Híbridos y Eléctricos

A PARTIR DEL PRIMER TRIMESTRE DE 2020

Las baterías usadas de los coches eléctricos de Renault alimentarán barcos eléctricos

La empresa Seine Alliance ha presentado el Black Swan, un barco eléctrico alimentado por baterías de segunda vida de Renault, que a partir del primer trimestre de 2020 realizará cruceros privados por el Sena.ggg

El Black Swan de Seine Alliance.
El Black Swan de Seine Alliance.

La empresa francesa Seine Alliance, especialista en proyectos turísticos en ámbito fluvial y marítimo, ha presentado el Black Swan, el primer barco eléctrico dedicado a cruceros privados en el Sena propulsado por dos motores eléctricos gemelos de 10 kW de potencia y alimentados por baterías de segunda vida, procedentes de los coches eléctricos de Renault. El servicio de cruceros se pondrá en marcha durante el primer trimestre de 2020.

Los proyectos que desarrolla Seine Alliance tienen como base el cuidado del medioambiente por parte de sus embarcaciones, bien por el sistema de propulsión o bien por el tratamiento de los contaminantes. El pasado 4 de noviembre, en el espacio para eventos L'Atelier du France del Puerto de Grenelle, en París, la empresa presentó el proyecto Black Swan a los profesionales del sector.

El Black Swan utiliza el casco reciclado de una lancha rápida diseñada por el constructor italiano Tullio Abate, del que se ha extraído el sistema de propulsión original y se ha sustituido por otro formado por dos motores eléctricos independientes y autónomos que funcionan de manera redundante, asegurando la continuidad del servicio para el que ha sido pensado: cruceros para familias, entre dos y ocho personas, con una duración de dos horas.

2019 -  Black Swan, bateau électrique

Disposición de los elementos eléctricos del Black Swan.

Cada uno de los propulsores tiene una potencia nominal de 10 kW (13 CV) que en momentos puntuales puede alcanzar hasta los 20 kW (27 CV). Su alimentación proviene de las baterías que se encuentran situadas debajo de las banquetas laterales del barco, en cuatro compartimentos, dos para cada motor. Estas han sido extraídas de vehículos eléctricos del fabricante francés Renault y reacondicionadas para ser implementadas en esta embarcación. De esta forma, cuando ya no son útiles para su uso en un coche eléctrico reciben una segunda vida a bordo del Black Swan. Los cuatro compartimentos estancos de acero inoxidable se encargan de evitar que el agua llegue a ellas, eliminando los posibles problemas de seguridad y los fallos de funcionamiento. El peso total de las baterías es de 278 kilogramos que es inferior al que tenía el depósito de gasolina de la versión de combustión cuando se encuentra completamente lleno.

En ausencia de motores de combustión fuera borda o in-bord, para gobernar el barco, propulsarlo y girar, se emplea la propulsión azimutal (pods), mediante unas hélice que puede orientar su impulso girando alrededor de un eje vertical.

A la espera de recibir las autorizaciones administrativas necesarias, las primeras demostraciones para la prensa tendrán lugar durante el primer trimestre de 2020 así como la puesta en marcha del servicio de cruceros recreativos particulares de dos horas de duración. El objetivo de Seine Alliance es disponer de una flota 100% eléctrica para este servicio en 2024, acondicionando nuevas unidades hasta sustituir todas sus embarcaciones actuales por eléctricos.

Conversaciones: