Híbridos y Eléctricos

FCA obligará a sus híbridos enchufables a circular en modo eléctrico en las ciudades

Turin Geofencing Lab es un proyecto piloto de FCA y las autoridades de Turín para garantizar que cuando un híbrido enchufable entre en una zona de bajas emisiones de la ciudad cambie automáticamente al modo eléctrico.

Jeep Renegade 4xe del proyecto Turin Geofencing Lab entrando en una zona sensible a las emisiones de la ciudad de Turín.
Jeep Renegade 4xe del proyecto Turin Geofencing Lab entrando en una zona sensible a las emisiones de la ciudad de Turín.

Fiat Chrysler Automobiles (FCA) ha lanzado un proyecto piloto en Turín para probar una nueva tecnología que pasa al modo eléctrico a los coches híbridos enchufables cuando ingresan en una zona sensible a la contaminación. El objetivo de esta prueba es obligar a estos vehículos a funcionar en este modo sin que la decisión dependa del conductor. A cambio, recibirán las mismas ventajas de las que disfrutan los vehículos cien por cien eléctricos en el interior de las ciudades. Los responsables del proyecto comprobarán cómo puede ayudar este sistema a reducir las emisiones y los gases de efecto invernadero en las ciudades.

La entrada en vigor de la nueva legislación de emisiones de la Unión Europea, la oferta de modelos electrificados que los fabricantes pondrán en el mercado en los próximos años va a crecer de manera exponencial con el objetivo de reducir las emisiones promedio de CO2 de cada una de sus flotas. Los híbridos enchufables son parte integral de la estrategia de electrificación. Los PHEV atraen a los consumidores porque sirven tanto para recorrer largas distancias con su motor de combustión, como para hacer pequeños recorridos urbanos en modo eléctrico. Los protocolos de entrada a las grandes ciudades, que prohibirán el acceso en muchos casos a los vehículos de combustión, pueden convertirse en un aliciente para el comprador que hará crecer la demanda de esta tecnología.

Precisamente, esta tecnología es la protagonista del proyecto piloto que FCA está lanzando en Turín bajo el nombre Turin Geofencing Lab. Cuenta con la colaboración del Departamento de Transporte, Infraestructura y Movilidad de esta ciudad e involucra a las autoridades y su agencia de transportes públicos GTT. El objetivo es garantizar que cuando un vehículo híbrido enchufable entre en la zona delimitada de bajas emisiones se produzca el cambio al modo eléctrico (si las condiciones técnicas del vehículo lo permiten) sin dejarlo a voluntad del conductor.

Jeep Renegade 4xe del Jeep Renegade 4xe

Jeep Renegade 4xe del Turin Geofencing Lab.

Para que los híbridos enchufables cambien automáticamente al modo eléctrico cuando entren en la ciudad, emplean lo que se conoce como geofencing. Se trata de un servicio basado en la determinación precisa de la ubicación de un dispositivo o vehículo mediante sensores, GPS, RFID, Wi-Fi o datos móviles que activan el lanzamiento de una acción preprogramada cuando ingresa o sale de un límite virtual configurado, geovallado, que se conoce como geofence.

En el caso del proyecto de FCA los sensores integrados en el vehículo apagarán automáticamente el motor de combustión y cambiarán al modo eléctrico cuando el conductor ingrese a los límites de la ciudad. Al funcionar en este modo, los conductores de estos vehículos tendrán acceso a los mismos beneficios adicionales que los propietarios de vehículos 100% eléctricos, como, por ejemplo el estacionamiento gratuito.

Las primeras pruebas se están realizando con el nuevo Jeep Renegade 4xe, y podrían extenderse a los otros modelos híbridos del grupo a partir del próximo año. Este modelo equipa un motor de de gasolina de 1,3 litros y 180 CV y otro eléctrico de 60 CV. Su batería, de 11 kWh de capacidad le proporciona 50 kilómetros de autonomía en modo eléctrico.

BMW realizó el año pasado una experiencia similar en la ciudad de Rotterdam. Sin embargo, en este caso, el conductor del vehículo recibía un recordatorio en su teléfono solicitándole el cambio al modo eléctrico cuando entraba en el área geovallada, en lugar de realizarse el cambio de forma automática. Más recientemente el fabricante ha anunciado la implementación del sistema BMW eDrive Zones. que permite al coche saber cuándo ha entrado en una zona restringida de bajas emisiones y activa automáticamente el modo de funcionamiento 100% eléctrico. En el caso del programa piloto de FCA, el conductor no tiene control sobre el cambio a eléctrico, ya que los sensores a bordo determinan la ubicación del vehículo. 

Roberto Di Stefano director de EMEA e-Mobility en FCA ha asegurado que se complete el proyecto de Turín, se ofrecería gradualmente a otras ciudades, tanto en Italia como en otros países.

Conversaciones: