Híbridos y Eléctricos

SPIRIT OF INNOVATION

El avión eléctrico de Rolls-Royce realiza su primer vuelo inaugural

Spirit of Innovation es el avión eléctrico de Rolls-Royce, que ya cuenta con su primer vuelo inaugural en Reino Unido. Un nuevo hito dentro del sector de la aviación, que acerca al proyecto aún más hacia el ansiado récord de velocidad. 

Rolls-Royce realiza el primer vuelo inaugural del Spirit of Innovation
Rolls-Royce realiza el primer vuelo inaugural del Spirit of Innovation

Ya sabemos que la electrificación está entrando en todos y cada uno de los sectores de transportes que conocemos hasta la actualidad, ya sean coches, barcos o aviones. Este tipo de energía está haciéndose un importante hueco en el mercado mundial. Muestra de ello es que una de las grandes firmas en el apartado aeronáutico como es Rolls-Royce ha conseguido un rotundo éxito durante el vuelo inaugural del 'Spirit of Innovation', su avión eléctrico dispuesto a batir el récord de velocidad

Los que tienen mejor memoria recordarán que hace unos meses ya os hablamos sobre este proyecto conjunto entre Rolls-Royce y Electroflight, el cual busca lograr el récord mundial de velocidad para una aeronave de estas características. Hace unos días, desde la firma inglesa ya nos llegó un comunicado muy importante que hablaba sobre el primer vuelo logrado por dicho vehículo. Este se llevó a cabo en Boscombe Down, un aeródromo del Ministerio de Defensa de Reino Unido. Su vuelo duró apenas 15 minutos, pero sirvió para dar a conocer al mundo que su meta está más cercana que nunca. 

Los propios responsables de Rolls-Royce enfatizaron este logro como un paso más, tanto para la meta de batir el récord mundial de velocidad, como para alcanzar la descarbonización completa de este sector. El CEO de la firma, Warren East, aseguró que este hito vendría a propulsar la incorporación de los sistemas eléctricos a la aviación. Avanzar en los desarrollos de las baterías y bloques eléctricos de alto rendimiento significará que en un tiempo prudencial podremos ver esta tecnología insertada en la nueva generación de movilidad urbana, como se espera que sean las aeronaves eVTOL en forma de taxis aéreos. 

Este avión eléctrico consta de tres motores posicionados axialmente, que desarrollan una potencia total conjunta de 367 kW (492 CV). Su única hélice situada en el morro del aparato girará a una velocidad de 2.400 revoluciones por minuto, una vez la aeronave haya alcanzado la meta prevista de 300 millas por hora (480 km/h) con el que conseguirá batir el ansiado récord del mundo. Sobre la batería que incorpora únicamente se sabe que posee un peso de 300 kilos y que la energía se almacena en 6.400 celdas individuales. 

El diseño del Spirit of Innovation lo conocimos en el año 2019, cuando Rolls-Royce anunció oficialmente su intención de alcanzar el récord con un avión eléctrico. Inicialmente esto debería hacerse hecho una realidad durante la primavera del 2020, algo que debido a la pandemia que arrolló al mundo, debieron posponer. Desde entonces, la marca no se ha pronunciado sobre cuándo planean llevar a cabo el récord. 

En el pasado mes de octubre del 2020, el proyecto dio carpetazo a sus pruebas en tierra. Ahora los próximos test se centrarán en el aire, con lo que quieren “recopilar datos de rendimiento sobre la energía eléctrica y el sistema de propulsión”. Esta tecnología, una vez haya demostrado su valía y su buen funcionamiento, será extrapolada hacia el sector del taxi aéreo urbano tipo eVTOL o para aviones de cercanías. Esto será así, pues dichos taxis aéreos deberán equipar baterías y mecanismos muy similares a los que ya se están probando en el Spirit of Innovation. 

Durante el pasado mes de marzo, la firma británica Rolls-Royce y Tecnam, empresa de diseño de aviones, se asociaron a la aerolínea noruega Widerøe para poner en servicio un avión de pasajeros eléctrico en el año 2026, siendo Rolls-Royce el suministrador de sistema de propulsión eléctrico, así como de las propias baterías. En junio, la firma británica, también anunció su próxima inyección de casi 100 millones de euros para el desarrollo de nuevos sistemas de almacenamiento de energía para aviones eléctricos en el año 2030.

Conversaciones: