede considerar a Tesla productor de sus propias materias primas -a pequeña escala si lo comparamos con productores de primer nivel- como el níquel o el cobalto. La empresa asegura que en 2020 recuperó 1.300 toneladas de níquel, 400 toneladas de cobre y 80 toneladas de cobalto de las baterías usadas que recicló. Por cada 1000 kWh de baterías usadas, Tesla consigue recuperar materias primas suficientes para fabricar 921 kWh de nuevas baterías.

Con la implementación de la fabricación interna de celdas en las Gigafactorías de Berlin-Brandenburgo y Texas, Tesla espera un aumento «sustancial» a nivel global de chatarra lista para ser reciclada. Dice la compañía que la intención es adaptar las soluciones de reciclaje a cada ubicación para reintroducir de la manera más eficiente las valiosas materias primeras en el proceso de fabricación. El objetivo es desarrollar un proceso de reciclaje con altas tasas de recuperación, bajos costes y bajo impacto ambiental. Desde el punto de vista económico, a largo plazo supondrá un ahorro significativo, ya que los costes asociados al reciclaje de las baterías a gran escala serán menores que la compra de materias primas. Sin olvidar, claro, los beneficios medioambientales que supone evitar extraer nuevas materias primas.

Conversaciones: