MÁS DE 70.000 PUNTOS DE CARGA

Así funciona Hubject, la plataforma interoperable de recarga de coches electricos

La plataforma Hubject nace como intermediario entre los diferentes actores que intervienen en el proceso de recarga de coches eléctricos, con el objetivo de facilitar al usuario el acceso a cualquier punto de recarga del mundo.

Punto de recarga perteneciente a la plataforma interoperable de Hubject.
Punto de recarga perteneciente a la plataforma interoperable de Hubject.

Hubject, propiedad de Volkswagen, Daimler, BMW, Siemens, Bosch, Innogy y EnBW, se define como una plataforma de interoperabilidad de empresa a empresa. En muchas ocasiones los puntos de carga requieren, para su activación, un registro precio en la red a la que pertenece, disponer de una tarjeta RFDI para su puesta en marcha y haber comunicado los datos de pago a cada uno de los proveedores independientes que gestionan los puntos. Hubject nace precisamente para evitar este inconveniente a los usuarios.

Paul Glenney, CEO de Hubject para América del Norte, afirma que “el objetivo final es que los vehículos eléctricos carguen sin problemas en todas partes”. Hubject se fundó en 2012 en Alemania con el objetivo de garantizar que las redes de carga de vehículos eléctricos fueran interoperables. En ese momento, las estaciones de carga en toda Europa eran incompatibles entre ellas y no permitían recargar, en muchos casos, sin el establecimiento previo de un contrato con el gestor del punto, para poder conectar el coche eléctrico y realizar el pago.

Hubject evita a los usuarios tener que disponer una gran cantidad de tarjetas o aplicaciones en su móvil para poder recargar en cualquier país del mundo mediante la implementación de una plataforma unificada.

Seis años después Hubject ha logrado grandes avances en su objetivo. Ha conectado más de 70.000 puntos de carga de más de 350 socios en 26 países, en Europa, Japón, Nueva Zelanda e Israel. Ahora, la compañía tiene sus miras puestas firmemente en América del Norte y China.

La plataforma Hubject unifica las redes de carga para facilitar la carga de vehículos eléctricos

La plataforma Hubject unifica las redes de carga para facilitar la carga de vehículos eléctricos.

CPO y EMP

Hubject no vende sus servicios directamente a los usuarios de vehículos eléctricos ni opera ningún punto de carga. Ofrece una plataforma de interoperabilidad de empresa a empresa unificando a todos los actores que intervienen en la carga. Trabaja desde dos perspectivas principales; los operadores de puntos de carga —charge port operators (CPO)— y los proveedores de servicios de movilidad eléctrica —e-mobility service providers (EMP)—, representados por la figura del gestor de carga en España, que ofrecen sus servicios a los usuarios.

Esta distinción, que al principio puede parecer algo confusa, ayuda a reconocer que los CPO y los EMP no se excluyen mutuamente. Así, por ejemplo, EVgo, instala y opera el hardware de carga, lo que lo convierte en un CPO. Además también conecta a los usuarios con sus puertos de carga a través de una aplicación y diferentes tarifas de pago, lo que lo convierte en un EMP. Sin embargo otras empresas pueden dedicarse únicamente a instalar y mantener los puntos, actuando como CPO, mientras que el cobro y otros servicios correrían a cargo de un EMP.

Los CPO y los EMP pueden crear acuerdos de interoperabilidad de dos formas diferentes: un acuerdo directo o punto a punto. Por ejemplo, supongamos que un fabricante de automóviles, que actúa como EMP, desea ofrecer servicios gratuitos de carga rápida a todos sus clientes. Dado que no opera su propio hardware de carga, necesitaría un acuerdo con cada CPO para ofrecer el servicio. Como cada uno de ellos tendrá un sistema de activación de puntos diferente el fabricante debe trabajar para unificarlo, lo que complica innecesariamente la gestión.

Hubject une a los operadores de puntos de carga y los proveedores de servicios de movilidad eléctrica

Hubject une a los operadores de puntos de carga y los proveedores de servicios de movilidad eléctrica.

Con un modelo en el que actúa un concentrador todas las partes están conectadas. En lugar de que el fabricante de automóviles haga contratos con los CPO individualmente, firma un solo contrato con Hubject. De esta forma todas las compañías están conectadas a través de un solo contrato lo que reduce considerablemente la complejidad y los costes. Para que se logre la interoperabilidad, los CPO y los EMP tienen que registrarse con Hubject. Cuantos más socios estén registrados, más atractivo será para ellos unirse a la plataforma.

“Ofrecemos un contrato estándar a todos nuestros socios, y con ese contrato único, pueden realizar negocios con terceros", dijo Glenney. "Nuestro marco les permite a las empresas trabajar juntas sin pasar por muchas negociaciones y muchas integraciones de sistemas”, ha añadido.

Cuando la interoperabilidad entre diferentes estaciones de carga es sencilla, los CPO y los EMP estarán más dispuestos a trabajar juntos. El resultado final para los conductores de vehículos eléctricos es invisible en el proceso de carga, pero les facilita encontrar estaciones de carga y recargar en ellas sin preocuparse por quién es el propietario.

Los usuarios finales simplemente usarán cualquier aplicación o tarjeta RFID que ya estén usando para acceder a todos los cargadores de la plataforma. Hubject ofrece a sus socios una aplicación de marca blanca que se puede personalizar con su propia marca, con un sistema de navegación que muestra el estado en tiempo real de los cargadores disponibles cerca del conductor.

Etiqueta Intercharge

En lo que respecta a los usuarios de vehículos eléctricos, Hubject es una plataforma que se ejecuta completamente en segundo plano. No necesitan conocer los detalles de cómo se implementa la interoperabilidad. Sin embargo, hay un distintivo, una pegatina en el punto de carga, que informa de la participación de Hubject: la etiqueta “intercharge", común en todas las estaciones de Europa, Japón, Nueva Zelanda, Israel y, próximamente, Estados Unidos y China.

Conversaciones: