Híbridos y Eléctricos

NUEVA SOLICITUD DE PATENTE

Tesla le da la vuelta al volante con pantallas táctiles y retroalimentación háptica

Una nueva solicitud de patente de Tesla explica el funcionamiento de una nueva interfaz de usuario implementada sobre el volante formada por pantallas multifunción, táctiles y hápticas desarrolladas para el futuro de la conducción autónoma.

Tesla quiere reinventa el volante dotándole de mayores funcionalidades.
Tesla quiere reinventa el volante dotándole de mayores funcionalidades.

Tesla ha dado a conocer una nueva solicitud de patente que pretende cambiar por completo las características de los volantes de sus coches eléctricos tal y como están configurados hasta ahora. Dos pantallas multifunción y táctiles, situadas en los laterales, y una pare inferior que sustituye a la palanca del cambio, conforman una nueva interfaz de usuario que cambia la forma de manejar el automóvil. Todas las acciones que el conductor realiza sobre estos nuevos mandos se ven reflejadas en la pantalla central del vehículo.

Si en el pasado CES de Las Vegas era Honda la que proponía dar un nuevo protagonismo al volante con lo que bautizó la “conducción aumentada”, ahora se ha dado a conocer una nueva solicitud de patente de Tesla que también va enfocada a este humilde componente. El volante que aparece en las imágenes de la patente muestra una nueva interfaz de usuario formada por dos pantallas laterales, táctiles, en las que se incluyen multitud de funciones y una parte inferior en la que aparecen las letras PRND correspondientes al modo de funcionamiento (similar a un cambio de marchas que los coches eléctricos no llevan).

Solicitur de patenet de Tesla para el nuevo volante

Solicitud de patenet de Tesla para el nuevo volante.

La nueva “palanca” de cambios

En los coches eléctricos de Tesla el cambio de marchas es una palanca que va sujeta al tallo del volante, una solución que es poco común en vehículos de pasajeros, aunque bastante habitual en camionetas y camiones de mayor tamaño. Una de las novedades que se presentan en la nueva patente de Tesla es precisamente la eliminación del tallo del volante, ya que prescinde del engranaje que se encuentra en su interior. Esta parte del volante, retroiluminada, proporcionar indicaciones sobre la activación de los modos de Aparcamiento (P), Marcha atrás (R), Punto muerto (N) y Directa (D). Opcionalmente el volante puede incluir un sistema de detección mediante tecnología RFID y de activación del protocolo de comunicación NFC.

Pantallas laterales

Los botones y ruletas de los volantes actuales de Tesla se sustituyen por interacciones que se realizan sobre las pantallas táctiles laterales que se ven reflejadas en la pantalla central. El usuario puede seleccionar, actualizar y navegar a través de una gran cantidad de menús de control. La interacción puede realizarse mediante gestos realizados directamente sobre la interfaz. Una serie de sensores de proximidad e inteligencia artificial permiten al sistema “sentir” como el dedo del usuario se acerca a ella proporcionándole retroalimentación háptica. La patente de Tesla se plantea como una solución para la evolución del Autopilot con la que puede llegar a conducir sin intervención del conductor. En este caso la interfaz de entrada es capaz de interpretar gestos adicionales.

Algunos de los gestos sobre las pantalla laterales del volante de Tesla

Algunos de los gestos sobre las pantalla laterales del volante de Tesla.

Ninguno de los dos diseñadores de este nuevo volante trabaja ya en Tesla. Joris Aerts es un ingeniero eléctrico que trabajó para el fabricante californiano durante seis años y que dejó la compañía hace poco más de un año. Felix Godard colaboró en el diseño del Porsche Taycan, y fue contratado por Tesla, y se le atribuye el desarrollo del volante actual del Model 3. Actualmente trabaja para Lucid Motors.

Como en el caso de otras patentes de Tesla, no es posible saber si finalmente acabará formando parte de sus coches o simplemente se trata de un ejercicio más de “imaginación”, que nunca acabará realmente en sus vehículos de producción.

Conversaciones: