Híbridos y Eléctricos

FABRICADA POR IDRA

El exoesqueleto de acero del Tesla Cybertruck necesita la Gigapress más grande del mundo

Tesla ha adquirido una nueva máquina de fundición, la más grande del mundo, que se encargará de fabricar el exoesqueleto de acero que conforma el chasis y parte de la carrocería del Tesla Cybertruck.

Gigapress tesla cybertruck pick-up electrica-portada
La máquina de fundición más grande del mundo, creada por Idra, se encargará de fabricar el exoesqueleto de acero que forma el chasis y parte de la carrocería del Tesla Cybertruck.

Las conocidas como ya como Gigapress, las máquinas de fundición que Tesla utiliza para fabricar las grandes piezas que conforman el chasis del Model Y, están a punto de quedarse pequeñas ante una nueva incorporación. La nueva máquina de fundición, la más grande del mundo, fabricada por la italiana Idra bajo el encargo de Tesla, se encargará de crear el exoesqueleto de acero que forma el chasis y parte de la carrocería del Cybertruck.

En los últimos años, Tesla ha estado invirtiendo mucho dinero y mucho tiempo en tecnologías de fundición que aceleren el proceso de fabricación de sus coches eléctricos. Los programas de I+D dedicados se han basado en el desarrollo de nuevas aleaciones que permitan conformar piezas fundidas más grandes que simplifican enormemente el proceso de ensamblaje. Pero otra parte fundamental de esta inversión son las máquinas que hacen posible realizar estos trabajos.

Gigapress tesla cybertruck pick-up electrica-interior2
Idra ha estado probando en sus instalaciones una nueva Gigapress capaz de desarrollar más de 88.000 kN de presión.

El fabricante adquirió varias unidades de la que en ese momento era la máquina de fundición más grande del mundo. Estas Gigapress, desarrolladas por el grupo italiano Idra, cuyo coste es multimillonario, ya trabajan para Tesla. La primera se instaló en la fábrica de Fremont y comenzó a operar en 2020. Fue la primera de su clase en ese momento, capaz de desarrollar una presión de sujeción de 55.000 a 61.000 kN.

Gracias a estas máquinas, Tesla ya es capaz de producir el Model Y con un subchasis trasero formado por una sola pieza, en lugar de las 70 que se requerían con los procedimientos y la maquinaria anterior. Con las nuevas máquinas que se instalaron en la Gigafactoría de Austin en Texas, Tesla puede fabricar un Model Y con subchasis delantero y trasero formados por una sola pieza.

Durante la última semana, Idra ha estado probando en sus instalaciones una nueva Gigapress capaz de desarrollar más de 88.000 kN de presión, que será la máquina de este tipo construida hasta la fecha más grande del mundo. Durante estas pruebas se rumoreaba que esta máquina sería para el fabricante californiano, dada la relación comercial existente entre ambas empresas. Los rumores finalmente se han convertido en realidad con la confirmación por parte del CEO de Tesla, Elon Musk, de que esta máquina se utilizará para la fabricación del Cybertruck.

Gigapress tesla cybertruck pick-up electrica-interior1
El Cybertruck está construido para ofrecer la máxima durabilidad y protección de los pasajeros gracias a un exoesqueleto casi impenetrable, una carrocería de acero inoxidable laminado en frío Ultra-Hard 30X y el blindaje de los vidrios.

Cuando la pick-up eléctrica fue presentada en público fue muy comentada la revelación por parte de Musk de una característica innovadora en la construcción de este nuevo vehículo eléctrico. Un exoesqueleto de acero inoxidable que requeriría un nuevo nivel de capacidad de fundición. Según Tesla, “el Cybertruck está construido con una carcasa exterior desarrollada para ofrecer la máxima durabilidad y protección de los pasajeros. Comenzando con un exoesqueleto casi impenetrable, cada componente está diseñado para una fuerza y ​​resistencia superiores, desde la carrocería estructural de acero inoxidable laminado en frío Ultra-Hard 30X hasta el blindaje de todos los vidrios”.

Inicialmente, la empresa admitió que necesitaría desarrollar nuevas técnicas de fabricación para llevar este vehículo a la producción. Y, efectivamente, esta nueva máquina de fundición gigante es parte de ese plan.

Ahora solo hace falta que Tesla concluya el desarrollo de su pick-up eléctrica que fue presentada en 2019 y que ya debería haber entrado en producción. El fabricante ha ido retrasando su programa al centrarse en incrementar la capacidad de fabricación del Model Y. La última fecha anunciada por la compañía para el inicio de la producción es algo tan genérico como el año 2023. Esta nueva máquina podría representar una señal de que esta vez Tesla sí podría cumplir con esta previsión.

Conversaciones: