Híbridos y Eléctricos

HASTA 350 KW DE POTENCIA

Cables refrigerados por líquido para la carga ultrarápida de coches eléctricos

Los puntos de recarga de la red Ionity suministrados por la empresa Tritium se actualizan con cables refrigerados por líquido para ofrecer potencias de carga de hasta 350 kW.

Cargadores de la empresa austrailiana Tritium.
Cargadores de la empresa austrailiana Tritium.

La empresa australiana Tritium, uno de los proveedores de la red de recarga europea para coches eléctricos Ionity, está reacondicionando sus cargadores con nuevos cables refrigerados por líquido que permitirán una potencia de carga de hasta 350 kW. Con esta segunda fase de la la instalación, sus estaciones de recarga quedarán adaptadas a las necesidades de los nuevos coches eléctricos que llegarán próximamente al mercado.

El contrato de Tritium firmado con Ionity en julio de 2018 establece la instalación de 100 estaciones de recarga en Europa, cada uno de ellos con seis puntos de recarga, repartidas entre Noruega, Suecia, Alemania, Francia y Reino Unido. Hasta ahora, los cargadores que Tritium ha instalado en las estaciones de recarga de la red Ionity eran capaces de ofrecer una intensidad de corriente de 200 amperios, lo que limita la potencia de carga a 80 kW para los vehículos con red a bordo de 400 V, o de 160 kW para los que incorporan una red de 800 V. Esta limitación la imponía el cable de carga, que no incluía refrigeración líquida.

Firma del acuerdo entre Ionity y Tririum en julio de 2018

Firma del acuerdo entre Ionity y Tririum en julio de 2018.

Tritium está comenzando a modificar los cargadores de corriente continua Veefil-PK HPC para incluir los nuevos cables que permitirán elevar la potencia de carga hasta los 350 kW para los vehículos que funcionan a 800 V y de 175 kW para los que funcionan a 400 V. El plan de modificación de sus cargadores ya se ha iniciado en la nueva estación de recarga de Nyborg, en Dinamarca.

Otro de los suministradores de la red Ionity, la alemana ABB, sí ha instalado desde un principio en las estaciones de Ionity cargadores con cables refrigerados por líquido de la empresa suiza Huber+Suhner.

Por ahora, el mercado de vehículos eléctricos está limitado a potencias de carga muy inferiores a las que pueden ofrecer los cargadores que se están implementando en las redes de recarga ultrarrápida. El Porsche Taycan será el primero que ofrecerá una red interna de 800 voltios capaz de alcanzar una potencia de 350 kW.

Ionity comienza a cobrar por las recargas

El objetivo de Ioniy es disponer de 400 estaciones de carga en 23 países en 2020. El plan de desarrollo y extensión de la red está diseñado para disponer de un punto de carga cada 120 kilómetros en las autopistas europeas. Su intención es servir de red de carga para todos los vehículos eléctricos del mercado, para lo que han decidido seleccionar el estándar CCS para todos sus puntos de carga. Actualmente el 80% de los modelos lo utilizan y muchos fabricantes optan por adaptar el puerto de carga al estándar de la región en la que se vende.

Conversaciones: