Híbridos y Eléctricos

MOTOR GE PASSPORT

El Airbus A380 se convertirá en un banco de pruebas para motores de hidrógeno ZeroE

Airbus y CFM International comienzan con el desarrollo del que será su primer avión de pruebas con una nueva configuración para poder albergar un motor movido por hidrógeno.

Airbus comenzará con las pruebas de su nuevo avión ZeroE
Airbus comenzará con las pruebas de su nuevo avión ZeroE

En Airbus, al igual que la mayoría de grandes fabricantes aeronáuticos, están inmersos en el desarrollo de nuevas alternativas mecánicas para sus vehículos de los próximos años. Ya hemos visto cómo otras corporaciones han apostado casi en su totalidad por el uso del hidrógeno, ya que se presenta como el paso más lógico de cara a sustituir los actuales combustibles fósiles. Por ello, desde Airbus han presentado un modelo de su A380 modificado convenientemente para acoger un nuevo motor de pruebas movido por hidrógeno

La empresa especialista en motores aeronáuticos CFM International será la responsable de proporcionar la conveniente mecánica a Airbus. En una asociación mutua, ambas corporaciones llevarán a cabo las pruebas del primer A380 modificado para tal efecto. Dicha modificación se presentará en forma de soporte ubicado sobre el propio fuselaje y en el que se acoplará el turboventilador GE Passport que funcionará con hidrógeno. 

Este mismo avión, denominado MSN1 A380, fue el mismo que se empleó durante el programa de pruebas y certificación de la serie A380, así como para probar en vuelo real los motores Rolls-Royce Trent XWB que, posteriormente, se emplearon en el Airbus A350. No obstante, esta transformación llevará tiempo y se prevé que el primer vuelo de esta unidad portando el motor de hidrógeno será una realidad a finales del año 2026. Por ahora, el programa de pruebas se llevará a cabo en tierra. 

Este avión configurado como “aeronave de pruebas” acoplará un soporte en la cola del mismo donde se ubicará el nuevo motor, mientras que en el interior del propio avión, en la cubierta principal, se instalarán cuatro tanques de hidrógeno. Actualmente están siendo desarrollados por la misma compañía en los establecimientos de Madrid, Bremen y Nantes. Este novedoso soporte creen que será una gran oportunidad de cara a potenciar el uso de este y disminuir paulatinamente las emisiones de gases nocivos, ya que podría hacer las veces de motor auxiliar de apoyo a los principales durante un vuelo ordinario. 

Los cuatro tanques de hidrógeno irán en el interior, mientras que fuera se instalará el nuevo motor
Los cuatro tanques de hidrógeno irán en el interior, mientras que fuera se instalará el nuevo motor

Dentro de los mencionados tanques de hidrógeno se guardarán más de 400 kilos de este elemento en estado líquido, mientras que los propios tanques irán dentro de un contenedor herméticamente sellado, de cara a preservar su seguridad. Una vez las pruebas con el motor Passport hayan concluido, esta misma aeronave se podrá utilizar para pruebas de otros sistemas de propulsión como motores de rotor abierto o los propios sistemas de celdas de combustible de hidrógeno. 

El mencionado motor turboventilador GE Passport modificará diversos parámetros en sus componentes para así poder acoger la nueva forma de propulsión. Entre dichas modificaciones estarán el sistema de combustible y el sistema de control del motor. Con esto último, el motor de hidrógeno se podrá controlar de forma independiente al resto de bloques durante los vuelos de prueba 

La adecuación de estos nuevos motores requieren de una importante serie de mejoras, especialmente sobre la forma de controlar cómo será la combustión interna en el motor. El hidrógeno se quema a una temperatura más alta que el combustible de aviones actual, pero también posee una mayor rapidez de combustión. El material se almacena en forma líquida en sus convenientes tanques a una temperatura de -205ºC y antes de que entre en el motor debe de transformar su estado físico a gaseoso. Todo ese tránsito y juego con las diferentes temperaturas es lo más complicado del desarrollo, según explican los responsables del proyecto. 

Como se puede ver, Airbus y CFM International se encuentran completamente inmersas en el desarrollo de la nueva serie de aviones denominados ZeroE movidos por hidrógeno. Aunque este parezca un paso temprano, que no se demorará mucho el desarrollo de estos, o que pronto podremos ver las primeras aeronaves en funcionamiento, lo cierto es que estas compañías no esperan lanzar un avión completamente neto en emisiones hasta, al menos, el año 2035. A final de esta década se espera que se decida qué tipo de configuraciones presentarán dichos aviones de forma previa a iniciar su puesta a punto y posterior comercialización. 

Conversaciones: