Híbridos y Eléctricos

DESARROLLO CONJUNTO DE BATERÍAS

Los camiones eléctricos de Scania utilizarán las baterías fabricadas por Northvolt

Scania firma un contrato con Northvolt para el suministro de las baterías de sus camiones eléctricos y está negociando su entrada en el capital social de la empresa a través de su matriz, el Grupo Volkswagen.

Northvolt contará con baterías de Northvolt para sus camiones eléctricos.
Northvolt contará con baterías de Northvolt para sus camiones eléctricos.

Scania ha firmado un acuerdo con el fabricante sueco Northvolt para el suministro de las baterías de sus camiones eléctricos. Además, ambas empresas están en conversaciones para que la filial del Grupo Volkswagen realice una importante inversión en la startup, como parte de su objetivo de financiación establecido en 4.000 millones de euros.

La electrificación del transporte de mercancías está acelerándose durante los últimos meses, fruto de las presiones regulatorias en cuanto a emisiones provocadas por el diésel. Prácticamente todos los fabricantes de camiones comerciales ya han anunciado desarrollos de vehículos movidos por baterías o por hidrógeno.

Scania se ha unido a esta tendencia con su inversión en el desarrollo de autobuses y camiones eléctricos, híbridos enchufables y en la tecnología de celdas de combustible de hidrógeno. En 2018, estas tecnologías supusieron el 4,5 % de las ventas del fabricante.

Según informa Reuters, el presidente ejecutivo de Scania, Henrik Henriksson, no ha revelado el alcance del contrato en relación con la capacidad de batería que les suministrará Northvolt ni la inversión que se está planteando en las conversaciones. Henriksson se limitó a declarar que “será una parte sustancial. Estamos discutiendo sobre la capacidad futura y el volumen de suministro, así como de la estructura de capital en el futuro".

El sector automotriz sufrirá la escasez en el suministro de baterías en los próximos cinco o seis años, ya que “no habrá suficiente capacidad de producción”. La estrategia del Grupo Volkswagen, propietario de Scania, es asegurarse la mayor capacidad posible de baterías cerrando desde ya los contratos de suministro.

La elección de Northvolt por parte de Scania se debe a que la empresa sueca cuenta con un modelo de negocio que permite el desarrollo conjunto con el cliente de las celdas de batería, lo que significa que podrán crear baterías específicamente para sus camiones, en lugar de confiar en los modelos actuales más orientados a los automóviles. Según Henriksson, los coches eléctricos tiende a utilizar sus baterías "durante un par de horas al día, mientras que nuestros vehículos funcionan las 24 horas al día, los 7 días de la semana", por lo que las baterías necesitan una adaptación para diferentes necesidades.

Northvolt es una nueva empresa fundada por Peter Carlsson, un ex ejecutivo de Tesla, que tiene previsto invertir 4.000 millones de euros en la construcción, en Suecia, de la mayor planta de baterías de Europa, con una capacidad de producción similar a la de la Gigafactoría de Tesla en Estados Unidos.

Northvolt es una de las empresas que forma parte de los consorcios que la Unión Europea está impulsando para competir con los fabricantes asiáticos en el mercado de las baterías. El objetivo es reducir la ventaja que han obtenido cerrando contratos con los principales fabricantes europeos y evitar así la dependencia externa en el suministro de este componente.

En marzo, el Grupo Volkswagen y Northvolt anunciaron su colaboración con la industria de siete estados miembros de la unión Europea para lanzar un consorcio denominado European Battery Union (EBU). Este consorcio comenzará a trabajar a principios de 2020 y se concentrará en toda la cadena de valor de las baterías, desde las materias primas hasta la tecnología de las celdas y el reciclaje. El objetivo principal es desarrollar una amplia experiencia en la producción de células.

Northvolt ha recaudado ya 1.500 millones de euros, divididos entre deuda y capital, y ha solicitado al Banco Europeo de Inversiones un préstamo de 350 millones de euros. El año pasado supero sus objetivos alcanzó los 100 millones de euros de facturación, gracias a los contratos establecidos con Scania, el grupo de ingeniería ABB, el fabricante de turbinas eólicas Vestas, la firma energética Vattenfall, Siemens y BMW. Durante este año, las negociaciones de la empresa sueca con sus clientes ya le han permitido vender aproximadamente la mitad de su capacidad anual de producción, que alcanzará los 32 GWh en 2023.

En esta primera fase, el Grupo Volkswagen necesita contar con suministradores externos, mientras pone en marcha su propio plan de fabricación de baterías, anunciado hace unos días. Siendo la batería el componente más costoso de un vehículo eléctrico, Henriksson, cuenta con la colaboración de la matriz, que ha anunciado una inversión de 50.000 millones de dólares en electrificar sus vehículos, para compartir los costes de suministro y desarrollo.

Sin embargo, Traton SE, anteriormente conocida como Volkswagen Truck & Bus AG, la empresa subsidiaria de Volkswagen fabricante de las marcas MAN, Scania, Volkswagen Caminhões e Ônibus y RIO no ha querido pronunciarse al respecto.

Conversaciones: