Híbridos y Eléctricos

INVERTIRÁ 40.000 MILLONES DE EUROS

Mercedes-Benz anuncia su plan para ser una marca totalmente eléctrica en 2030

Mercedes ha anunciado su plan financiero y tecnológico de cara a convertirse en una marca totalmente eléctrica a finales de la década. A partir de 2025, todas las nuevas plataformas serán específicas para coches eléctricos.

Mercedes-EQ Family
Mercedes-EQ Family

El anuncio que ha hecho hoy Mercedes-Benz marcará un antes y un después en la historia del automóvil. La marca que alumbró el nacimiento del primer automóvil con motor de combustión interna, el germen de los coches tal y como los conocemos hoy, ha presentado un ambicioso plan financiero y tecnológico para convertirse en una marca totalmente eléctrica.

Mercedes-Benz se está preparando para ser totalmente eléctrica a finales de esta década, «cuando las condiciones del mercado lo permitan», según ha anunciado el consejero delegado de Daimler AG y Mercedes-Benz AG, Ola Källenius. Una transición que contará con varias fases para la cual el fabricante alemán invertirá más de 40.000 millones de euros entre 2022 y 2030 en vehículos eléctricos, incluyendo todo el software e I+D que ello implicará.

Para el año 2022, Mercedes-Benz tendrá modelos eléctricos de batería en todos los segmentos en los que está presente. A partir de 2025, irán un paso más allá y todas las nuevas plataformas que lancen serán exclusivamente eléctricas, ofreciendo versiones eléctricas en todos y cada uno de los modelos que fabrique la marca. El fabricante alemán lanzará en 2025 tres nuevas plataformas específicamente desarrolladas para vehículos eléctricos:

  • MB.EA: cubrirá todos los turismos de tamaño medio y grande, estableciendo un sistema modular escalable como columna vertebral eléctrica para la futura gama de coches eléctricos.
  • AMG.EA: será una plataforma de coches eléctricos de alto rendimiento dirigida a los clientes de Mercedes-AMG, con la máxima tecnología a disposición de las prestaciones.
  • VAN.EA: destinada a una nueva generación de furgonetas y vehículos comerciales ligeros eléctricos.

Mercedes-Benz pretende gestionar esta transformación acelerada sin dejar de cumplir sus objetivos de rentabilidad, lo que supondrá «una profunda reasignación de capital» dividida en cuatro grandes ámbitos: tecnología, producción, empleo y control financiero.

Plan tecnológico: ocho nuevas gigafábricas de baterías y mucha investigación en nueva tecnología

Mercedes reorganizará la planificación, el desarrollo, las compras y la producción bajo un mismo techo, aumentando el nivel de integración vertical en la fabricación y el desarrollo, y subcontratará la tecnología de propulsión eléctrica. Esto incluye la adquisición de la empresa británica de motores eléctricos YASA, que le dará acceso a la tecnología de motores de flujo axial, a los que hay que sumar los motores eléctricos de desarrollo propio, como el eATS 2.0.

En cuanto a las baterías, Mercedes-Benz dice que necesitará una producción de más de 200 GWh y tiene previsto construir ocho nuevas gigafactorías de baterías en todo el mundo para producir celdas junto a otros socios. Estas ocho fábricas se suman a las nueve ya previstas, alcanzando un total de diecisiete plantas destinadas a la producción de baterías. La compañía ha dicho que pretende asociarse con nuevos socios europeos para desarrollar y producir de forma eficiente las baterías en suelo europeo.

Con la próxima generación de baterías, Mercedes-Benz trabajará con SilaNano para aumentar la densidad de energía utilizando un compuesto de silicio y carbono en el ánodo, que permitirá autonomías «sin precedentes» y tiempos de carga más cortos. En este sentido cabe mencionar el Mercedes Vision EQXX, un coche eléctrico que pretende ser el más eficiente del mundo consiguiendo un consumo inferior a 10 kWh/100 km por carretera. En cuanto a la tecnología de estado sólido, Mercedes-Benz está en conversaciones con varios socios para desarrollar baterías de este tipo con mayor densidad energética y más seguras.

Mercedes-EQS 580 4MATIC

Mercedes EQS 580.

En lo relativo a la recarga, Mercedes sigue desarrollando el sistema 'Plug & Charge' para enchufar, cargar y desenchufar sin preocuparse por el pago (que se realiza automáticamente). La marca ha anunciado que está trabajando con Shell para ampliar la red de recarga y que sus clientes tengan acceso a la misma, la cual tendrá 30.000 puntos de recarga para 2025 en Europa, China y Norteamérica. Mercedes-Benz también tiene previsto lanzar varios puntos de recarga premium en Europa, que ofrecerá una experiencia de carga a medida con instalaciones de primera categoría, aunque no ha dado más detalles.

Plan de producción: vehículos eléctricos fabricados con emisiones neutras de CO2

Mercedes-Benz está aumentando el ritmo de adaptación de sus fábricas para seguir la demanda del mercado en materia de vehículos eléctricos. El próximo año se producirán ocho modelos eléctricos Mercedes en siete fábricas de tres continentes, y todos los centros de ensamblaje de turismos y baterías de Mercedes-Benz AG serán neutros en emisiones de carbono.

Además tienen previsto construir una nueva fábrica de reciclaje de baterías en Kuppenheim (Alemania), que empezará a operar a 2023 si todo va bien. Mercedes se ha asociado con GROB para la automatización de los procesos de fabricación de baterías, tanto de módulos con de ensamblaje de los paquetes, y está previsto que 

Plan de empleo: el software será el nuevo filón

La transición de los motores de combustión interna a los vehículos eléctricos también pondrá patas arriba el tejido laboral, ya que habrá puestos de trabajo que se perderán en favor de otros. El año pasado Daimler anunció que recortaría 15.000 empleos recurriendo a jubilaciones anticipadas, planes de recualificación, etc. con el objetivo de ahorrar 2.000 millones de euros de cara a futuras inversiones.

Mercedes-EQ, EQS;Stromverbrauch kombiniert: 20,0-16,9 kWh/100 km; CO2-Emissionen: 0 g/km Mercedes-EQ, EQS; Combined electrical consumption: 20.0-16.9 kWh/100 km; combined CO2 emissions: 0 g/km

Interior del Mercedes EQS.

Hoy han anunciado que, solamente para desarrollar el sistema operativo MB.OS, se crearán 3.000 nuevos puestos de trabajo de ingeniería de software en todo el mundo. Además, está preparando a su plantilla para esta nueva era: solamente el año pasado, 20.000 empleados en Alemania recibieron formación en aspectos relacionados con la movilidad eléctrica.

Plan financiero: el objetivo es llevar a cabo una transformación siendo rentables

Uno de los problemas a los que se enfrentan los fabricantes en la transición hacia el coche eléctrico es rentabilizar las enormes inversiones. Un problema algo menor para las marcas que pueden vender coches más caros y con mayor margen de beneficio, como es el caso de Mercedes.

Mercedes prevé para el año 2025, la mitad de los coches que venda serán híbridos enchufables y eléctricos. En este sentido, prevé incrementar la proporción de modelos eléctricos de gama muy alta, es decir, de los modelos eléctricos Mercedes-Maybach y Mercedes-AMG. Al mismo tiempo, dice que tomará un control «más directo sobre los precios y las ventas» y aumentará los ingresos procedentes de los servicios digitales. Todo ello acompañado de una reducción de costes variables y fijos, a lo que contribuirán las plataformas eléctricas modulares y una disminución «considerable» del precio de las baterías.

Las inversiones en motores de combustión y tecnologías híbridas enchufables se reducirán en un 80 % entre 2019 y 2026, pero Mercedes-Benz proyecta para el futuro márgenes de beneficio similares a los de la era de combustión interna.

Conversaciones: