Híbridos y Eléctricos

DOS MESES DE TRABAJO

NIO dirige sus proyectos de I+D hacia las baterías LMFP, para sustituir a las LFP

NIO apuesta por las baterías de litio ferrofosfato y manganeso (LMFP) que acabarán sustituyendo a las LFP ya que alcanzan un 15 % más de densidad energética con unos costes muy similares.

nio baterias lmfp programa i+d-portada
NIO dirige su programa de I+D al desarrollo de baterías LMFP con el objetivo de sustituir paulatinamente a las LFP.

Fuentes cercanas al fabricantes de coches eléctricos chino NIO aseguran que la compañía está dirigiendo sus proyectos de I+D hacia las baterías de litio ferrofosfato y manganeso (LMFP). Los cátodos de las celdas de estas baterías emplean la misma base química que las de litio ferrofosfato (LFP) pero son más densas energéticamente por el añadido de manganeso. NIO sigue así los pasos de las baterías M3P de CATL que ya están siendo fabricadas en masa y que podrían implementarse en el Tesla Model Y que se fabrica en Shanghái a partir del año que viene.

NIO acaba de confirmar que lleva dos meses trabajando en su programa de I+D para el desarrollo de baterías LMFP, que se están convirtiendo en una alternativa a las químicas ternarias NCM y en las sustitutas de las LFP. Por la información que ha trascendido hasta ahora, estas baterías serían muy similares en cuanto a características y especificaciones a las MP3 de CATL, según ha informado el medio local LatePost.

Según los expertos y las informaciones que se han ido filtrando, esta tipología de baterías alcanza una densidad de energía un 15 % superior a la que logran las de fosfato de litio y hierro (LFP). Teóricamente, las baterías LMFP puede alcanzar una densidad gravimétrica de entre 210 y 230 Wh/kg y una densidad volumétrica de 450-500 Wh/litro, según indica PushEV.com, lo que supone entre un 15 y un 20 por ciento más que las baterías LFP, sin que eso suponga una diferencia importante en el coste de los materiales.

baterias LFMP CATL-portada
Baterías LFMP de CATL.

Actualmente, el cátodo de las celdas de las baterías de litio está formado por una química ternaria NCM rica en níquel (níquel, cobalto y manganeso) o por fosfato LFP, que poco a poco están ganando cuota de mercado impulsadas sobre todo por el mercado chino. En la primera mitad de este año, las baterías con base ternaria instaladas en China alcanzaron los 45,6 GWh, lo que representa el 41,4 % del total, según los publicados por China Automotive Battery Innovation Alliance (CABIA) el mes pasado. Eso quiere decir que las baterías con base LFP, con 64,4 GWh instalados, el 58,5 % del total, ya son las más utilizadas en el mercado de vehículos eléctricos más grande del mundo.

La reciente aparición de las baterías LMFP parece indicar que irán reemplazando poco a poco a las LFP convirtiéndose en la solución principal para las baterías basadas en fosfato, según asegura LatePost que cita fuentes relacionadas con la industria.

En su informe de evaluación ambiental publicado a finales de mayo, NIO reveló que invertiría 218,5 millones de RMB (unos 32 millones de euros) en Shanghái, donde se encuentra su sede mundial, para construir un laboratorio de baterías de litio y una línea piloto de celdas. El pasado 9 de junio, en una conferencia telefónica realizada después de publicar su informe de resultados económicos trimestrales, el presidente y director ejecutivo de NIO, William Li, confirmó que la empresa estaba dispuesta a desarrollar las baterías para sus coches eléctricos de manera interna, con el objetivo de prescindir de terceros fabricantes. Actualmente, NIO cuenta con un equipo de 400 personas para investigar áreas que incluyen nuevos materiales para las celdas, nuevos diseños y el desarrollo de sistemas de administración de las baterías.

Bateria hibrida  NIO celdas NCM LFP-portada
Paquete de baterías híbrido de NIO de 75 kWh de capacidad que contiene celdas de batería ternarias y celdas LFP.

En los últimos años, todos los coches eléctricos de NIO han estado utilizando baterías ternarias NCM, que son las que se emplean comúnmente en los modelos de gama alta. Aunque estos paquetes ofrecen una mayor densidad energética, también tienen un coste mayor coste de producción y una menor seguridad que las baterías LFP. Por su parte, estas rinden peor en cuanto a autonomía a bajas temperaturas. Precisamente, el lanzamiento de dos nuevas marcas, una de carácter premium y otra de gran volumen para el mercado de masas, podría estar relacionado con el destino de esta tecnología.

El pasado mes de septiembre, NIO presentó un paquete de baterías híbrido de 75 kWh de capacidad que contiene celdas de batería ternarias NCM y celdas LFP, lo que convierte a NIO en la primera empresa de vehículos eléctricos en utilizar ambas tecnologías en un mismo paquete de baterías. Entre sus principales ventajas está que proporcionan el mismo rendimiento que las baterías ternarias con un buen comportamiento a temperaturas bajas, además de una mejor estimación de la autonomía restante (SOC) gracias a la tecnología patentada por NIO.

Conversaciones: