Híbridos y Eléctricos

VERSIÓN V10.69.3

Tesla actualiza su conducción autónoma FSD Beta con importantes novedades

Desde el pasado mes de agosto Tesla no lanzaba una actualización de su programa de conducción autónoma. El paquete FSD Beta recibe ahora una nueva versión v10.69.3 que incluye pocas novedades pero bastantes mejoras.

Tesla-Model-X-Trasera
A pesar de lo prometido por Elon Musk, las novedades de la última versión no son tan destacadas

Ya llevábamos unos meses en los que no había noticias de mejora para el paquete de conducción autónoma de Tesla. Unos meses en los que las aguan han bajado revueltas por la mucha actividad que ha rodeado a Elon Musk, principalmente con todo el lío de la adquisición de Twitter. La última actualización se lanzó el 22 de agosto, y no ha sido hasta hoy cuando se ha comunicado la presentación de una nueva versión del paquete FSD Beta, denominada v10.69.3. La lista de novedades es bastante escueta, pero sí que podemos observar un cambio de tendencia en la presentación.

A pesar de que Tesla parece haberse descolgado por otra rama en lo que a conducción autónoma se refiere, el programa Full Self Driving sigue mejorando con cada nueva actualización. La versión 10.69.2 introdujo importantes novedades que ya te mencionamos, además de venir acompañada de un sustancial incremento en el precio de compra, pasando a costar 15.000 dólares en Estados Unidos. Catalogada por el propio Musk como “un cambio de código importante” y “un gran paso adelante”, la actualización 10.69.3 no recibe tantas novedades como podríamos esperar.

Los ingenieros parecen haberse esforzado más en mejorar lo que ya había a presentar novedades, lo que supone un enfoque completamente diferente a lo que hemos ido viendo a lo largo de cada actualización. Según los análisis previos del nuevo código de Tesla, todas las novedades se centran en una mejor actuación del equipo de cámaras y del software de análisis. Algunas mejoras destacables son:

  • Actualización de la red de detección de objetos
  • Mejora de la arquitectura de precisión de vehículos lejanos
  • Reducción de un 20% en el margen de error de velocidad en el tráfico cruzado
  • Mejora de la precisión de un 20% de VRU
  • Mayor precisión en el análisis de cruce de peatones
  • Mejora de un 9,2% en la precisión de reconocimiento de los carriles
  • Recuperación del carril mejorada un 18,7% y de un 51,1% en las bifurcaciones
  • Mejor reconocimiento de vehículos que se cruzan en el carril
  • Mejora en las predicciones incorrectas de estacionamiento
  • Nuevo módulo de marcas viales que mejora el error topológico del carril en cruces
  • Reducción del tiempo de ejecución de trayectorias candidatas en un 80%
  • Reducción en la cantidad de frenadas falsas ante un paso de peatones
  • Control mejorado para vehículos que ocupan nuestro camino deseando
  • Mejora en el control longitudinal y reconocimiento de obstáculos estáticos cercanos
  • Reducción de la latencia en un 26% gracias a la reprogramación del planificador

En esta ocasión, al no haber nuevas funcionalidades añadidas, el precio se mantiene con respecto a la versión anterior. Todo ello se presenta en un momento bastante delicado para Tesla por las numerosas investigaciones abiertas que existen contra la compañía y más concretamente contra su paquete FSD Beta. A raíz de las esperanzas de poder ver una conducción 100% autónoma a finales de este año, como había predicho Elon Musk, él mismo se ha encargado de reconocer que no será posible tal acontecimiento sin emplazarnos a una nueva fecha. Está claro que Tesla tiene que solucionar y resolver varias cuestiones legales antes de poder retomar esa vía.

Conversaciones: