Híbridos y Eléctricos

VERSIÓN 10.11

Tesla lanza una nueva actualización de su conducción autónoma: estas son las mejoras

Tras superar unos inicios algo complicados, la versión Beta del programa FSD de Tesla recibe ahora una actualización de seguridad y comportamiento.

tesla-full-self-driving_portada
Tesla lanza una nueva actualización de su programa Beta de conducción autónoma

Poco a poco, Tesla sigue mejorando su programa de conducción autónoma, el denominado equipo Full Self Driving (FSD). Aunque no se trata de un sistema de total autonomía, pues el conductor acaba teniendo la responsabilidad final, el equipo de desarrollo sigue mejorando sus características. Una última actualización se ha lanzado a los primeros conductores, el paquete FSD Beta 10.11 ya está instalado en los primeros vehículos para su estudio y análisis sobre el terreno. De obtener resultados positivos más conductores podrán tener acceso a él en el futuro.

Hace ya un año y medio, desde octubre de 2020, Tesla ha estado implementado el programa Beta de su conducción autónoma. Durante estos meses el proyecto se ha visto envuelto en unas cuantas controversias. El pasado mes de febrero los de Austin se vieron obligados a retirar la primera versión Beta dado que se habían detectado diversos problemas de seguridad. El más concreto era un error en la lectura de algunas señales de tráfico críticas.

sensores-conduccion-autonoma-tesla
La versión 10.11 ya está siendo desplegada en los primeros vehículos.

La teoría indica que con el paquete Beta de conducción autónoma el coche es capaz de operar de forma autónoma, aunque la realidad implica que el conductor no debe desatender la conducción ya que sobre él recae la responsabilidad final. Ante este delicado punto, Tesla sólo desplegó las primeras versiones en los conductores con mayor puntuación de seguridad para, posteriormente, elevar las actualizaciones a conductores con una puntuación de 95 o inferior.

Versión FSD Beta 10.11

Tras una versión 10.10 que trajo consigo numerosos problemas, la evolución de la misma ya está siendo desplegada en los primeros vehículos. La lista de mejoras incluidas es considerable:

  • Modelado mejorado de la geometría de carriles, lo que permite reconocer de forma más precisa qué carriles son los empleados para cruces y cuáles para circulación corriente.
  • Comprensión mejorada del derecho de paso
  • Mejora en la precisión de las detecciones inesperadas por falsos positivos en un 44,9%
  • Reducción de error en la velocidad prevista para motocicletas, scooters, sillas de ruedas y peatones en un 63,6%
  • Detección mejorada de obstáculos estáticos
  • Perfil de deslizamiento mejorado
  • Reducción de el erro de “vehículo detenido” en un 17%
  • Mejora en el error de velocidad en autopista en un 5% y de un 10% en carretera secundaria
  • Detección y control mejorado de puertas abiertas
  • Conducción en curva más suave gracias a una optimización en la identificación de los límites del carril
  • Mejora en la visualización del FSD UI mediante la optimización en la transferencia de datos

Todos estos ajustes en la IA y en el programa Beta FSD deberían incidir en una mejora de la conducción autónoma. Los primeros probadores tendrán la complicada labor de testearlo en condiciones normales. Elon Musk espera que, si los primeros ensayos salen correctamente, la liberalización de la actuación será patente en los próximos meses, aunque reconoce que hay muchos datos que revisar y analizar para garantizar un despliegue seguro que evite los problemas de la primera versión.

Conversaciones: