Híbridos y Eléctricos

UN 33% MÁS DE INGRESOS EN 2023

BorgWarner actualiza su catálogo de componentes para coches eléctricos

El proveedor de la industria del automóvil BorgWarner ha pasado los últimos cinco años electrificando su catálogo con la vista puesta en un mercado del automóvil dirigido a la movilidad eléctrica, que le permitirá aumentar sus ingresos un 33% en 2023.

Frederic Lissalde CEO de BorgWarner.
Frederic Lissalde CEO de BorgWarner.

BorgWarner, uno de los proveedores de componentes para automóviles más importantes del mundo, ha evolucionado su producto y rediseñado sus planes de crecimiento con la vista puesta en la electrificación del automóvil. La empresa afirma que actualmente pueden atender pedidos para cualquier tipo de tecnología que mueva el tren motriz de los automóviles.

“En promedio, los vehículos híbridos y eléctricos contienen mayor cantidad de productos de nuestra empresa que los de combustión” afirma Frederic Lissalde, nuevo CEO de la compañía desde agosto de este año. Las ventas mundiales de BorgWarner alcanzaron los 9.800 millones de dólares en 2017. Gran parte de los ingresos de la compañía provienen de los componentes básicos de los motores de combustión interna, como transmisiones o turbocompresores. Sin embargo la compañía tiene claro que esto no durará mucho tiempo, y por eso bajo el mandato del anterior CEO, James Verrier, BorgWarner ha pasado los últimos cinco años transformándose a sí misma y electrificando su catálogo de productos, con la vista puesta en un mercado del automóvil dirigido a la movilidad eléctrica, que le permitirá aumentar sus ingresos anuales un 33% en 2023.

Como resultado, el ritmo de las operaciones de investigación y desarrollo de BorgWarner se ha acelerado en los últimos años, afirma Lissalde. Las adquisiciones estratégicas, como la compra en 2015 del fabricante de motores eléctricos Remy International, han ayudado a BorgWarner a expandir su oferta.

"Producimos cientos de millones de piezas cada año, y nuestro catálogo va en aumento”, afirma Lissalde. La cartera de productos es igualmente amplia sea cual sea la tecnología del tren motriz del vehículo: combustión, híbridos y eléctricos.

Un ejemplo de esta capacidad de suministro de la que habla Lissalde es el módulo de transmisión eléctrica de Great Wall, que se ha convertido en el primer cliente de BorgWarner en China.

El módulo de transmisión eléctrica proporciona propulsión primaria o secundaria para vehículos totalmente eléctricos o híbridos. Producido de forma local, se ha utilizado en la versión eléctrica de su sedán eléctrico compacto Great Wall C30, y en sus coches eléctricos económicos.

Conversaciones: