EXPANSIÓN DE LA RED EN REINO UNIDO

BP adquiere Chargemaster e instalará 1.200 puntos de recarga en gasolineras

Con la adquisición de Chargemaster, BP instalará en sus estaciones de servicio puntos de carga ultrarrápida para vehículos eléctricos.

Estación de recarga de Chargemaster.
Estación de recarga de Chargemaster.

La compañía británica BP ha anunciado la adquisición de Chargemaster, la mayor empresa proveedora y gestora de infraestructura de recarga del Reino Unido. La petrolera afronta un futuro en el que la venta de vehículos eléctricos se disparará en el mercado. La nueva empresa, BP Chargemaster, instalará y gestionará los puntos de recarga en las 1.200 estaciones de servicio de la petrolera. La adquisición supone un desembolso de 170 millones de dólares. Chargemaster cuenta con más de 40.000 clientes, opera hoy en día más de 6.500 puntos de recarga en Reino Unido, y ha suministrado más de 50.000 equipos en el resto de Europa.

BP pronostica que la demanda de combustibles fósiles comenzará a decaer. Tal y como ha declarado Tufan Erginbilgic, consejero delegado de BP Downstream, “queremos tener una posición de liderazgo en el Reino Unido, independientemente de la elección de combustible que tengan nuestros clientes”. Según el informe 'Energy Outlook 2018' de BP, la proporción de vehículos eléctricos en el parque automovilístico mundial podrá alcanzar alrededor del 15% en 2040, lo que significaría unos 300 millones de automóviles. BP calcula que la flota de vehículos eléctricos alcanzará, solo en Reino Unido, los 12 millones de unidades en 2040. Para poder absorber esta fuerte demanda planea desplegar cargadores ultrarrápidos de 150 kW de potencia en sus estaciones de servicio.

Para David Martell, director ejecutivo de Chargemaster “BP nos ayudará a mantener una posición líder en el mercado y hará crecer la red nacional de carga POLAR, como respuesta al incremento de autonomía de los nuevos vehículos eléctricos que llegarán al mercado en los próximos años”.

Chargemaster

BP es consciente de que la carga vinculada, en el hogar, es la más habitual. A medida que las baterías dispongan de mayor capacidad y las autonomías crezcan, los vehículos realizarán desplazamientos más largos y necesitarán la recarga rápida y ultrarrápida que ofrecerá BP Chargemaster. “Para BP, el futuro mercado de la recarga del vehículo eléctrico evolucionará hacia un modelo similar al de gasolina, en que los conductores cargarán sus automóviles en puntos de venta minorista”, ha declarado Erginbilgic.

BP aspira a expandir su negocio

La expansión de la flota eléctrica mundial podía alcanzar los 300 millones de vehículos en 2040. La petrolera planea utilizar toda la experiencia recopilada en Europa para replicar esta nueva línea de negocio  en Alemania y a China. En el país asiático BP ya cuenta como socio con la empresa local NIO Capital, con la que explora inversiones en vehículos eléctricos, infraestructura de recarga y baterías.

Este mismo año y a través de su división BP Ventures,  BP ha invertido 17 millones de euros en la empresa israelí StoreDot, especialista en tecnologías de carga ultrarrápida. Esta empresa israelí ha patentado FlashBattery, un sistema híbrido de recarga que aprovecha las ventajas de la velocidad de carga de los súper condensadores  y las capacidad de almacenamiento de las baterías de litio, logrando aislar y maximizar la velocidad de transferencia de carga.

Conversaciones: