Híbridos y Eléctricos

LA DEMANDA ACELERA SUS PLANES DE ELECTRIFICACIÓN

Ford planea vender sólo coches eléctricos en Europa antes de lo previsto

El fabricante estadounidense asegura que el objetivo de vender solamente coches eléctricos en Europa para 2030 podría llegar antes de lo previsto.

prueba-ford-mustang-mach-e-2021-03
Ford Mustang Mach-E en un puesto de recarga Ionity

Ford ha sido uno de los fabricantes que ya ha anunciado la fecha para dejar de comercializar coches de combustión y vender únicamente coches eléctricos, al menos en Europa. El fabricante estadounidense se puso como objetivo el año 2030, pero ahora aseguran que podría ser antes.

A estas alturas ya no es un secreto para nadie: la industria de la automoción vive una especie de revolución, o una evolución a marcha rápida, con la electrificación y las baterías como protagonistas. La situación es tal que algunos fabricantes, como Ford, se han visto sorprendidos por la demanda.

El pasado mes de febrero, Ford anunció una inversión de 828 millones de euros para impulsar la movilidad eléctrica en Europa. Esa estrategia incluye una transformación sin precedentes de su fábrica de Colonia (Alemania) para alojar la producción de un nuevo coche eléctrico basado en la plataforma MEB de Volkswagen, y la eliminación de los turismos con motor de combustión en su gama europea para 2030.

Sin embargo, en una reciente conferencia con el Financial Times, el director general de Ford Europa, Stuart Rowley ha asegurado que es «muy posible» que los planes de electrificación «avancen más rápido». Esto se debe principalmente a que la demanda de vehículos eléctricos en Europa ha sido más fuerte de lo esperado (acaso Ford hizo previsiones demasiado conservadoras).

El objetivo previsto de Ford es que todos sus vehículos de pasajeros vendidos en Europa sean eléctricos o híbridos enchufables para mediados de 2026. Sin embargo, «cada vez que miramos los datos, aceleramos nuestra proyección», aseguró Stuart Rowley. La compañía estadounidense ya tiene a la venta el Ford Mustang Mach-E y añadirá un segundo SUV eléctrico en 2023 basado en la plataforma MEB de Volkswagen. 

Más adelante añadirá un segundo modelo eléctrico sobre la misma plataforma, el tercero de la gama, si bien todavía se desconoce qué planteamiento elegirá Ford para ese modelo. Esto dependerá del rumbo de la marca y la evolución de las ventas (actualmente la carrocería más demandada sigue siendo la de tipo SUV), ya que la gama de la empresa matriz influirá en la gama europea. 

Que Ford sea totalmente eléctrico antes de 2030 dependerá de su gama de modelos, según Rowley, ya que «habrá segmentos que no serán totalmente eléctricos [en 2030], pero quizá [Ford Europa] no participemos en ellos». Uno de los modelos que más expectación levanta es el Ford Fiesta, un modelo muy popular en Europa, sobre el cual, de momento, Ford ha esquivado las preguntas acerca de cómo lo electrificará.

Conversaciones: