Híbridos y Eléctricos

INFLACIÓN EN EUROPA

La inflación no para: algunos fabricantes sólo garantizan sus precios para 4 meses

La creciente inflación en Europa está causando muchos estragos en el mercado automovilístico, hasta el punto que algunas marcas alemanas solo garantizan el coste del vehículo hasta cuatro meses después de su compra.

BMW-iX1
BMW, Mercedes y Volkswagen afirman no poder garantizar el precio de sus coches más allá de cuatro meses desde su compra

La actual inflación desmesurada en ciertos mercados está haciendo que muchos fabricantes de automóviles se vean en la necesidad de subir los precios de sus vehículos. Esto supone que, en caso de adquirir un modelo de BMW, MercedesVolkswagen o Kia, entre otras, solo garantizarán su precio de compra durante los cuatro primeros meses después de firmar el contrato de compra. Es lo que señala el medio alemán Automobilwoche, que ha tenido contacto con algunos directivos que así lo han confirmado. 

Esto supone un varapalo para muchos posibles compradores, puesto que con los tiempos de entrega que barajan para algunos modelos, es muy probable que la entrega se demore más de cuatro meses, y por tanto supone un incremento de precios para los vehículos en cuestión. 

Recientemente se han publicado los datos económicos referentes al IPC en Europa del pasado mes de octubre. En ellos se aprecia que la media general se alzó por encima del 10,7%. Países como Alemania (11,6%), Italia (12,8%) o Países Bajos (16,8%) se sitúan muy por encima de los porcentajes presentados por España, donde el INE ha estimado una inflación del 7,3%, siendo así uno de los países de la zona euro con menor índice de ascenso. Este alza de precios, por supuesto, se ha visto reflejado en el precio de los coches de todo el mercado. 

La creciente subida de precios en los coches, entre otras cosas, viene detonada por un ascenso en el precio de las materias primas, algo que hace realmente complicado a las marcas automovilísticas hacer predicciones fiables de cara a meses próximos. Es por ello que algunos fabricantes tan sólo garantizan el precio de compra durante cuatro meses después de la firma del contrato.

mercedes-eqa-2021-1
Estas marcas presentan posibilidades de cancelación del pedido en caso de aumento de precios

Desde un grupo de concesionarios alemanes se han defendido asegurando que ellos “deben protegerse financieramente”, ya que si un producto cada vez les cuesta más adquirirlo, sus márgenes de beneficio caen, y esto es algo que no pueden permitirse, puesto que “las facturas continúan llegando y hay que pagarlas”. Afirman también que hay otros motivos para el aumento del precio final de los coches, y es que también crece notablemente las tasas de interés en el caso de hacerse con un vehículo mediante renting o financiación de compra. 

Según el periódico alemán Automobilwoche, en BMW entienden la situación del cliente afectado y en caso de una subida de precio del modelo ya adquirido, ofrecen a dicho cliente la posibilidad de cancelar el contrato de compra, aunque no hablan de las posibles condiciones para esta cancelación, como la pérdida de la entrada u otros pormenores. En Mercedes son algo menos complacientes y sólo permiten que los clientes afectados rescindan el contrato de forma gratuita si el precio del vehículo en cuestión ha aumentado un 3% o más.

Volkswagen y KIA son algo más complacientes. Si se especifica una fecha de entrega al comprar un Volkswagen, se aplica la protección de precio. Pero si los clientes hacen un pedido a un concesionario que ha agotado su cupo, Volkswagen confirma el pedido pero no da una fecha de entrega cerrada. En este caso, los clientes tienen que estar de acuerdo con cada ronda de actualización de precios, de las cuales hay dos o tres al año con subidas en torno al 3%. En el caso de KIA, la marca surcoreana ofrece un plazo de siete meses para mantener el precio del contrato; a partir de ese periodo, se reserva el derecho a realizar ajustes en el precio.

Conversaciones: