Híbridos y Eléctricos

ARCHIENEMIGO DEL MERCEDES EQS

Las primeras imágenes del BMW i7 eléctrico vienen con un dato interesante bajo el brazo

BMW nos ha enseñado por primera vez imágenes del BMW i7, su próxima berlina eléctrica, que será la más lujosa de todas ellas. Una versión eléctrica de la Serie 7 que llegará dispuesta a luchar contra el Mercedes EQS.

bmw-i7-portada
BMW nos enseña el BMW i7 eléctrico, el archienemigo del Mercedes EQS

BMW sigue avanzando en su programa de electrificación. Tras haber conocido ayer mismo al controvertido BMW Concept XM híbrido enchufable, ahora le toca el turno al que será el coche eléctrico más lujoso de la marca bávara: el BMW i7. El modelo que tendrá que pelear a cara de perro con el Mercedes EQS, pero también con el Lucid Air o el Porsche Taycan, y del cual la marca ha publicado las primeras imágenes de manera oficial y nos ha dejado un dato sobre el modelo.

Se podría decir que BMW ha publicado sus propias "fotos espía", pues las imágenes muestran un prototipo del BMW i7 con su correspondiente camuflaje anti paparazzi, ocultando a las miradas ajenas las formas de la carrocería de esta versión eléctrica del Serie 7. Lo que sí nos deja intuir un frontal peculiar y muy característico, con una gran parrilla de doble riñón y unos faros rectangulares en disposición horizontal, justo al lado de las cortinas de aire del paragolpes para dirigir el flujo alrededor de las ruedas.

bmw-i7-electrico_02

La excusa o el motivo de estas imágenes no es otro que anunciar al mundo el progreso en la fase de pruebas del BMW i7, que ahora pasará un tiempo por la gélida Laponia para poner a prueba el vehículo en condiciones de frío extremo. Este tipo de pruebas es habitual en los fabricantes durante la fase de desarrollo de un nuevo modelo, que recorre centenares de miles de kilómetros en todo tipo de superficies y bajo climas extremos. El BMW i7 se está sometiendo a pruebas dinámicas en las instalaciones del centro de pruebas de invierno que BMW tiene en Arjeplog, Suecia, a pocos kilómetros del círculo polar ártico.

Además de poner a prueba los sistemas de control electrónico de estabilidad y tracción, la suspensión, la dirección o los frenos, las pruebas invernales ponen especial foco en los componentes del propulsor eléctrico. Es de sobra conocido que el frío y las baterías de alto voltaje no se llevan especialmente bien, así que resulta crucial optimizarlas en estos entornos. Tanto el motor como la batería y la electrónica de potencia del BMW i7 corresponden a la quinta generación de la tecnología BMW eDrive, la misma que se emplea en el BMW iX. 

bmw-i7-electrico_04

Aunque BMW no ha anunciado las especificaciones técnicas del BMW i7 (se rumorea que podría tener versiones con más de 700 caballos) ni su autonomía, junto a las imágenes ha publicado un dato interesante de su próximo coche eléctrico: el consumo energético en ciclo combinado WLTP, según los datos en el nivel actual de desarrollo del coche (dicho de otra manera: datos provisionales). Según la marca, el BMW i7 arroja un consumo combinado homologado entre 19,5 y 22,5 kWh/100 km, muy similar al homologado por el BMW iX.

Suponiendo que esté disponible con las mismas opciones de batería que en el iX (con quien comparte tecnología), y dado el consumo anunciado por la marca, el BMW i7 debería homologar alrededor de 630 kilómetros de autonomía WLTP para la versión con batería 105 kWh de capacidad utilizable, y unos 420 kilómetros en caso de que se ofrezca con la batería de 71 kWh que lleva el BMW iX xDrive 40. En cualquier caso, por debajo de los más de 740 kilómetros de autonomía que homologa el Mercedes EQS 450+ (cuyo consumo teórico se queda en 16,7 kWh/100 km). No obstante, al igual que ha hecho Mercedes, BMW podría guardarse bajo la manga versiones menos potentes y con mayor autonomía para acercarse a la cifra de los 700 kilómetros.

Conversaciones: