Híbridos y Eléctricos

MOTOR ELÉCTRICO Y COMPACTO DE IMANES PERMANENTES

Dyson registra la marca Digital Motor para usarla en sus coches eléctricos

Dyson utilizará la terminología "Digital Motor", que aplica a sus electrodomésticos, en su división de coches eléctricos: un motor eléctrico de imanes permanentes, compacto, síncrono y sin escobillas será el que mueva sus tres futuros vehículos eléctricos.

Dyson registra la marca 'Digital Motor' para sus coches eléctricos.
Dyson registra la marca 'Digital Motor' para sus coches eléctricos.

Dyson continua adelante con su proyecto de lanzar tres coches eléctricos al mercado. La empresa británica ha anunciando que ha registrado la marca "Digital Motor", habitual en sus electrodomésticos, para su uso en la división automotriz. El motor eléctrico que describe esta nomenclatura es un motor síncrono de imanes permanentes, muy compacto y sin escobillas, al no necesitar excitación externa. Es una de las tipologías de motor que más se utiliza en la industria del automóvil eléctrico al ser un componente sin necesidades especiales de mantenimiento.

El primero de los vehículos eléctricos de Dyson en utilizar estos motores, con el apelativo Digital Motor, podría llegar al mercado en 2020, para lo que está reforzando su división automotriz, en la que ya trabajan 400 empleados. A ellos se unirán 300 nuevos ingenieros cuya incorporación coincidirá con el traslado a una nueva ubicación en Hullavington Airfield, donde acelerarán el desarrollo de esta nueva línea de negocio de la marca británica.

El plan maestro de Dyson

Al más puro estilo Elon Musk, el "plan maestro" de Dyson consta de varias fases. El primer modelo de Dyson será un coche eléctrico de bajo volumen del que se fabricarán menos de 10.000 unidades. Según el fundador de la compañía, James Dyson, no será un deportivo, sino un vehículo premium, con un precio elevado. La fabricación de este vehículo permitirá al fabricante establecer contratos con proveedores y colaboradores. Esto le permitirá concentrarse en la creación y producción de los siguientes modelos, ya de forma masiva, una vez que ya se haya consolidado como fabricante.

El fundador de la empresa James Dyson

El fundador de la empresa James Dyson.

Según Dyson, a partir de su segundo modelo, utilizarán baterías de litio con electrolito sólido, que utilizan celdas de mayor densidad que las actuales, más seguras y más económicas. Dyson entra de esta forma en competencia directa con fabricantes tan importantes como Toyota, Honda, BMW, Volkswagen o Porsche. Todos ellos trabajan para poner a punto esta tecnología en los vehículos eléctricos que lancen al mercado durante la próxima década.

Dyson está invirtiendo también en otras tecnologías digitales como la robótica o la inteligencia artificial. Aunque estos programas no están oficialmente vinculados con sus coches eléctricos, su desarrollo advierte sobre el interés en los sistemas de conducción autónoma.

El primer coche eléctrico de Dyson

El primero de los coches eléctricos de Dyson supone la inversión de 2.000 millones de libras (2.230 millones de euros) en cuya financiación colabora el gobierno británico. No se conocen por ahora sus detalles técnicos ni la autonomía que alcanzará. Como ya hemos mencionado, no irá destinado a competir en el mercado generalista, en el que participan el Renault Zoe, o el Nissan Leaf, sino al segmento premium.

Según las palabras del propio James Dyson, “donde fabriquemos la batería, fabricaremos el automóvil. Queremos estar cerca de nuestros proveedores; queremos estar en un lugar logísticamente sensato y que nos reciba amigablemente”. De estas palabras se deduce que China, donde Dyson ya tiene una gran presencia en el mercado de los electrodomésticos, tiene muchas posibilidades de ser el lugar en el que se fabrique este primer modelo.

Conversaciones: