SE FABRICARÁ EN UNA NUEVA FACTORÍA EN GALES

La batería del Aston Martin Rapide E contará con tecnología de la Fórmula E

El Aston Martin Rapide E se fabricará en la nueva factoría de St. Athan, con una batería suministrada por Hyperbat, una empresa formada por Williams y Unipart, que cuenta con la tecnología desarrollada para la Fórmula E.

El Aston Martin RapidE con baterías de Williams Advanced Engineering.
El Aston Martin RapidE con baterías de Williams Advanced Engineering.

Aston Martin llevará al mercado próximamente su primer coche eléctrico, el Rapide E, del que hace unos días desveló algunas de sus características técnicas. Acompañando a este anuncio, el fabricante inglés confirmó la puesta en marcha de la nueva fábrica, que se convertirá en el centro de electrificación de la compañía, y el nombre de su proveedor de baterías, desarrolladas por Williams Advanced Engineering a partir de su experiencia en la Fórmula E.

En la nueva fábrica de St. Athan, cerca de Cardiff, en Gales, se ensamblarán las exclusivas 155 unidades del Rapide E a partir del año que viene. Además, la nueva instalación albergará la producción del primer SUV de Aston Martin, que está basado en el concept DBX presentado en el salón del Automóvil de Ginebra de 2015 y que finalmente saldrá al mercado solamente disponible en versión a gasolina. En esta fábrica también se ensamblarán los modelos de Lagonda, la nueva submarca de Aston Martin dedicada al diseño y desarrollo de coches eléctricos de lujo.

El Rapide E, basado en el mismo sedán que monta el motor convencional, se convertirá en un banco de pruebas para la tecnología eléctrica de la compañía antes del lanzamiento en 2021 del SUV de Lagonda, al que seguirá una berlina de lujo el año siguiente.

Sistema eléctrico del Aston Martin RapidE

Sistema eléctrico del Aston Martin RapidE.

Baterías desarrolladas por Williams

Una de las claves del Rapide E, y de toda la tecnología eléctrica que está desarrollando Aston Martin, es la batería. El propio Andy Palmer, CEO de la empresa, declaró a Automotive News a principios de este año que todavía estaban aprendiendo sobre este componente fundamental para desarrollarlo de la forma adecuada. Esa es la razón por la que, hasta ahora, todavía no se habían publicado datos sobre el rendimiento del coche, y por lo que todavía no se ha confirmado su precio de venta, que rondará las 200.000 libras (225.000 euros).

La batería del Rapide E será suministrada por Hyperbat, una empresa conjunta formada por el equipo Williams de Fórmula 1 y el especialista en fabricación y logística de automóviles Unipart. Las baterías se fabricarán en una nueva instalación en Coventry, en el centro de Inglaterra. En este nuevo centro de producción, que tiene prevista su apertura para el año que viene, se fabricarán 10.000 baterías cada año. La tecnología que alberga esta batería está basada en la experiencia de Williams Advanced Engineering, que ha sido el suministrador de las baterías para la Fórmula E.

Según ha anunciado Williams Advanced Engineering en un comunicado, la nueva planta fabricará baterías para otros clientes en todo el mundo, además de Aston Martin, aunque no ha querido especificar sus nombres.

Conversaciones: