Híbridos y Eléctricos

DURANTE CUATRO AÑOS

1.600 camiones de hidrógeno de Hyundai montarán sistemas de almacenamiento de Faurecia

Faurecia suministrará los tanques de almacenamiento, sus correspondientes pilas de combustible y los elementos auxiliares de los 1.600 camiones de hidrógeno que  Hyundai destinará al mercado suizo.

Camión de pila de combustible de hidrógeno de Hyundai.
Camión de pila de combustible de hidrógeno de Hyundai.

Durante un periodo de cuatro años, el proveedor francés de componentes para automóviles Faurecia será el suministrador de los tanques de almacenamiento del sistema de pila de combustible de la firma surcoreana Hyundai. El pedido alcanza un volumen de 10.000 tanques con sus correspondientes pilas de combustible y los elementos auxiliares, que se montarán en 1.600 camiones movidos por pilas de hidrógeno que el fabricante planea lanzar al mercado suizo.

La empresa francesa Faurecia ha sido seleccionada como encargada de suministrar los sistemas de almacenamiento de las pilas de hidrógeno para los camiones de Hyundai. Este acuerdo, revelado a principios de este mes de febrero, es una parte importante de la alianza entre Hyundai y H2 Energy para liderar la movilidad con hidrógeno en Europa y contará con una vigencia de cuatro años, fabricándose las pilas de hidrógeno durante el año 2020 para comenzar la entrega a partir de 2021.

El sistema de Faurecia se compone del sistema de almacenamiento del hidrógeno, el de la pila y los elementos auxiliares. En primer lugar, el sistema de almacenamiento del hidrógeno está compuesto por el tanque, la válvula – instalada por normativa como elemento de seguridad – y otros componentes como el cableado, los sensores o fijadores para el correcto funcionamiento del tanque.

Estos tanques de alta presión de nueva generación que está desarrollando la firma parisina, cuentan con una longitud de 1.100 milímetros y 350 de diámetro, con un volumen de 69 litros. El peso del tanque sería de unos 37,5 kilogramos (que aumenta en 2,75 kilogramos al sumarle el peso del propio hidrógeno si llega al pleno de capacidad). Su estimación de vida útil está en unos 20 años o en las 5.000 recargas de hidrógeno, según el medio Green Car Congress.

El subsistema de la pila, desarrollado en conjunto con Michelin, se compone de placas bipolares para alimentar la pila con H2/O2 y recolectar electricidad así como el elemento clave del subsistema, el llamado MEA (Membrane Electrode Assembly). Este entramado se compone de una membrana de intercambio de protones, un catalizador y una capa de difusión de gas y es el elemento que supone la mayor inversión en este apartado tal como ocurre con el tanque de H2 en el almacenamiento del gas. También cuenta con elementos fijadores, sensores y software para el control y el diagnóstico.

En estos cuatro años Faurecia equipará a unos 1.600 camiones de Hyundai, marca que cuenta con un centro de Movilidad de Hidrógeno en Suiza. Faurecia cuenta además con un centro dedicado a los sistemas de almacenamiento de hidrógeno, que empezará en el segundo cuatrimestre de 2020. Este centro representa una inversión de unos 25 millones de euros y una creación de 50 nuevos puestos de trabajo de alta cualificación, además de los actuales 750 trabajadores de Faurecia.

En el mercado europeo actual, dentro de las energías alternativas el hidrógeno no está teniendo el mismo impulso que otros sistemas de propulsión, como los coches eléctricos puros o los híbridos tanto enchufables como no enchufables. De hecho, en España apenas se están registrando matriculaciones de coches de hidrógeno (en enero no se matriculó ninguno, según datos de ANFAC y AEDIVE) si bien se espera que en los próximos años esta tendencia de mercado varíe conforme la tecnología se vaya perfeccionando todavía un poco más y, sobre todo, se extienda la infraestructura de recarga de hidrógeno, el gran hándicap de esta tecnología.

Conversaciones: