Híbridos y Eléctricos

VEHÍCULOS AUTÓNOMOS

Lilium presenta un taxi volador, eléctrico y autónomo capaz de volar a 300 km/h

Lilium presenta una nueva propuesta para un servicio de taxis voladores, eléctricos y autónomos, de despegue y aterrizaje vertical, capaces de desplazarse a 300 km/h con una autonomía de vuelo de 300 kilómetros.

Nueva propuesta de taxis aéreos eléctricos y autónomos de Lilium.
Nueva propuesta de taxis aéreos eléctricos y autónomos de Lilium.

Lilium es una empresa alemana de las muchas que, últimamente, desean conquistar el mercado emergente de los desplazamientos aéreos en vehículos eléctricos y autónomos. La nueva propuesta fue presentada por el CEO de la empresa, Remo Gerber, en la pasada edición de la Web Summit, la versión europea del CES de Las Vegas celebrada en Portugal.

El servicio de taxis aéreos presentado por Lilium emplea vehículos eléctricos y autónomos de despegue y aterrizaje vertical (VTOL). Su cometido será efectuar viajes urbanos personales, previa reserva a través de una aplicación para dispositivos móviles como la que utilizan Uber o Cabify.

Desde una o varias plataformas situadas en las azoteas de los edificios más céntricos de la ciudad, los pequeños vehículos de Lilium despegarán para atender el encargo de sus clientes. La velocidad horizontal que serán capaces de desarrollar es de 300 km/h y la autonomía de vuelo de aproximadamente 300 kilómetros, por lo que cada vehículo podrá realizar el servicio completo de un día sin necesidad de volver a la plataforma a recargar.

Los vehículos depegan desde una plataforma elevada situada en la azotea de los edificios

Los vehículos despegan desde una plataforma elevada situada en la azotea de los edificios

Otras propuestas de taxis aéreos

Este tipo de transporte, que hace unos años podían definirse como de ciencia ficción, está empezando a tomar cuerpo de la mano de pequeñas startups y grandes empresas. Así, por ejemplo, Uber colabora con la NASA para poner en marcha los primeros vuelos comerciales en 2023. Airbus, junto a Audi e Italdesign, ha presentado un coche eléctrico dotado de conducción autónoma con una cabina configurada como un dron de pasajeros.

Estas no son las únicas propuestas de grandes empresas que hemos podido conocer en los últimos años. Boeing ha creado una nueva división, Boeing NeXt dedicada a desarrollar un servicio de taxis voladores. Aston Martin colabora con la Universidad de Cranfield y Rolls-Royce para crear un vehículo híbrido eléctrico para viajes urbanos e interurbanos. En 2017, Toyota invirtió en la empresa Cartivator para desarrollar el vehículo volador eléctrico SkyDrive con el objetivo de tenerlo disponible para los Juegos Olímpicos de Tokio, que se celebrarán en 2020. Daimler financiará a la empresa Volocopter para el desarrollo de multicópteros eléctricos para el transporte de personas y mercancías cuyas primeras pruebas reales han comenzado en Dubai este mismo año.

Otras empresas, más pequeñas, también han hecho sus propuestas. Terrafugia, en la que ha invertido el grupo chino Geely, cuenta con varios prototipos y tiene la intención de vender su primer modelo funcional el año que viene. Por último, Pal-V Liberty presentó su primer modelo de producción listo para su venta en el pasado Salón de Ginebra, aceptando ya las reservas previas a cambio de un depósito de 25.000 euros.

Conversaciones: