EN 19 DE SUS ESTABLECIMIENTOS

Lidl invertirá 600.000 euros en 40 estaciones de carga rápida en Baleares

La red de supermercados de alimentación Lidl invertirá 600.000 euros en la instalación de 40 estaciones de recarga para coches eléctricos en 20 localidades de las Isla Baleares.

Punto de recarga de Lidl en Coslada, Madrid.
Punto de recarga de Lidl en Coslada, Madrid.

La cadena de alimentación alemana Lidl ha anunciado la instalación de 40 estaciones de recarga rápida en 19 de sus establecimientos de las Islas Baleares. La recarga será totalmente gratuita para todos sus clientes dentro del horario de apertura de sus tiendas y no requerirá de ningún tipo de tarjeta de adhesión ni aplicación para ponerla en marcha. De las 40 estaciones anunciadas 15 están situadas en la isla de Mallorca.

Cada uno de estos puntos de carga permite su uso a cualquier vehículo eléctrico del mercado puesto que cuenta con los tres formatos de carga más habituales montados por los fabricantes. En ellos es posible recargar en corriente continua bajo los protocolos CHAdeMO y CCS y en corriente continua trifásica y monofásica mediante un conector tipo 2.

La instalación de estos puntos de recarga supone una inversión de 600.000 euros y forma parte del plan de sostenibilidad medioambiental de la empresa. Según el comunicado de prensa emitido por la cadena, durante el primer año de funcionamiento de estas nuevas instalaciones los coches eléctricos que recarguen sus baterías en ellas recorrerán 500.000 kilómetros, lo que supone evitar unas emisiones de 60 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Lidl asegura haber escuchado a sus clientes, que han sido los que les han demandado este tipo de servicio. Así lo ha asegurado Achim Becker, director regional de Lidl en las Islas, asegurando que “con esta iniciativa estamos atendiendo las necesidades de un importante número de consumidores que, a partir de ahora y gracias a Lidl, podrán recargar sus vehículos eléctricos de forma gratuita en la mayoría de nuestras tiendas”.

En septiembre de 2016 Lidl inauguró la primera instalación de este tipo en España, situada en la localidad madrileña de Coslada. Se trataba de un proyecto piloto que trataba de estudiar la implementación de este servicio en el resto de sus tiendas.

En agosto, Lidl anunció también su plan de instalar, en Irlanda, otras 40 estaciones de carga en 20 de sus tiendas, que estarán operativas dentro de seis meses. Lidl cuenta actualmente con 32 estaciones de carga rápida en Austria que operan desde enero, mientras que en Alemania son 12 las tiendas que cuentan con este servicio para sus clientes.

Conversaciones: