Híbridos y Eléctricos

DE 5 A 9 TONELADAS

John Deere y Wacker Neuson se alían para desarrollar excavadoras eléctricas

El fabricante estadounidense John Deere y la compañía alemana Wacker Neuson han firmado un acuerdo en el que desarrollarán y fabricarán excavadoras eléctricas de batería.

excavadora-electrica-john-deere_portada
excavadora-electrica-john-deere_portada

El conocido fabricante estadounidense de maquinaria agrícola John Deere y el fabricante alemán de maquinaria de construcción Wacker Neuson han firmado un acuerdo de cooperación estratégica para desarrollar vehículos eléctricos de batería que se incorporarán en los portfolios de producto de ambas compañías.

El acuerdo contempla un contrato de suministro exclusivo para los próximos años de miniexcavadoras y excavadoras compactas (de menos de cinco toneladas), así como de excavadoras eléctricas de batería. Para ninguno de los implicados es la primera incursión en este segmento: John Deere presentó el año pasado una excavadora eléctrica y Wacker Neuson hizo lo propio incluso antes, en el año 2020.

Wacker Neuson diseñará y fabricará las máquinas en sus instalaciones de Menomonee Falls (EE.UU.) y en Linz (Austria) de acuerdo a las necesidades y requisitos de John Deere, principalmente para los mercados de Norteamérica (Estados Unidos y Canadá). Las excavadoras se comercializarán bajo la marca John Deere a través de la red mundial de concesionarios de la compañía estadounidense.

Por su parte, Wacker Neuson seguirá desarrollando, produciendo y distribuyendo independientemente sus propias excavadoras de 5 a 9 toneladas, una gama de productos que seguirán distribuyéndose bajo la marca Wacker Neuson a través de su red de distribución.

Las empresas planean una introducción gradual de los modelos e ir completando la cartera de productos paulatinamente, con diferentes máquinas y de diferentes tamaños. El Grupo Wacker Neuson invertirá una suma millonaria de dos dígitos de euros para ampliar su capacidad de producción. La directiva de Wacker Neuson confía en que este acuerdo acelerará «sustancialmente» el crecimiento rentable del grupo a medio plazo, si bien no espera una contribución significativa a sus ventas y beneficios en los próximos tres o cuatro años.

A principios del año pasado John Deere presentó el prototipo de una excavadora eléctrica, denominada John Deere E-Power (la máquina que aparece en la portada de este artículo). Según dijo el fabricante, el objetivo era conseguir o superar el rendimiento de la John Deere 310L diésel, una máquina de 6,65 toneladas y un motor diésel de 4.5 litros y 102 CV de potencia. Además de ofrecer tracción en las cuatro ruedas, el propulsor eléctrico tiene que ser capaz de alimentar todos los equipos auxiliares y los sistemas hidráulicos que mueven la pala delantera y el cucharón trasero retroexcavador.

Conversaciones: