Híbridos y Eléctricos

BMW arranca la producción de la 5ª generación de baterías para sus coches eléctricos

El fabricante alemán ha iniciado la producción de la quinta generación de baterías que alimentarán sus próximos coches eléctricos y que estrenarán en BMW iX y el BMW i4. En paralelo también se acelera la producción de la quinta generación de sus motores eléctricos.

Baterias quinta generacion BMW
BMW arranca la producción de sus baterías de quinta generación, que estrenarán el BMW iX y el BMW i4.

BMW ha iniciado la producción de las celdas que formarán parte de las baterías de quinta generación que implementará en sus próximos coches eléctricos, el BMW iX y el BMW i4. La tecnología que se incluye en ellas permitirá que estos modelos dupliquen las capacidades de las baterías de su cuarta generación. En paralelo, la producción de los motores eléctricos de quinta generación que acompañan a estas baterías ha aumentado su ritmo desde que comenzaran a fabricarse en 2020 en la planta de Dingolfing, primero para el BMW iX3 y que a partir de ahora se montarán en el iX y en el i4.

La quinta generación del tren motriz y las nuevas baterías de BMW representan el mayor avance en la electrificación de sus modelos desde que, en 2013, viese la luz el primer coche eléctrico del fabricante bávaro, el BMW i3. En el caso de las baterías, al duplicar su capacidad, se habilitan autonomías suficientes para cualquier tipo de desplazamiento. Además, su diseño plano permite situarlas en la parte baja del habitáculo. Esta posición no compromete el espacio interior y permite todo tipo de formatos. Si bien la tendencia es hacia los SUV, por su mayor distancia al suelo, también se montarán vehículos más pequeños, deportivos y berlinas de gran tamaño.

BMW señala que tanto el contenido energético de sus baterías como la salida de potencia de sus motores eléctricos de quinta generación se pueden escalar de manera flexible. Para cada modelo y para cada variante, es posible ajustar de manera óptima las especificaciones. Además, BMW ha desarrollado un proceso de producción estandarizado para los módulos de batería. De esta manera, puede empaquetar las celdas en formatos de módulos diferentes dentro de la misma línea de producción. El nuevo tren motriz agrupa el motor eléctrico, la transmisión y la electrónica de potencia dentro de un nuevo sistema de propulsión eléctrica independiente. Los componentes individuales destacan por su menor peso, escalabilidad y una construcción compacta.

BMW iX: Production at Plant Dingolfing

BMW iX.

Según comenta Michael Nikolaides, vicepresidente senior de motores y transmisiones eléctricas de BMW, en 2030 la mitad de las ventas de la empresa serán vehículos electrificados: “Estamos aumentando nuestro volumen de producción en las ubicaciones que ya tienen capacidad para ensamblar transmisiones, como es el caso de Dingolfing, y estamos desarrollando esas capacidades en otras, como recientemente en Regensburg y Leipzig”.

BMW ha señalado que, entre 2020 y 2022, la inversión dedicada a la ampliación de la expansión de la producción de la quinta generación de motores eléctricos, solo en Dingolfing, será de 500 millones de euros. A partir de 2022, la planta producirá más de medio millón de unidades. En total, en este mismo periodo, la compañía invertirá alrededor de 790 millones de euros en la expansión de sus cuatro plantas: Dingolfing, Leipzig, Regensburg y Steyr.

El modelo que ha estrenado las nuevas motorizaciones eléctricas es el BMW iX3, que cuenta con un motor que desarrollará una potencia de 213 kW (286 CV) alimentado por una batería de 74 kWh de capacidad útil. En el nuevo ciclo de homologación WLTP alcanza los 458 kilómetros de autonomía. 

Conversaciones: