Híbridos y Eléctricos

R1S Y R1T

El pick-up y el SUV eléctrico de Rivian costarán menos de lo esperado

RJ Scaringe, CEO de Rivian, ha asegurado que el precio definitivo al que llegarán al mercado el pick-upo eléctrico R1T y el SUV eléctrico R1S será inferior al previsto hasta ahora, 69.000 y 72.000 dólares respectivamente.

El Rivian R1T y el R1S serán más baratos de lo esperado.
El Rivian R1T y el R1S serán más baratos de lo esperado.

El CEO de Rivian, RJ Scaringe, asegura que, cuando se presenten definitivamente sus dos primeros coches eléctricos, tanto el R1T como el R1S tendrán un precio inferior al anunciado hasta ahora. Las filtraciones indican que será posible adquirir el pick-up eléctrica R1T a partir de 69.000 dólares en Estados Unidos. A su vez, el R1S, el SUV eléctrico derivado de él, tendría un precio algo superior, 72.000 dólares. Scaringe no ha dicho de qué reducción está hablando, ni tampoco cuando se conocerán los precios definitivos, aunque es de esperar que no se demoren mucho puesto que las primeras entregas del R1T están previstas antes de que finalice este año.

Se espera que las configuraciones mecánicas del Rivian R1T y del R1S sean idénticas, de modo que su única diferencia sea el diseño de la carrocería, pick-up en el caso del R1T y SUV en el caso del R1S. En ambos casos contarán con cuatro motores eléctricos montados en el interior de cada rueda, cada uno de ellos con su propia caja de cambios de una sola velocidad. Se ofrecerán en varios niveles de potencia: 300 kW (402 CV), 522 kW (700 CV) y 562 kW (753 CV). Cada uno de ellos estará disponible con una batería de diferente capacidad: 105 kWh y una autonomía de más de 370 kilómetros, 135 kWh y 480 kilómetros, y por último 180 kWh y 643 kilómetros. Según ha explicado Brian Gase, ingeniero jefe de proyectos especiales de Rivian, la batería más grande contiene 7.777 celdas de iones de litio, un número muy redondo que parece un guiño a la suerte por parte de los ingenieros de la empresa.

Rivian R1T

Rivian R1T.

Para la configuración más sencilla, 300 kW (402 CV) y 105 kWh de capacidad de batería, los precios previstos por ahora en el mercado estadounidense son de 69.000 dólares (56.200 euros) para el R1T y 72.000 dólares (6.300 euros) para el R1S. Estos son los precios de referencia que esperan los titulares de los pedidos anticipados ya abiertos para ambos modelos. Rivian no ha querido desvelar cuantos ha recibido y tan solo ha dicho que muestran un “interés realmente positivo”. Su CEO, RJ Scaringe, a través de Reuters, ha anunciado que “cuando se revelen los precios finales, serán más bajos”, sin especificar cuál será esa reducción de la tarifa. Es posible que este anuncio sea consecuencia de una demanda superior a la esperada o una estrategia de marketing por parte de la empresa para estimularla en el caso de que no haya llegado a las expectativas deseadas.

Sea como sea la situación real de la empresa, Rivian se enfrenta ahora a la necesidad de satisfacer la demanda inicial de un producto que ha causado mucha expectación. En otras palabras, Rivian está a punto de enfrentar lo que en el caso de Tesla se llamó “infierno de producción” cuando llegó al mercado el Tesla Model 3. ”Ahora enfrentamos el desafío de que muchos clientes de pedidos anticipados lo los reciban tan rápido como desean porque hay una lista de espera muy larga”, asegura Scaringe.

 

rivian-r1s

Rivian R1S.

Red de recarga, ¡gracias Elon Musk!

El CEO también aseguró que Rivian está trabajando en el despliegue de una red de estaciones de recarga en ubicaciones clave que hasta ahora no han sido contempladas por ninguna otra red actual, como como parques nacionales y zonas de aventura. El R1T y el R1S se aprovecharán de las redes existentes, ya disponibles en la actualidad, para las recargas en carretera puesto que su sistema es compatible con la mayoría de ellas. Scaringe también agradece a Elon Musk y a Tesla el despliegue de su propia red de Supercargadores que, si bien es propietaria y no puede ser utilizada por ningún otro modelo que no sea Tesla, ha estimulado la creación de otras redes de recarga a medida que se anunciaban o llegaban al mercado nuevos modelos con baterías cada vez más grandes y por lo tanto mayor autonomía.  Los nuevos fabricantes como Rivian no tendrán que pagar de su propio bolsillo la puesta en marcha de una infraestructura tan importante y tan bien planificada como la de Tesla.

Conversaciones: