Híbridos y Eléctricos

CARGADOR DE 150 KW

Volkswagen y E.ON lanzan un cargador rápido con batería incorporada

Volkswagen y E.ON han presentado 'E.ON Drive Booster', un cargador rápido capaz de cargar dos vehículos eléctricos a 150 kW, que cuenta con un sistema propio de almacenamiento (batería) integrado.

cargador-rapido-eon-drive-booster-volkswagen
Volkswagen y E.ON lanzan un cargador rápido con batería incorporada

Patrick Lammers, miembro del Consejo de Administración de E.ON para Soluciones al Cliente, y Thomas Schmall, miembro del Consejo de Administración del Grupo Volkswagen para Tecnología, han puesto en funcionamiento el primer cargador 'E.ON Drive Booster' en la ciudad alemana de Essen.

Lo habitual es encontrar cargadores que toman la corriente de la red eléctrica y la transforman para suministrarla a los distintos vehículos eléctricos que lo demanden. Sin embargo, el 'E.ON Drive Booster' no necesita tomar su energía directamente de la red (o al menos no siempre). Por su diseño -realmente son baterías móviles-, tampoco requiere obras de ingeniería civil ni ajustes en la conexión a la red. Además, según sus creadores, el Booster puede adaptarse fácilmente a cualquier punto de carga convencional. La instalación es sencilla: colocarlo, enchufarlo y configurarlo.

El cargador en cuestión tiene su propio sistema de almacenamiento integrado, baterías internas que proporcionan conjuntamente la capacidad necesaria para cargar dos vehículos eléctricos simultáneamente con hasta 150 kW de potencia. Esta cifra de potencia permite, dependiendo del coche y de las circunstancias de la recarga, conseguir unos 200 kilómetros de autonomía en aproximadamente 15 minutos.

cargador-rapido-eon-drive-booster-volkswagen_02

Dos Volkswagen ID.4 junto al cargador E.ON Drive Booster.

Este cargador tiene por objetivo hacer que la carga rápida de los coches eléctricos sea más fácil y asequible tanto para los operadores como para los clientes. El hecho de contar con baterías internas permitirá obtener parte de la energía en la franja horaria más barata (o mediante energía solar, por ejemplo, llegado el caso) y almacenarla para cuando sea necesaria. No obstante, sus creadores no han anunciado ni el ahorro que se puede llegar a conseguir ni la capacidad de las baterías.

Volkswagen se ha marcado el objetivo de quintuplicar el número de cargadores rápidos en Europa para 2025, para lo cual necesitará buscar socios fuertes que colaboren en el desarrollo de la infraestructura. Según datos de E.ON, alrededor de un tercio de los alemanes deciden no comprar vehículos eléctricos porque creen que no hay suficientes estaciones de carga. Además del precio de compra, la infraestructura es también uno de los principales obstáculos en España: aunque somos el tercer país más extenso de la UE y el quinto donde más coches se venden cada año, España sólo tiene poco más del 3% del total de puntos de carga de Europa.

Según Patrick Lammers, responsable de las soluciones para clientes en el consejo de administración de E.ON, «la expansión de la movilidad eléctrica es un elemento importante de la transición energética. Para que los vehículos eléctricos sean más atractivos, necesitamos que las estaciones de recarga sean abundantes y potentes».

Conversaciones: