Híbridos y Eléctricos

EN COLABORACIÓN CON SAIC

La primera planta de coches eléctricos de VW en China arranca la preproducción del ID.3

El Grupo Volkswagen ha anunciado el arranque de los trabajos de preproducción del ID.3 en su planta de Anting, en China, con el objetivo de producir las primeras unidades de serie en 2020.

Volkswagen inicia la preproducción del ID3 en China.
Volkswagen inicia la preproducción del ID3 en China.

Volkswagen ha comenzado los trabajos previos para la preproducción de las unidades de preserie del ID.3 en su nueva planta de China situada en Anting y levantada en colaboración con JAC, solo un año después de iniciar su construcción. El inicio de la producción en serie del ID.3 y de los otros dos que se fabricarán sobra la plataforma MEB, está programado para octubre de 2020.

Volkswagen es uno de los muchos fabricantes europeos que han apostado por el mercado del vehículo eléctrico chino, hoy en día el más grande del mundo. El Gobierno ha impuesto la obligatoriedad de cumplir una cuota de ventas de vehículos eléctricos para operar en su mercado. Volkswagen se puso rápidamente manos a la obra para iniciar los trabajos de construcción de una fábrica de la que exclusivamente saldrán vehículos eléctricos.

La ciudad de Anting, en la industrializada provincia de Shanghái y que ya funciona como sede de la filial china SAIC Volkswagen, es la ubicación elegida para esta planta. El objetivo del fabricante alemán es producir 300.000 vehículos al año entre los que incluirá los nuevos modelos, con SUV completamente eléctricos de tamaño mediano y grande. A esta planta se le unirá una segunda instalación en Foshan, que se pondrá en marcha en colaboración con FAW, con lo que la producción combinada alcanzará las 600.000 unidades por año.

Un año después de iniciar su construcción, Volkswagen anuncia los trabajos de preproducción de la planta, con el objeto de cumplir los planes previstos e iniciar la producción real en 2020. El primer modelo que saldrá de sus líneas de producción será una versión específicamente diseñada para China del ID.3. tan solo unos días después del arranque de la producción de este modelo en Alemania.

Aerial view Anting plant/China.

Anting es “una planta de referencia” en cuanto a inteligencia, digitalización y ecología. Se ha maximizado el aprovechamiento del espacio, lo que significa que se necesitan menos metros cuadrados para hacer los mismos trabajos en comparación con una planta estándar. En términos de flexibilidad, “la nueva fábrica establece un punto de referencia en China ya que permiten la ejecución de seis proyectos diferentes de forma simultánea”.

Según Stephan Wöllenstein, CEO de Volkswagen Group China, “hemos sido capaces de levantar una fábrica innovadora en tan solo 12 meses, gracias al esfuerzo de nuestros colegas en Anting, que ya se prepararán aún más para producir el primer modelo chino del Volkswagen ID.3 en Shanghái”. Los planes para el mercado chino del fabricante alemán incluyen la producción de tres modelos eléctricos de la familia ID. para este mercado, que legarán a los puntos de venta entre 2020 y 2022.

En 2028, el Grupo Volkswagen tienen previsto vender más de 22 millones de automóviles eléctricos en todo el mundo, de los que más del 50 por ciento acabarán en manos de propietarios chinos. “China desempeña un papel crucial en nuestra estrategia de electrificación, contribuyendo al objetivo de convertirse en una compañía neutral en carbono en 2050”.

En este caso, el sistema de comercialización sufrirá una importante revisión. El grupo VAG también confirmó que implementará un nuevo sistema de ventas online, “una pieza clave” en el desarrollo de la venta de los próximos modelos.

Tesla es otra de las compañías que ya ha puesto en marcha una fábrica de coches eléctricos en China. En su caso, a diferencia de Volkswagen, la producción de vehículos arrancará inmediatamente después de terminar los trabajos de construcción, al contrario que Volkswagen que esperará un año para afianzar los trabajos de preproducción. La razón es que el Model 3 de Tesla, el primero que se fabricará en China, ya lleva un tiempo rodando por las carreteras de otros países, mientras que el ID.3 todavía no ha comenzado las primeras entregas en Europa.

Conversaciones: