Híbridos y Eléctricos

MAYOR EFICIENCIA

Tesla patenta un sistema para controlar la temperatura de los asientos de sus coches eléctricos

La idea del fabricante californiano se basa en la utilización de un líquido que se bombea por el interior del todo el asiento y una serie de tres capas que permiten que el flujo permee a través de ellas.

Patente climatizacion asientos coches electricos tesla-portada
Tesla patenta un nuevo sistema de climatización para los asientos de sus coches eléctricos.

Tesla está dispuesto a cambiar la tecnología de todos los sistemas incluidos en los coches tradicionales. Esta vez el turno le toda a los sistemas de calentamiento y refrigeración de los asientos, que el fabricante asegura que necesitan una revisión puesto que son ineficientes y no dan el resultado esperado. La nueva patente emplea un líquido que se bombea al interior del asiento y un sistema de control de temperatura a base de capas que permiten que el fluido lo atraviese.

En los coches eléctricos es mayor la necesidad de minimizar el uso de los sistemas de control térmico del habitáculo, ya que la energía necesaria procede de la batería y puede reducir sensiblemente la autonomía del vehículo. Por eso, muchos de ellos cuentan con sistema de calefacción y refrigeración más eficientes, como es el caso de los que se implementan en los asientos o el propio volante. De esta manera, se loga calentar directamente el cuerpo del conductor y los pasajeros y así reducir el uso de la climatización por aire del habitáculo.

El documento de la patente publicado por Tesla para un nuevo sistema integrado del control de temperatura para los asientos de sus vehículos fue publicado el 31 de marzo de 2022. Afirma que es una continuación de su patente “Asiento del vehículo con sistema integrado de control de temperatura" presentada el 21 de febrero de 2019.

En la introducción del documento, Tesla enumera las razones por las que los sistemas actuales de control de temperatura de los asientos son tan ineficientes. En el caso de la ventilación la espuma con la que se confeccionan los asientos complica la extracción del calor a través de ella. Por otro lado los sistemas de calefacción convencionales son voluminosos, ocupando un espacio dentro de él que hace que generalmente sean gruesos, pesados y, sobre todo ineficientes para calentar el asiento. El calor generalmente debe viajar a través de múltiples capas y calienta zonas del asiento con las que el ocupante no entra en contacto. Por lo tanto, “existe la necesidad de un sistema de control de temperatura mejorado para los asientos de los vehículos”, asegura Tesla.

El nuevo sistema de Tesla cuenta con varias capas de materiales, una bomba de fluido y un componente de calefacción, lo que le permite enfriar y calentar activamente los asientos del vehículo. La solución de Tesla es crear un sistema de control de temperatura que bombee líquido por todo el asiento del vehículo. “El sistema de control de temperatura incluye una capa base, una capa intermedia dispuesta junto a la capa base que permite que al fluido atravesarla y una capa de cubierta dispuesta adyacente a la capa intermedia. También es necesario al menos un elemento calefactor dispuesto entre la capa intermedia y la capa de cubierta y una bomba de fluido que lo impulse a través de la capa intermedia”, afirma la patente.

Tesla espera que el nuevo sistema reduzca los costes de fabricación del vehículo y minimice el ruido en la cabina, al mismo tiempo que emplea la energía del vehículo de manera eficiente. Hay una analogía entre los tradicionales sistemas de calefacción por resistencias que se utilizan en los vehículos de combustión y la bomba de calor que habitualmente montan muchos de los coches eléctricos del mercado, al menos de manera opcional y que Tesla montó por primera vez en el Model Y.

Conversaciones: