Híbridos y Eléctricos

SE DESCARTA LA DENOMINACIÓN GEMINI

Nio ES7, así se llamará el nuevo modelo del fabricante chino

Hacía tiempo que corrían rumores sobre el nuevo modelo que Nio tenía planeado lanzar al mercado. Finalmente parece haberse desvelado que su nombre comercial será ES7. Una opción mucho más lógica.

nio-es7_portada
Nio ES7, así se llamará el nuevo modelo del fabricante chino

La marca Nio es una de esas marcas de reciente creación que han visto en la tecnología eléctrica la mejor manera de introducirse en el mercado automovilístico. Su sede está ubicada en China, y aunque para muchos sea un participante desconocido, pronto espera aterrizar en el mercado europeo con productos tan interesantes como el Nio ES7.

En pocos años el nuevo constructor asiático ha ido conformando una oferta de modelos muy tentadora. A los ET7, EC6, Nio ES8 y ES6 pronto se sumará el ES7, que por lógica aritmética debería posicionarse entre el ES6 y el ES8, todo apunta a que su forma debería corresponder a un SUV, tal y como hacen el resto de modelos de la serie ES. Está claro que por ahora son muchos los datos que se desconocen, pero pronto deberían ser desvelados.

Más que nada porque las informaciones apuntan a que la entrada en producción del Nio ES7 está programada para el año 2022. Según esas mismas fuentes la vida comercial del nuevo SUV sería de cuatro años, aunque suponemos que tendría continuación con una importante actualización cumplido ese plazo. Los planes afirman que la compañía espera una producción anual de 60.000 unidades con un precio de venta muy atractivo.

nio-es8_03

NIO ES8 actual.

Ese precio vendría condicionado por las baterías LFP. Las baterías de litio-ferrofosfato cada vez ganan más peso en la industria. Muchos fabricantes estudian su implantación por la buena relación que ofrecen en rendimiento y en precio. En China cada vez está más extendida su utilización, creciendo de forma exponencial en los últimos meses. Tesla es otro fabricante que se ha planteado su uso en un futurible modelo de acceso que debería situarse en torno a los 20.000 euros.

Las baterías LFP utilizan una química derivada de las actuales pilas de iones de litio. Gracias a ello comparten muchas de sus cualidades, incluyendo el elevado potencial electroquímico del litio. Sin embargo, la introducción del hierro provoca varios inconvenientes, el principal de ellos es que la densidad energética se reduce considerablemente. A pesar de ello su producción es mucho más económica, y de ahí que cada vez gane más adeptos dentro de la industria.

Volviendo al Nio ES7, obviamente es pronto para saber si finalmente empleará las baterías de litio-ferrofosfato, y de usarlas cuál serán las prestaciones que consiga, además del precio de venta. En cuanto a la estrategia de la marca, hace unos meses anunciamos la llegada de Nio al mercado europeo con el ES8 bajo el brazo. Noruega será el primer país que visite, y posteriormente se extenderá a más mercados con más modelos.

Conversaciones: