Híbridos y Eléctricos

ESTRATEGIA DE ELECTRIFICACIÓN

El 50% de las ventas de Volvo serán coches totalmente eléctricos en 2025

La estrategia de electrificación de Volvo está planificada para que, en 2025, el 50% de sus ventas sea de vehículos eléctricos puros y el 25% de híbridos enchufables.

La estrategia de electrificación de Volvo tiene la vista puesta en 2025.
La estrategia de electrificación de Volvo tiene la vista puesta en 2025.

Volvo aspira a que la mitad de sus ventas correspondan con vehículos totalmente eléctricos en 2025, tanto bajo su propia insignia como bajo la de Polestar, su nueva marca de vehículos de alto rendimiento. Volvo apuesta por que el margen de beneficio de esta tecnología se iguale a la de los vehículos de combustión en 2025. En el caso de los híbridos enchufables, las ventas aumentarán en 2019, ya que el fabricante ha triplicado el volumen de pedidos de los componentes de esta tecnología para poder hacer frente a la demanda, ya que el año pasado sus previsiones se quedaron extremadamente cortas. Estas variantes deberían alcanzar un 25% de las ventas totales a mediados de la próxima década

100% eléctricos

Por ser una tecnología todavía en desarrollo y por el bajo volumen de producción que todavía exige el mercado, el coste de los componentes de los vehículos eléctricos puros, sobre todo en el caso de la batería, es mayor que en el caso de los vehículos de combustión. En estos primeros años esta circunstancia afectará a los márgenes. Según Reuters, Volvo espera que los márgenes de beneficio de sus coches eléctricos se igualen con los de combustión en 2025.

El Polestar 2 es un hatchback premium eléctrico de cinco puertas con una autonomía de 500 kilómetros

Polestar 2

Volvo va a invertir el 5% de sus ingresos anuales, algo más de mil millones de dólares al año, en el desarrollo y fabricación de automóviles eléctricos y autónomos. En los próximos años pondrá en el mercado cinco modelos completamente eléctricos con el objetivo de alcanzar un 50% de las ventas totales en 2025 . El primero de ellos, el Polestar 2, fue presentado hace menos de un mes en el Salón del Automóvil de Ginebra con la intención de competir con el Tesla Model 3. Volvo también planea lanzar una versión eléctrica de su SUV compacto XC40 este mismo año.

“Es muy difícil decir si vamos a tener los mismos márgenes en 2025 que en 2015 porque los modelos eléctricos son muy caros”, ha dicho Hakan Samuelsson, CEO de Volvo. “Estoy absolutamente seguro de que tendremos los mismos márgenes con los modelos eléctricos que con los de combustión convencionales en 2025”, ha añadido. Según él, a esta convergencia contribuirá la reducción de los costes de componentes como las baterías y la disminución de los márgenes en los coches convencionales.

213087_New_Volvo_XC40_exterior.0

Volvo XC40

Híbridos enchufables

Volvo espera que las ventas de sus vehículos híbridos enchufables aumenten para fin de este año, en contra de sus previsiones del año pasado en las que subestimó la demanda de esta tecnología, a pesar de ofrecer cada vez un catálogo más amplio. Según Samuelsson, “para finales de año, deberíamos estar entre el 20 y el 25 por ciento de las ventas totales”.

“Subestimamos la demanda”, ha dicho Samuelsson, “podríamos haber vendido más”. El fallo en las previsiones hizo que Volvo no dispusiera de suficientes baterías, motores eléctricos y del resto de componentes como para atender a la demanda recibida. El fabricante sueco ha aprendido de este error y ahora ha triplicado el volumen de los pedidos de los componentes necesarios para sus híbridos enchufables respecto a los del año pasado. Igualmente, también se ha asegurado el suministro de componentes para la nueva familia de híbridos suaves con tecnología de 48 voltios formada inicialmente por versiones diésel y gasolina del XC90 y XC60. Estos modelos llevarán el nuevo distintivo B y estarán equipados con el sistema de recuperación de energía de freno por cable de Volvo. 

Volvo no ha perdido volumen de ventas de sus híbridos enchufables con la llegada del ciclo WLTP

Gama híbrida enchufable de Volvo.

A pesar de estas limitaciones, Volvo vendió 26.800 híbridos enchufables en Europa el año pasado, frente a los 16.000 de 2017, según las cifras del analista de mercado JATO Dynamics. La línea de modelos disponibles en el catálogo de Volvo con variante híbrida enchufable se compone actualmente de los SUV XC90 y XC60, los sedanes S90 y S60 y las rancheras V90 y V60. En la actualidad estos cuatro modelos representan entre el 10 y el 15 por ciento de las ventas globales de Volvo.

Homologación WLPT

Al contrario que otros fabricantes, Volvo logró evitar un parón en sus ventas de híbridos enchufables con la llegada del nuevo ciclo de homologación WLTP. Este ciclo aumenta los consumos y las emisiones respecto al Nuevo Ciclo de Conducción Europeo (NEDC). Volkswagen, Mercedes-Benz y Porsche se encontraban entre los fabricantes de automóviles que detuvieron temporalmente las ventas de algunos de sus modelos híbridos enchufables en Europa porque sus emisiones superaban los 50 g/km de CO2, el límite para poder ser clasificados como vehículos de “ultra bajas emisiones” y por lo tanto acceder a las exenciones fiscales.

Tras pasar la nueva homologación, los modelos de que anteriormente tenían una calificación de emisiones de 50 de 50 g/km de CO2 aumentaron hasta los a 65 g/km y los 80 g/km, lo que los eliminaba de los incentivos fiscales.

Según Samuelsson “tenemos una alta proporción de híbridos enchufables porque los clientes aprecian la tecnología, De lo contrario, solo sería un ejercicio de reducción de CO2, que no es para nosotros”. Los clientes han seguido comprando las versiones híbridas enchufables de un SUV como el XC90 porque ofrece más de 400 CV de potencia combinada, una característica crucial en un segmento altamente competitivo que incluye competidores como el Audi A8 y BMW X5.

Conversaciones: