LLEGARÁ EN 2019

Mazda diseña su primer coche eléctrico a medida para esta tecnología

El primer coche eléctrico de Mazda, que llegará al mercado en 2019, estará diseñado específicamente para albergar un tren motriz eléctrico. Por este motivo no estará basado en ningún modelo de la gama, aunque sí seguirá su lenguaje de diseño.

El primer coche eléctrico de Mazda estará hecho a medida para su tren motriz.
El primer coche eléctrico de Mazda estará hecho a medida para su tren motriz.

Mazda es uno de los fabricantes de automóviles que más lentamente está respondiendo al cambio en la industria hacia la electrificación. Hasta ahora la mayoría de sus anuncios estaban marcados por mantener los motores de combustión reduciendo las emisiones mediante diferentes tecnologías eléctricas de hibridación. Sin embargo, el fabricante japonés ha anunciado la llegada de un modelo completamente eléctrico en 2020, que está siendo ya desarrollado desde cero, es decir, que será un nuevo diseño hecho a medida para los componentes eléctricos.

La información sobre este nuevo coche eléctrico es bastante escasa. Es posible que Mazda decida implementarlo sobre un SUV, un formato ahora muy popular y que tiene gran aceptación en el mercado. Gracias a su mayor altura y tamaño, esta configuración permite además ubicar la batería en la parte baja del habitáculo y los motores en los ejes, que es la estructura idónea para este tipo de tren motriz.

Según anunció a principios de año, Mazda y su socio chino Changan Automobile Group lanzarán un SUV eléctrico en 2019, que únicamente se venderá en el país asiático, con la vista puesta en sus cada vez más exigentes regulaciones de emisiones. Los componentes eléctricos de este nuevo modelo serían suministrados por la empresa china, mientras que Mazda se ocuparía de la carrocería y otros elementos.

El jefe de diseño de Mazda, Ikuo Maeda, quiere que los coches eléctricos de la marca encajen en la línea de estilo del resto de la gama. Según ha dicho los coches eléctricos no tienen por qué convertirse en “diseños digitales”. Jo Stenuit, jefe de diseño de Mazda en Europa apuesta por una gama eléctrica que mantenga el espíritu de la marca y no “se vean como una nevera, como ocurre con otros fabricantes”, ha añadido.

Mazda adaptará su famoso motor rotativo al coche eléctrico.

Paralelamente, Mazda lanzaría una versión de este mismo coche incorporando además un motor rotativo que actuaría como extensor de rango, para aumentar su autonomía. Posteriormente, en 2021, Mazda lanzaría su primer híbrido enchufable.

Mazda anunció el año pasado una alianza con Toyota para la fabricación de vehículos eléctricos. Sin embargo este primer modelo no saldrá de este acuerdo. Jeff Guyton, presidente y CEO de Mazda Europa, lo ha confirmado explicando que el coche ha estado siendo desarrollado antes de que se firmase el acuerdo con Toyota.

Este futuro SUV eléctrico forma parte del plan estratégico de la marca “Zoom-Zoom sostenible 2030”, en el que Mazda se compromete a reducir en un 50% el promedio global de sus emisiones de CO2 “desde la extracción a la rueda” en 2030, en comparación con las emisiones de 2010. Por lo que sabemos hasta ahora este nuevo SUV eléctrico no tiene muchas posibilidades de llegar a Europa. Para el Viejo Continente, Mazda tiene la intención de electrificar el 95 % de sus propulsores  de aquí a 2030, aunque la mayoría de los modelos serán híbridos suaves o dotados de tecnología mild hybrid de 48 voltios. Así, por ejemplo, el nuevo Mazda 3 utilizará un motor de gasolina de encendido por compresión que, según se prevé, reducirá el consumo de combustible hasta en un 30%, y todas sus unidades de gasolina emplean tecnología híbrida suave.

Conversaciones: