Híbridos y Eléctricos

INVERSIÓN EN SOLID POWER

Ford apostará por las baterías en estado sólido para sus próximos coches eléctricos

Ford colaborará con Solid Power en el desarrollo y adecuación de las baterías en estado sólido para su implementación en los vehículos eléctricos de la próxima generación.

Ford colaborará con Solid Explorer para la implementación de las baterías en estado sólido en los coches eléctricos.
Ford colaborará con Solid Explorer para la implementación de las baterías en estado sólido en los coches eléctricos.

Ford ha anunciado un acuerdo de colaboración con Solid Power para el desarrollo de la tecnología de las baterías en estado sólido de la próxima generación de coches eléctricos y su adaptación a la industria. El acuerdo incluye una importante inversión económica por parte del fabricante americano para la puesta en marcha de la primera instalación de producción automatizada de Solid Power en el segundo trimestre de este año.

En septiembre de 2018, Solid Power recaudó 20 millones de dólares en una ronda de financiación en la que obtuvo la confianza de empresas como Hyundai Cradle, Samsung Venture Investment, Sanoh Industrial, Solvay Ventures y A123 Systems. A finales de 2017, Solid Power anunció un compromiso similar al que ha firmado con Ford con el fabricante alemán BMW.

Ford se une ahora a este grupo de inversores con este acuerdo de colaboración que ayudará a Solid Power a adaptar esta tecnología a sus próximos coches eléctricos en una instalación totalmente automatizada que pondrá en marcha en el segundo trimestre de 2019.

Ford confía en el potencial de la tecnología de baterías de estado sólido para crear vehículos eléctricos más seguros y con mayor autonomía. Según Ken Washington, Director de Tecnología de Ford su participación en Solid Power les permite “seguir colaborando en una importante tecnología emergente que podría transformar el diseño y la integración de los vehículos eléctricos”.

Prototipo de batería de electrolito sólido de Solid Power

Prototipo de batería de electrolito sólido de Solid Power.

La compañía estadounidense Solid Power se creó en 2012 derivada de un programa de investigación de baterías de la Universidad de Colorado Boulder y posteriormente ha centrado su trabajo en la investigación y desarrollo de baterías de litio en estado sólido.

Esta tecnología combina un cátodo, un ánodo de litio metálico y una capa de electrolito sólido inorgánico segura que proporciona a sus baterías hasta un 50% más de densidad energética a nivel de módulo, con una gran simplicidad en su diseño. En la siguiente tabla, proporcionada por Solid Power, se muestra una comparación entre las baterías convencionales de iones de litio. En estas la densidad energética que se puede lograr abarca una horquilla muy amplia, entre los 320 y los 700 Wh/kg. La compañía no indica exactamente el marco temporal que implican alcanzar estas características. Actualmente, por ejemplo, las celdas que Panasonic suministra a Tesla para sus coches eléctricos alcanzan una densidad energética de hasta 250 Wh/kg.

Comparación entre las características del las baterías de iones de litio y las de estado sólido de Solid Power

Comparación entre las características del las baterías de iones de litio y las de estado sólido de Solid Power.

También aumenta sustancialmente la seguridad al eliminar el electrolito líquido inflamable de las baterías actuales, que se sitúa entre los electrodos. Gracias a esta simplicidad y a la eliminación de los sistemas de control térmico el coste de fabricación se reduce. Estas características se unen a la compatibilidad con la fabricación estándar de la industria, rool-to-roll, que automatiza el proceso de producción.

A pesar de todas las ventajas que ofrece esta tecnología, en los últimos años, durante las investigaciones y su desarrollo han surgido algunos inconvenientes como el rango de temperaturas de funcionamiento o la densidad de corriente de los electrodos. Compañías como Bosch, tras invertir varios millones, han se han ido alejando de ella, por no ver claro el camino para su producción en masa. Hasta ahora, ninguna empresa ha logrado producirlas a gran escala a un precio competitivo respecto a las actuales baterías de iones de litio.

A pesar de todo esto, la mayoría de los expertos están de acuerdo en que no es una cuestión de si las baterías de estado sólido sustituirán a las actuales, sino de cuando lo harán.

Conversaciones: